Revista Sociedad

¿Por qué cada año parece más corto que el anterior?

Publicado el 07 junio 2016 por Antonio Fernández Reyes @tonyfdezryes

¿Por qué cada año parece más corto que el anterior?

Para la mayoría de la gente, cada mes que pasa de su vida parece sentirlo más corto que el anterior. Muchos de nosotros no podemos creer que las tiendas estén empezando a mostrar los productos de Navidad cuando todavía nos equivocamos y escribimos 2015 en lugar de 2016. Todos los relojes siguen marcando sus 12 horas con sus 60 minutos simétricamente, pero los estudios sugieren que a medida que envejecemos, nosotros no experimentamos el tiempo de la misma manera. Y hay muchas teorías que explican por qué se siente cómo el tiempo se acelera a medida que envejecemos.

Los estudios indican que los cambios biológicos en el cuerpo humano que se producen a medida que se envejece, como la reducción de la producción de dopamina en el cerebro, afectan nuestro reloj interno. Por otra parte, algunos creen que a medida que crecemos, tenemos menos experiencias emocionales y excitantes - el primer beso, el primer viaje fuera de casa, el primer desengaño. Tales experiencias son más fáciles de recordar y llevar a estimaciones de tiempo mayores.

La intensidad emocional de nuestra vida cotidiana se ve afectada por el hecho de que muchos de nosotros experimentamos la " hipótesis de la habituación" [pdf]. Considera con qué frecuencia te encuentras en "piloto automático", en movimiento a través de tus tareas diarias, como vestirse o cocinar la cena, o sentado en tu viaje diario al trabajo -si lo tienes- mientras que tu mente está en otra parte. Si has vivido en un lugar por mucho tiempo, o se mantiene el mismo puesto de trabajo durante muchos años, verdaderamenete se siente cada vez menos nuevo.

Nuestro instinto es conservar la energía cada vez que podemos, así que cuando la vida es predecible, nuestra mente gira a piloto automático y nos desconectamos. Nuestras mentes se vuelven eficientes en la realización de las tareas que se han convertido en habituales, por lo que se liberan para abordar las cuestiones más urgentes. Desafortunadamente, muchos de nosotros pasamos esta energía mental las preocupaciones, auto-análisis, las decisiones que pesan, etc; y que pueden llegar a ser bastante estresantes. Sin embargo, sin importar donde vaya nuestro enfoque mental, al mostrar este tipo de comportamiento, tenemos una tendencia a comprimir el tiempo, y como resultado, nuestras vidas parecen acelerarse.

Hay también lo que los psicólogos llaman "Forward Telescoping", que considera la forma en que percibimos los acontecimientos pasados ​​que han hecho un impacto significativo en nuestras vidas. Nos inclinamos a estar conectados con importantes eventos del pasado - un nacimiento de un hijo, la muerte de un amigo - que parecen bastantes recientes, incluso cuando han pasado muchos años. Ejemplo: Comprender que han pasado diez años desde que se casó, cuando sientes como que sólo han pasado cinco años, puede ser bastante impactante.

La aceleración de nuestra percepción del tiempo también la define Paul Janet con su "Proporcional Theory". Se sugiere que a medida que envejecemos, cada período de tiempo es una fracción más pequeña de toda la vida, y esto afecta la forma en que percibimos cada momento.

"La longitud aparente de un intervalo en una época determinada de la vida de un hombre es proporcional a la longitud total de la vida misma. Un niño de 10 años percibe un año como un décimo de toda su vida -. Un hombre de 50, como 1/50 de su vida, toda la vida mientras tanto preserva una longitud constante" - William James

William James (1980) ilustraba esta paradoja pidiendo al lector que tratase de observar o de atender al momento presente de tiempo: ... "¿Dónde está ese presente? Se ha derretido en nuestras manos, ha huido antes de que podamos tocarlo, se ha desvanecido en el momento mismo en que iba a cobrar vida". Lo que parece evidente es que no tiene sentido esta búsqueda del momento mínimo (al menos en cuanto a la flecha psicológica), y que el presente es un concepto abstracto. Así pues, más que del presente, deberíamos hablar de lo que Clay (citado por James, 1890) llamó acertadamente el presente engañoso (specious present).

El mismo James nos proporciona un excelente ejemplo de lo engañoso que s eso que llamamos presente: "En general, un tiempo llenado con experiencia variadas e interesantes parece corto mientras pasa, pero largo al verlo en retrospectiva. Por otra parte, un periodo de tiempo vacío de experiencias parece largo cuando pasa, pero corto en retrospectiva".

¿Cómo podemos ralentizar el tiempo?

Busca la belleza en las cosas. Sentimientos que experimentamos cuando nos encontramos con algo que inspira o nos transforma ampliará la percepción del tiempo, debido a que estos momentos son más impresionantes.

Disfruta del momento presente. Apreciar los pequeños detalles de cada momento.

Limita la multitarea. Muchos de nosotros tenemos una vida ocupada y sentimos que la multitarea es necesaria. Sin embargo, considera que la multitarea ocupará más de tus recursos mentales para mantener el ritmo con el cambio entre tareas. Se termina con tener menos energía para gastar en la creación de nuevos recuerdos. A largo plazo, es muy probable que sea menos productivo mientras que percibas más que nunca que no tienes suficientes horas en un día.

Buscar nuevas experiencias. Éste se remonta al impacto que las experiencias emocionales tienen en nuestra percepción del tiempo. Las nuevas experiencias nos comprometen emocionalmente y nos obligan a centrarnos en el momento presente. Considera que está bien cambiar tu rutina diaria.

"Los estudios demuestran que las personas que se sienten "ricos en tiempo" tienden a ser más felices y estar más satisfechos que aquellos de nosotros que se sienten constantemente presionados. Experimentan menos dolores de cabeza y malestares estomacales y obtienen una mejor calidad del sueño. "~Ron Friedman, Ph.D. (Fuente )

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista