Revista Ciencia

PLATO, el nuevo cazador de exoplanetas.

Publicado el 23 junio 2017 por Daniel Prieto González @100cerosblog

PLATO, el nuevo cazador de exoplanetas.

Recreación de un sistema exoplanetario.
(Fuente: www.semana.com)

Ayer, la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) dio inicio a la construcción del próximo gran telescopio en lo que a exoplanetas se refiere. Su nombre es PLATO y seguramente lo oigamos muy a menudo durante los próximos años. Las siglas, en inglés, significan Planetary Transits and Oscillations of starts, cuyo significado en castellano es Tránsitos planetarios y oscilaciones estelares, es decir, este telescopio descubrirá nuevos planetas más allá de nuestro Sistema Solar mediante la técnica del tránsito.
Antes de continuar, deberíamos especificar en qué consiste este método, ya que puede que algunos lectores desconozcan el término. Imaginemos una estrella que podemos observar desde la Tierra con un planeta orbitando a su alrededor. Si apuntamos un telescopio hacia ella capaz de registrar la luminosidad de dicho astro, encontraremos que cada cierto tiempo esta disminuye. Se trata de un proceso periódico, ya que la duración de la órbita planetaria es siempre la misma. Una vez confirmada esta disminución, los astrónomos que estudian esta estrella pueden afirmar la existencia de un planeta, cuya masa y tamaño dependerá del brillo del astro y su disminución correspondiente. Es una explicación a grandes rasgos sin entrar en muchos detalles, pero, si estáis interesados en saber más del tránsito, os recomiendo buscar información en páginas especializadas y oficiales donde esta sea de fiar.
Aunque se trata de un proyecto europeo, la presencia española es bastante fuerte. PLATO contará con la colaboración del Instituto de Astrofísica de Andalucía, el Centro de Astrobiología y el Instituto de Astrofísica de Canarias. Además, la luz verde a este proyecto la dio el Comité del Programa Científico de la Agencia Espacial Europea que se reunía en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), ubicado cerca de Madrid. El telescopio se lanzará en 2026 y se convertirá en uno de los buscadores de exoplanetas más importantes. Al igual que el Telescopio Espacial Kepler (de la NASA), PLATO se centrará en la búsqueda de planetas similares o mayores a la Tierra (llamados supertierras) ubicados en la zona de habitabilidad o en planetas lo suficientemente "calientes" para tener agua líquida, aumentando, así, las posibilidades de encontrar vida extraterrestre.
PLATO, tal como su nombre indica, también se dedicará a detectar las oscilaciones estelares, es decir, hará astrosismología. Se trata del estudio de la estructura interna estelar mediante el movimiento de los gases que la forman. No quiero entrar en mucho detalle, ya que se trata de algo difícil de explicar (al menos para mí) y prefiero centrarme en los exoplanetas.
Por último, PLATO orbitará en el punto de Lagrange 2 o L2. Se trata de un punto de la órbita terrestre, a 60º de nuestro planeta, donde una partícula puede estar girando alrededor del Sol sin ser atraído por el otro cuerpo. es decir, en una especie de equilibrio orbital. Algunos científicos piensan que Tea, el cuerpo que impactó con la Tierra para dar lugar a la Luna en la Teoría del Gran Impacto, orbita uno de estos puntos, pero que, por alguna razón que se desconoce, acabó desviándose y ambos planetas acabaron colisionando para dar lugar a nuestro planeta y su satélite. PLATO no sólo estudiará la existencia de los exoplanetas, sino también aportará datos sobre su densidad, su atmósfera e incluso si tiene lunas. ¿Quién sabe si será el primer telescopio en confirmar las exolunas?

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista