Revista Cultura y Ocio

Pie izquierdo – @GraceKlimt

Por De Krakens Y Sirenas @krakensysirenas

El comisario Martínez apura el carajillo, se limpia la boca con el revés de la manga de la arrugada camisa, y sale por la puerta del bar Lolo sacudiéndose las migas de tostá que le han quedado enganchadas en la barba. Se coloca en jarras, se ajusta el cinturón con cuidado bajo su descomunal barriga, asienta sus partes con un ligero movimiento a la derecha, y mira al cielo. –Si es que no hay día que un hijo puta no lo estropee, cago en tos mis muertos.-, se dice para sí mismo, y echa a andar hacia el coche patrulla.

Si esto fuese una peli americana, una unidad especializada del FBI trajeada y en helicóptero aterrizaría en breve, y comenzaría la exhaustiva investigación, pero esto es la vida real, y estamos en Córdoba, y hace ya un calor de mil demonios aunque aún son las 8:15h de la mañana, y quien ha muerto, que allí en las américas la describirían como mujer, caucásica, 32 años, heridas múltiples de arma blanca, aquí solo es la Toñi, la mujer del Perla, y todos los vecinos saben ya que la mató él, que seguro que se había levantado con el pie izquierdo, que la tenía molidica a palos, y que se veía venir.

Cuando llega a la barriada no da crédito a lo que ve, así que sale corriendo del coche, haciendo aspavientos y resoplando como un enorme rinoceronte, mientras grita: –¡¡Se me dispersa todo el mundo, se me dispersa ya, o me lío a detenciones y aquí no queda ni el apuntador!!-, y en cuanto llega a la altura de la patrulla que espera a la sombra de un tejadillo, pregunta –¿Pero vamos a ver, quien cojones ha dado orden a toda esta gente de mover el cadáver?– –Señor comisario, que la Toñi estaba en medio la calle, y los perros andaban olisqueando, y decían la madre y las hermanas que eso era cosa de muy mal fario, y nos han pedido por favor que dejásemos que la metiesen en casa, que total, ya no respira, y…- –¡¡Pero vosotros de que academia de pandereta habéis salido!! A tomar viento escena del crimen. Y sin esperar al forense. Os voy a meter un paquete que vais a estar escribiendo informes hasta que case a las hijas que no tengo.- Y volviendo a mirar de nuevo al cielo, se dice a sí mismo: –A ver qué les cuento yo a los de las huellas, cago en mi mala suerte.-

No sé qué habría pasado en América, supongo, por lo que nos cuentan, que un montón de científicos del CSI con sus monos de un blanco inmaculado rastrearían centímetro a centímetro todo el perímetro tomando millones de muestras que serían meticulosamente analizadas, mientras un equipo de investigación criminal interrogaría a cada vecino, amigo, conocido o persona que hubiese tenido a bien cruzarse con la víctima en los últimos tiempos. Solucionarían el caso en 45 minutos que viene durando un capítulo de serie americana, hora y pico si le metemos anuncios, y a otra cosa. Lo normal. Lo que vemos cada día en el cine, en la televisión. Pura ficción. Puro engaño. Pura fanfarronería.

Tampoco sé a ciencia cierta que le pasaría al Perla en Córdoba por matar a la Toñi de 27 puñaladas en la puerta de casa un martes de agosto a primerita hora, pero no es difícil suponer que es probable que la familia de ella o incluso los vecinos de la barriada se hubiesen ocupado de darle un buen escarmiento, y luego se iría de cabeza a chirona, y allí las pasaría bien jodidas, que de todos es sabido que en prisión los violadores, maltratadores y asesinos de mujeres son de lo peor valorado, en segundo puesto y solo ganados por los violadores, maltratadores y asesinos infantiles, escoria pura. Y no me despeino si digo que mira, que tampoco me parece mal. Y es que hasta entre delincuentes y ladrones, hay unas normas mínimas. Faltaría más.

Lo que sí sé, y me da igual en América que en Córdoba que en las islas Filipinas que en Sebastopol, es lo que siento yo, cuando una historia así nos asalta día sí día también en televisión, en prensa, en internet, en cualquier lugar y a cualquier hora. Rabia, asco, ira, odio, impotencia, desesperación.

¿Sabéis que el cuerpo humano solo puede soportar 45 unidades de dolor, y que una mujer en cambio, en el momento del parto, soporta unas 57 unidades, algo así como 20 huesos rompiéndose todos a la vez?

Abrid los oídos, esos que tratáis a las mujeres como una posesión, como una mula de carga, como un florero, como un juguete, como algo de usar y tirar, o peor aún, de dominar, humillar y matar. Porque vosotros, que os creéis superiores, no habéis salido de ninguna costilla de Adán. Al contrario, la humanidad, generación tras generación, ha salido de nuestras entrañas.

Y somos buenas y malas y amantes y putas y herida y puñal y ángel y demonio y antídoto y droga dura.

Somos tierra. Somos casa. Somos vida. Somos fuerza. Somos dulzura. Somos cariño. Somos abrazo. Somos sonrisa. Somos brújula. Somos consuelo. Somos amor.

Somos el nombre de las madres y las hijas y las tías y las sobrinas y las primas y las abuelas y las nietas y las esposas y las novias y las hermanas, somos cada uno de los nombres por separado y somos todos unidos a la vez.

Y si un día os levantáis con el pie izquierdo, contad hasta diez, hasta cien, hasta mil, hasta un millón, y recordad.

Que nosotras, las mujeres, somos el lugar más bonito del mundo.

Visita el perfil de @GraceKlimt


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :