Revista Boda

Piensa lo Mejor, Prepárate para lo Peor

Por Aranchawp @MeigayCaldero
Hay una frase que mi compañero de batallas (a la vez que marido) dice siempre y que me parece muy sabia: "piensa lo mejor y prepárate para lo peor". Y esta sentencia es realmente perfecta para definir la actitud con la que hay que enfrentarse a la organización de una boda.


Es importante predisponerse a que todo salga bien, a disfrutar de cada momento... pero tener presente lo que puede salir mal y, sobre todo, como solucionarlo.


En un post anterior, El Plan "B" en las Boda: Imprescindible, ya os di algunos consejos sobre la importancia de la previsión en las bodas, pero en éste quiero profundizar más aún sobre el tema.


Vamos con ello...

Piensa lo mejor, prepárate para lo peor
En la ceremonia


Para no tener ningún disgusto de última hora en el momento de la ceremonia, no está de más tener previsto lo siguiente:


Un par de alianzas de repuesto


Alianzas de boda Con esto no quiero decir que debáis comprar otro par de anillos, pero sí tener localizadas a dos personas que os puedan prestar sus anillos por si se perdiesen los vuestros antes de la boda. Desde que el padrino se olvide los anillos a que se le caigan a la niña que los lleva y salgan rodando a la velocidad de la luz sin rumbo conocido, es algo que puede ocurrir y que puede suponer un momento desagradable y un retraso en la ceremonia. Tener solucionado este asunto os dará mucha tranquilidad.


Unas tarjetas extras con los votos


Lo habitual es preparar una tarjetas con los votos que vais a decir en la boda, para que no se os olviden y os aporte más seguridad. Por si se os olvidasen o se os perdiesen, os recomiendo que le deis una copia a alguien de confianza y que os la pueda entregar en caso de necesidad.


Un oficiante suplente


Si vuestra boda es simbólica y va a oficiarla un maestro de ceremonias, sería conveniente que tuvieseis a un reserva a mano. Alguien que conozca el guión de la ceremonia y que pueda ejercer de maestro de ceremonias en caso de que el principal no pueda llegar a tiempo o se ponga enfermo.


Una selección musical de repuesto


Similar a la que tenéis prevista para la ceremonia en el móvil o en algún formato compatible con el equipo que tengan en el lugar de celebración de la boda, por si surgiese algún imprevisto con la música, ya sea en vivo o grabada. 


En la recepción


En el lugar donde se celebre el banquete, es importante tener presentes estas soluciones:


Una carpa


En caso de que el cóctel o toda la recepción se vaya a celebrar en el exterior, sería conveniente tener localizado un proveedor que pueda serviros una carpa en el último momento. Muchos establecimientos tienen carpas disponibles o tienen proveedores que se las pueden facilitar rápidamente, pero otros no y es importante tener vista esta posibilidad. Los precios en estos casos suelen ser altos, pero peor aún es la posibilidad de tener que cambiar la ubicación o, peor aún, cancelar la boda.


Comida y bebida alternativa


Catering Por si surgiese algún problema serio a la hora de servir el catering. Tener previsto qué darles de comer a los invitados no es tan difícil, sólo es necesario tener a mano el contacto de todas las hamburgueserías, sandwicherías, bocaterías, pizzerías y pastelerías de la zona más cercana al lugar de la recepción, por si hubiese que arremangarse y pedir comida para todo el mundo. Las bebidas se podrían pedir a estos establecimientos de comida rápida, a bares o restaurantes cercanos o a servicios de reparto de bebidas a domicilio. Todo menos dejar a los invitados sin comer. Las reclamaciones al proveedor que no ha cumplido ya vendrán después...


Kits de cortesía para los invitados


Los kits de cortesía os facilitarán mucho las cosas a vosotros y a los invitados. Si están bien planificados, cubrirán la mayor parte de las necesidades que puedan surgirles a los asistentes, por esos pequeños y molestos imprevistos que pueden aguarles la fiesta.


Teléfonos de los taxis más cercanos 


Os aconsejo tenerlos localizados de antemano, por si algún invitado lo necesitase. Esto es importante, sobre todo si se trata de alguna finca retirada o una localidad pequeña.


Para vosotros


Vosotros, los novios, también deberíais tener en cuenta algunos imprevistos y sus soluciones para estar totalmente tranquilos ese día:


Un vestido de novia de repuesto


Pareja de novios No me refiero a que sea necesario comprar dos vestidos, pero sí tener previsto uno que pueda servir para la boda, en caso de que el primero se rompa o se manche en el último momento. Un vestido de fiesta bonito y elegante, puede sacarte de un apuro. Y siempre puede ser una alternativa para estar más cómoda durante la recepción o el baile.


Un chal para la novia


O algún tipo de abrigo similar. No sólo por si hace más frío del previsto el día de la boda, también por si la boda es religiosa y el vestido es muy escotado. No todos los párrocos aceptan de buen grado los escotes infinitos o los palabra de honor y, aunque lo ideal es consultarle antes, no está de más tener esta contingencia prevista. 


Un kit de emergencia para la novia


Es un salvavidas para cualquier novia, porque servirá para solucionar cualquier problema que pueda surgir durante la boda, desde la rotura de una media a una mancha inoportuna.


Es necesario preparar este kitcon antelación y teniendo en cuenta todos los posibles imprevistos que puedan surgir.


Un traje, una camisa y una corbata para el novio


Por lo mismo que en el caso anterior: por si acaso. La camisa, sobre todo, es casi un imprescindible si hace mucho calor, porque así el novio se podrá cambiar si suda mucho.


Zapatos de reserva


Para ambos. No sólo porque así os podréis poner un calzado más cómodo cuando ya hayan pasado varias horas, también porque podéis tener alguna eventualidad (la rotura de un tacón, un roce inoportuno, que se mojen con la lluvia, etc.) y así tendréis a mano un plan B.


Un ramo alternativo


Ramo de novia Por si el original se estropease o no llegase a tiempo. Puede ser una simple flor de los centros que adornen el lugar de la ceremonia, por ejemplo. Lo importante es tener clara la solución.


Paraguas


Para el novio y para la novia. Incluso en verano, los chaparrones pueden autoinvitarse a la boda. Y si no llueve, siempre podréis utilizar los paraguas más adelante.

Seguridad


Aunque el día de la boda no debéis ser vosotros los que os encarguéis de la seguridad en la boda, faltaría más, sí que es conveniente que recopiléis previamente la siguiente información:


Información de interés


Los centros médicos más cercanos. Tanto los que estén en las proximidades del lugar en el que celebréis la ceremonia como en el que llevéis a cabo la recepción. De esa forma, si alguien sufre algún percance, podréis indicarles a dónde dirigirse.


Otra información que tampoco está de más tener a mano son las farmacias de guardia próximas.


También es importante tener un pequeño listado con los teléfonos de emergencias más comunes, por si surgiese algún problema.


Evacuación y seguridad


Normalmente los locales, tanto en el caso de la ceremonia como del banquete, cuentan con su correspondiente plan de emergencia y evacuación, por lo que serán sus responsables los que se encarguen de la seguridad, aunque no está de más saber cuáles son las vías de evacuación principales y dónde están los extintores en las zonas que se vayan a ocupar.


Pedidle a alguien de confianza que se encargue de guardar esta información en su teléfono móvil y de facilitársela a los invitados que la puedan necesitar, o encargarse él mismo de llamar a los servicios de emergencias.


Esa misma persona puede ser a la que trasladéis dónde están las vías de evacuación y los extintores, por si pudiese ayudar a los invitados a hacer una salida ordenada y segura del lugar o a extinguir algún pequeño incendio (siempre que sepa cómo manejar un extintor). Eso sí, deberá siempre hacerlo en colaboración con el personal de emergencias o del local y siguiendo sus instrucciones.


Y algunos extras más...


Un transporte alternativo


Coche nupcial mini
Por si el coche nupcial se estropease o sufriese algún percance. No está de más tener localizado a algún amigo o familiar que pueda poner su vehículo a vuestra disposición y hacer de chófer si fuese necesario.


Una cámara de fotos


No es lo habitual, porque los fotógrafos suelen ser muy profesionales, pero no será la primera vez que pierden la tarjeta de memoria... y los novios se quedan compuestos y sin fotos. Algún amigo puede hacer algunas fotos, para tener una especie de copia de seguridad. No serán como las que haga un profesional, pero tendréis vuestras fotos de boda. Y siempre pueden servir para complementar las del fotógrafo. 

Por supuesto, si contáis con la ayuda de una wedding planner, no tendréis que preocuparos de todos estos imprevistos y sus soluciones.


¿Echáis en falta alguna eventualidad que pueda suceder en una boda? ¿Tenéis alguna solución diferente para ella?


Post relacionados:


Cómo Elegir (Bien) las Alianzas de Boda
Votos Matrimoniales: las Papeletas para Acertar (I) 
Votos Matrimoniales: las Papeletas para Acertar (II)
Bodas Civiles con Oficiante: el Éxito en 10 Pasos
14 Consejos para una Boda con Lluvia (I) 
14 Consejos para una Boda con Lluvia (II)
El Seguro de Bodas 
La primera vez que apareció este artículo fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?
Licencia de Creative Commons
Piensa lo mejor, prepárate para lo peor by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :