Revista Libros

Paula - Isabel Allende

Publicado el 27 octubre 2010 por Rusta
Paula - Isabel AllendeEditorial: Debols!llo
Páginas: 243
ISBN: 9788497593885
Precio: 9,95€

Hacía mucho tiempo que quería leer este libro. Después de leer la primera novela de Isabel Allende, su otra publicación que me llamó la atención fue Paula. Tenía muchas expectativas puestas en él, y en efecto no me ha decepcionado. Ahora que he terminado su lectura, me alegro de haber tardado algo más de lo previsto en tener este libro en mis manos, porque he podido leer otros libros de la autora durante este tiempo y esto me ha servido para disfrutar más de las historias que nos cuenta en Paula.

Isabel Allende

Me encanta el género del realismo mágico: a pesar de que también me gusta mucho el realismo 'normal', esos añadidos fantásticos descritos por autores hispanoamericanos me resultan creíbles dentro del texto y le dan un toque muy especial y característico. Isabel Allende es una de mis escritoras favoritas dentro de este estilo, y también en general. La descubrí hace años con La casa de los espíritus (1982), su primera novela, y por aquel entonces no tenía ni idea de que la historia que narraba allí era la de su propia familia.

Más adelante leí Hija de la fortuna (1999) y su continuación, Retrato en sepia (2000). Ambas novelas me gustaron, aunque no tanto como La casa de los espíritus, que sencillamente me encantó, es uno de mis libros preferidos. También he leído Inés del alma mía (2006), que a pesar de no tener ese componente mágico de sus otras obras me gustó mucho.
El punto negativo lo pone La ciudad de las bestias (2002), una novela juvenil que no fui capaz de terminar porque las aventuras de los protagonistas con los animales se me hacían muy pesadas. No creo que sea un mal libro, pero es de un género que no me va en absoluto.

Paula: Mis impresiones

Paula es el nombre de la hija de Isabel Allende. En este libro nos cuenta su evolución durante un año, desde que cayó en coma por una enfermedad hasta que finalmente murió. Por lo tanto, conocemos su final de antemano, y aquí ya podemos descartar como posibles lectores a aquellos que busquen una historia llena de intriga y emociones por saber qué sucederá. En Paula se habla de Paula, pero la autora también habla de otros temas, a modo de explicación para su hija. De este modo, podemos conocer muchas historias y anécdotas de la vida de la familia de Allende, y también la evolución histórica de su país, Chile. En el libro se intercalan fragmentos sobre estos tres temas: los que más abundan son los de la vida de la familia, después los del país, y finalmente los referentes a Paula, los más duros. Supongo que el hecho de no centrarse únicamente en su hija hace que la novela sea un poco más llevadera para el lector, porque desde luego no es muy agradable tener que leer escenas llenas de tanto dolor.

Lo primero que me llamó la atención del libro es la gran capacidad de la autora para intercalar y conectar los fragmentos de diversos temas sin que se noten cambios bruscos o forzados. Cada historia o cada parte de una historia ocupa una extensión adecuada, la justa para no quedarse corta pero sin llegar a aburrir. Antes de tener el libro en mis manos pensaba que su historia se centraba únicamente en la enfermedad de Paula, y al leer que también hablaba de su familia y del país pensé que tal vez esas historias adicionales se me harían un poco pesadas. Para nada ha sido así, ni siquiera me he aburrido con la evolución del país (que en principio es lo que suena más a rollo). Allende sabe contar las cosas de forma muy amena, te engancha y te mete dentro de una historia y después hace lo mismo con otra. En mi opinión, con estos saltos entre pasado y presente tan bien hechos el libro gana muchos puntos como obra literaria.

Entre las historias de la familia y de Chile que cuenta, podemos encontrar de todo. Hay algunas muy curiosas, su vida es muy especial. Me llamó mucho la atención cuando comentó que su abuelo inspiró La casa de los espíritus. Mira que hace años que leí este libro y apenas recuerdo sus escenas, pero ahora cada vez que aparecía su abuelo en el libro de Paula no podía evitar recordar a Esteban Trueba, aquel personaje con tanto carácter que al final de su vida mostró su lado más tierno junto a su nieta. Fue una sensación un poco extraña para mí descubrir que uno de mis personajes literarios preferidos, Clara la clarividente, representaba a la abuela de Isabel Allende y no era fruto de su imaginación. Tal vez alguien que haya leído Paula ya sabía que La casa de los espíritus hablaba de su familia, pero para mí ha sido toda una sorpresa descubrirlo aquí.

Las historias que cuenta, por lo general, están bien, pero hay algunas más aburridas que otras, todo hay que decirlo. De todas formas, el que se cuenten tantas anécdotas y se vaya alternando temas con tanta frecuencia tiene la ventaja de que si te pierdes en uno puedes engancharte al siguiente sin haberte perdido nada importante. Para mi sorpresa, las escenas que he considerado aburridas no son las de la historia del país, éstas se leen todas muy bien y no me han resultado pesadas, sino algunas de la familia de Allende, aunque en conjunto la mayoría sí que me han gustado.

En Paula comenta a menudo curiosidades sobre su primera novela, La casa de los espíritus, pero no es la única obra que se nombra aquí. Allende también habla de De amor y de sombra, El plan infinito, Eva Luna y Cuentos de Eva Luna, las otras novelas anteriores a Paula que no he leído. No dice tanto de ellas como de La casa de los espíritus, pero aun así me habría gustado haber leído alguna antes de ponerme con "Paula". A mí, que me encanta leer, me hace mucha ilusión encontrar un libro en el que se hable de otros que he leído, y seguro que habría disfrutado más de este si hubiera conocido todos los libros anteriores. Aun así, esto lo he compensado porque también habla de una persona que inspirará una novela futura (futura en aquel momento, en la actualidad ya se ha publicado) que sí he leído. Nunca lo hubiera imaginado, pero con la lectura de Paula he aprendido más sobre la obra de Allende en general (y más que hubiera aprendido si hubiera leído sus otros libros, pero tiempo al tiempo).

Hablemos ahora del presente en la novela: la enfermedad de Paula, lo más duro y lo que ha dado a conocer este libro. Todas sus escenas son duras y emotivas, si no os veis con fuerzas en un determinado momento para leerlas es mejor que dejéis pasar su lectura para cuando os encontréis mejor. Creo que Isabel Allende tiene mucho mérito por atreverse a publicar un libro en el que cuenta el triste final de su propia hija, cómo se iba deteriorando, y cómo cambiaban sus sentimientos en ese tiempo, pasando de la esperanza y la seguridad de que se curaría al principio, al deseo de que dejara de sufrir cuanto antes en la recta final. Por toda la implicación de la autora en este libro, lo considero un imprescindible para todo fan de Isabel Allende.

En cuanto a la escritura, tratándose de Isabel Allende no hace falta que diga que es impecable. El texto consiste en largos párrafos, a veces de más de una página, y muy poco diálogo. Se divide en varios capítulos y dentro de cada uno hay varias historias. Para mí su forma descriptiva de narrar no resulta pesada en absoluto, pero objetivamente veo que no es un estilo para cualquier tipo de lector. Si buscáis algo ameno para leer rápido y sin concentraros demasiado, es mejor que busquéis otra cosa.

A propósito de la historia de Paula, tengo que decir que las últimas páginas de la novela me han parecido excelentes, son muy intensas y en cuanto empecé el último capítulo estuve totalmente concentrada en su lectura hasta que lo acabé. El hecho de mejorar en las últimas páginas es algo que ya había observado en otras novelas de Allende, en Hija de la fortuna y Retrato en sepia es muy evidente, sobre todo en esta última. Las novelas de esta autora con las que he tenido esta sensación te proporcionan un buen rato durante toda su lectura, pero pasado un tiempo el recuerdo que te queda es el de las sensaciones del final, allí es capaz de "rematar" y transmitirte del todo el sentimiento que se iba formando en la novela. Que Allende haya sido capaz de llegarme contando un final que ya sabía cuál sería, dice mucho de su calidad como escritora.

En definitiva, si algo me ha quedado claro después de la lectura de Paula, es que el libro no tiene mucho que ver con lo que esperaba, y creo que es interesante comentar lo que pensaba que sería respecto a lo que es en realidad para ahuyentar o acercar a posibles lectores que también tengan una imagen equivocada del libro. Esperaba una especie de libro de testimonios con escenas duras en cada página, desde el punto de vista de Isabel Allende pero hablando de Paula y de la enfermedad de ésta. En la realidad me encuentro que sí, efectivamente se habla de la enfermedad de Paula que por desgracia fue algo real, pero también tienen un papel muy destacado las anécdotas y curiosidades de la vida de la familia, que se narran a la vez que explica un poco la historia de Chile. El resultado final, por lo tanto, poco tiene que ver con los libros de testimonios convencionales porque no se habla únicamente de la vida de una persona. Lo puede leer quien quiera, pero yo lo veo como un libro para fans de Isabel Allende. Si no habéis leído nada de ella no os recomendaría que empezarais por aquí, más vale que antes os aseguréis de si os gusta su estilo con otro libro (yo recomendaría empezar por La casa de los espíritus, que para mí es su mejor obra).


Mi valoración: 7/10

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario