Revista Decoración

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

Por Soniaif

En fotografía, como en otras muchas parcelas de la vida, los amigos son tremendamente importantes. No sirven para todo, pero te ayudan siempre que pueden y los necesitas.

A la hora de hacer fotografías, suelo contar con unos amigos maravillosos, de los cuales no puedo prescindir: mi trípode y mis reflectores. En este caso, y para continuar con la sección “Peticiones del oyente” vamos a tratar sobre qué es un reflector, qué tipos de reflector podemos encontrar y los resultados que pueden conseguirse con ellos.

Un reflector no es más que una superficie que refleja la luz volcándola sobre el sujeto o zona que nos interese iluminar. Con ello conseguiremos amplificar la luz existente y disminuir las sombras que se puedan crear. Podemos utilizar cualquier superficie blanca o plateada, como una cartulina, un espejo, e incluso una pared cercana, pero si queremos conseguir los mejores resultados y controlar la iluminación como es debido lo mejor son los reflectores profesionales. Suelen ser redondos, cuadrados o triangulares, de diferentes tamaños y “colores”. Normalmente encontramos un cuerpo flexible que podemos utilizar como difusor y una serie de fundas reversibles con dos caras en diferentes acabados: blanco, negro, plateado, dorado o una mezcla de estos dos últimos.

En la siguiente imagen podéis ver mi reflector pequeño y sus diferentes superficies. Un poquito más adelante veremos el efecto que produce cada una.

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

Además de este reflector fácil de llevar a cualquier lado, cuento con otro mucho más grande y con un trípode que me ayuda a “mantenerlo en su sitio”. Si no tenemos la suerte de contar con un ayudante que sujete el reflector orientándolo convenientemente, disponer de un trípode de este tipo con una cabeza giratoria que nos permita inclinarlo como queramos y ponerlo a la altura adecuada es tremendamente cómodo. En la siguiente imagen aparecen los dos reflectores, y el cuerpo del reflector más grande actuando de difusor delante de una ventana. El reflector más grande aparece aquí con un dorado menos acentuado que el pequeño porque la superficie que podemos ver sobre él es dorada y plateada.

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

Por supuesto cuanto más grande sea el reflector más luz reflejará y podremos utilizarlo para iluminar superficies mayores. Por otra parte tenemos que tener en cuenta que cuanto más acerquemos el reflector al sujeto fotografiado más luz reflejará y cuanto más lo alejemos su efecto será más suave. En las siguientes fotografías veremos el efecto que produce cada una de las diferentes superficies. A un lado de la tetera había una ventana por la cual entraba una luz matizada por el uso de un difusor, y en el lado opuesto el reflector pequeño al cual fui cambiando la funda para variar su superficie.

Reflector blanco:

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

Utilizando la superficie blanca, la luz reflejada es suave y rellena sutilmente las sombras que se crean en el lado opuesto a la ventana, creando un efecto muy natural. En este caso es fácil utilizar una cartulina blanca u otra superficie de dicho color, aunque gracias al uso del trípode con su cabeza giratoria es mucho más fácil dirigirlo donde nos conviene.

Reflector plateado:

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

En este caso la luz reflejada es mucho más fuerte que en el caso anterior. El reflector plateado vuelca una luz fría sobre el sujeto y en mi humilde opinión, a veces puede resultar excesivo si no se usa con moderación. En el caso de la fotografía con la tetera crea una iluminación un tanto “artificial”.

Reflector dorado:

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

Al igual que el reflector anterior, el dorado refleja una gran cantidad de luz, pero en este caso de un tono mucho más cálido, lo cual no siempre suele ser conveniente. En el caso de fotografía de retratos puede crear un bonito efecto sobre la piel. En cuanto a la fotografía anterior, y dado que el fondo es de color crema y el resto de los elementos blancos, dota de una calidez, a mi parecer, interesante a la fotografía.

Reflector negro:

Peticiones del oyente: Casi, casi todo sobre los reflectores

Más que reflector, lo que hace la superficie negra es totalmente lo contrario: “absorber” la luz, y acentuar las sombras. El “reflector” negro es muy útil cuando queremos eliminar reflejos en cristales o plásticos. En este caso, podemos ver cómo crea un gran contraste de sombras y luces sobre la tetera ¡pero a mí me gusta!

Es importante conocer qué tipo de efecto crea cada superficie y sobre todo qué es lo que queremos conseguir, el ambiente que queramos crear, y lo que queremos contar con nuestra imagen.

Por último deciros que aunque nada en fotografía sale barato, y existen reflectores mucho más caros que otros, podemos conseguir un reflector pequeño con diferentes superficies por no más de 30 euros. Y lo prometo: ¡Merece la pena!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :