Revista Maternidad

Por qué no confiar en Nestlé

Por Amormaternal
Por qué no confiar en Nestlé
Si bien es cierto que hasta hace unos tres años atrás, veía a Nestlé como una "marca de toda la vida", es decir una marca de confianza, sólida, y de buena calidad; gracias a mis lecturas acerca de ecología y lactancia materna, mi visión hadado un giro de 180º.
Ya sé que Nestlé es dueño de muchísimas otras marcas, y que boicotearlos es casi una utopía, pero me gustaría pensar, que evitar sus marcas todo lo posible, puede hacer alguna diferencia. Además, si vamos creando consciencia, y pasando la voz, los consumidores acabamos siendo muy poderosos, después de todo, sin consumidores, las marcas no son nada.
Hace un par de meses atrás, estaba limpiando a fondo la habitación y encontré unas cajas en donde había guardado todos los folletos y muestras que nos regalaban las matronas a las mujeres embarazadas que participábamos en sus clases de preparación al parto. En aquel entonces, me había enfocado más que todo a documentarme sobre embarazo consciente y parto natural, y aún sabía muy poco acerca de la lactancia materna y los peligros de alimentación con fórmulas lácteas. Tampoco sabía siquiera de la existencia del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, de haberlo conocido, probablemente hubiera hecho algo al respecto. Verán, en aquella caja encontré desde muestras de "infusiones herbales anticólico",  hasta pomadas y champús, aceites corporales, y finalmente: un DVD de Nestlé acerca de lo que ellos llaman "las 4 etapas".
Un precioso estuche de color, decorado con el característico osito azul de Nestlé contenía un DVD grabado a todo color (lamento no tener fotos, pero a Sam - como buen mini-lactivista - le pareció divertido destrozar el DVD y la caja hasta volverlos añicos). Yo no llegué a ver el video durante el embarazo, y francamente me siento afortunada de ello. Lo ví cuando desempolvé aquellas caja sque tenía guardadas. Todos los aspectos de aquel video son muy bien cuidados, lo que me hace pensar en el nivel de manipulación que pretenden sobre las madres o futuras madres que lo vean. Una música suave, muy linda, un (quiero suponer que es actor y no realmente un pediatra) hombre que dice ser pediatra, que se reúne con varias familias, en donde han tenido el cuidado de que haya parejas con todos los aspectos, padres con piercings (no tengo nada en contra, sólo lo menciono porque me llamó la atención la manera en que había un "personaje" en cada video con el que pudiera identificarse prácticamente cualquier televidente), abuelas, madres muy lindas, arregladitas, bebés regordetes, etc.
Hacían las veces de una especie de grupos de apoyo en los que discutían la alimentación que debían tener según este "pediatra experto" en cada etapa. Daban a probar los alimentos a los padres, que hacían chistes diciendo que estaba delicioso, luego salía el pediatra nuevamente en su despacho dando más "tips" de nutrición infantil, entre los cuales estaba que los lactantes debían comenzar a tomar cereales a partir de los 4 meses, sí, sí: ¡cuatro meses! Mientras que la OMS cita claramente, y existen obviamente evidencias al respecto, que lo recomendable es que la alimentación del lactante, sea exclusivamente leche materna hasta los 6 meses, y luego continuar la lactancia junto con alimentación complementaria hasta los dos años como mínimo y de allí lo que la madre y el niño quieran.
En otra parte del video de Nestlé, dedicada a la alimentación de niños mayores, comentaban lo sanos y maravillosos que son sus potitos. Ya he comentado en otras entradas que mi hijo no ha probado jamás una compota industrial, y que la primera vez que notó las compotas en una tienda, al ver que estaban en frascos de vidrio, me preguntó si eran medicamentos. ¿Acaso es sano y maravilloso que un niño coma cosas prefabricadas, envasadas y hechas por una empresa con poco sentido ético? ¿No sería más sano llevar una alimentación complementaria con comida normal?
Ya sé que en una situación de apuro puede ser práctico llevarse un frasco con una cuchara, pero es igual de cómodo hacer una gran cacerola de compota casera y tenerla envasada para casos así, ya sea congelada, o envasada al vacío desde casa, sigue siendo algo más sano por muchas razones: ha sido preparado en casa, con ingredientes que hemos escogido nosotros mismos, que hemos olido, tocado y lavado, y lo más importante es que es comida de mamá, preparada con amor :)
Con respecto al video, veo varias cosas que hacen saltar las alarmas: en primer lugar, es una violación del Código de comercialización de sucedáneos, por el simple hecho de dar un video "informativo" a unas mujeres embarazadas que probablemente aún no saben si quieren dar el pecho o no, por otra parte veo terrible que esto me lo haya entregado una matrona, una profesional de la salud cuyo trabajo consiste en velar por la salud de la mujer - en quien la mujer confía precisamente por ser profesional sanitaria - y quien simultáneamente la está perjudicando al entregarle material comercial - y peor aún, de una empresa como Nestlé. Por otra parte, la información dada en el video es diferente de las recomendaciones nutricionales dictadas por las principales autoridades sanitarias a nivel mundial, como la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Americana de Pediatría, y la Asociación Española de Pediatría, entre otras.
Intenté recordar la sensación que tuve y los pensamientos que pasaron por mi cabeza el día que recibí esos "regalitos" al finalizar la clase - y perdonen si parece que divago - me pareció en principio un gesto lindo, y estaba contenta de volver a casa con tantas cositas nuevas. Aún no sabía de la existencia de blogs de maternidad, ni de grupos de apoyo a la lactancia, ni siquiera de la importancia de dar el pecho. De hecho cuando en una cita de control del embarazo mi obstetra me preguntó si quería amamantar, le respondí con un muy ecuánime "No lo sé, puedo intentar a ver si tengo leche". El punto al que quiero llegar es el siguiente:
¿Qué tiene de malo darle a una mujer embarazada un folleto o video informativo de fórmula, o incluso una muestra de leche artificial?
Creo que pueden pasar muchas cosas, puede pasarles como a mí, que pensaba que Nestlé es una "marca de confianza, de toda la vida", porque francamente tengo toda la vida viendo en casa de mis familiares productos de esta marca, y la asociaba con "buena calidad", ¿y entonces qué? Pues que al darnos esa sensación de confianza, de familiaridad, puede que confiemos en los consejos que ofrecen en sus folletos y otros materiales de marketing. ¿Y eso qué tiene de malo? Es que a empresas como Nestlé sólo les interesa vender, ¿acaso no deberían pagar por más de un millón y medio de muertes infantiles al año que ocurren por el mal uso de las fórmulas lácteas?
Otra cosa grave, muy grave a mi parecer, es que incline la balanza de una mujer que estaba como yo, en un punto medio, con actitud de "ok, lo intento, a ver si tengo leche". A ver si tienes leche no... casi todas las mujeres somos capaces de producir suficiente leche para nuestros hijos, salvo contadas excepciones en que se presentan hipogalactias verdaderas, o cuando la madre toma medicamentos no compatibles con la lactancia materna. Repito: son contados casos, en otras ocasiones, las madres eligen no dar el pecho, o bien lo intentan, y desisten, bien sea por desinformación o falta de apoyo. Cualquiera que fuera su decisión, o sus razones para haberla tomado, creo que merece respeto. Lo que es para mí de importancia crítica aquí es que su decisión haya sido una decisión informada, bien tomada, sopesando riesgos y beneficios, habiendo buscado todas las alternativas posibles, y eligiendo con plena consciencia.
Y es aquí donde entran las multinacionales de la industria láctea: Entran por la indecisión, entran por las dudas, por la falta de confianza en tu cuerpo, entran cuando estás ecuánime, cuando dices "lo intento a ver"... se cuelan por esas rendijas con sus publicidades chic, y sus madres felices en los anuncios, los bebés regordetes tomando biberón con sus caras hermosas y alegres, que ocupan el 50% de las páginas de revistas para nuevos padres. ¿Han hojeado una revistas de estas recientemente? Yo aún tengo las que me regalaron las matronas del curso de preparto y las del hospital, es algo verdaderamente agobiante.
Sé que entre nuestras lectoras se encuentran madres que por cualquier razón no han podido o no han querido dar el pecho y mi intención con este artículo no es en lo absoluto hacerlas sentir mal. Al contrario, lo que buscamos es informar acerca de la lactancia materna para que todas las madres puedan tomar decisiones informadas, con bibliografía fiable, y que todas aquellas que por cualquier razón no hayan podido o querido dar el pecho sepan, que hoy en día existen más opciones. Ya no sólo existen las opciones de lactancia materna o biberón, por lo que si existe un impedimento para dar el pecho, eso no implica necesariamente la privación de ese bebé de obtener leche humana.
El hecho de que muchas mamás blogueras nos empeñemos en promover la lactancia materna, es porque toda la promoción que podamos darle, será insuficiente y lo sabemos. Estamos promoviendo algo gratuito, mientras que por otra parte están las multinacionales promoviendo leche artificial con publicidad poco ética, probablemente con contenido subliminal también, y con enormes presupuestos - porque saben que les sale a cuenta y que recuperarán el dinero - y lamentablemente creo que poco les importa las muertes que puedan causar al donar leche en situaciones de emergencia
Para todas aquellas madres que no han querido o no han podido y aún quieren dar el pecho, les dejo información práctica al respecto:
  • La OMS considera las fórmulas lácteas la cuarta mejor opción para niños en edad lactante, primero está la lactancia materna directa (del pecho de su madre), luego la lactancia materna diferida (leche extraída), luego la leche humana donada (de banco de leche y/o nodriza), y en cuarto lugar, como sabemos, la leche artificial.
  • Emma Kwasnica, una madre lactante radicada en Canadá, ha creado la iniciativa Human Milk For Human Babies, (Leche Humana para Bebés Humanos), que funciona sobre la plataforma de Facebook. Es una inmensa red, con cientos de páginas regionales en las que se reúnen madres con hijos en edad lactante para intercambiar leche materna. La idea es que ningún bebé se quede sin la opción de tomar leche humana, y que pueda adquirirla a través de donaciones de madres que producen leche en exceso y la almacenan. Tengo entendido que las madres, al ponerse en contacto (donante con madre necesitada de leche), pueden realizarse exámenes de salud y analizar en laboratorio las muestras de leche para asegurarse de su buen estado. Esta es una alternativa que (obviamente) no gusta a las grandes empresas, ni al sistema sanitario en general, pero que sinceramente creo que es, siempre y cuando se haga con responsabilidad, una muy buena alternativa de alimentación para lactantes. De esta manera el niño recibe todos los beneficios de la leche materna, se forman redes de mujeres que se ayudan gratuitamente, y la familia no tiene los mismos gastos que conlleva alimentar con fórmulas (tanto para la compra de la leche, como para las enfermedades que pudieran derivarse de su uso).
  • Si has intentado o das el pecho, pero consideras que tu suplido es insuficiente, puedes leer acerca de la producción de leche aquí.
  • Si has dejado de dar el pecho y deseas volverlo a intentar, puedes leer acerca de relactancia o relactación aquí.
 ¿Y tú, qué opinas de Nestlé? ¿Has podido/querido dar el pecho? En caso de que no, ¿qué opciones has encontrado?
{Foto}

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

LOS COMENTARIOS (2)

Por  Arthur
publicado el 28 junio a las 00:28
Denunciar

Pero que mala información, en ninguna parte Nestlé ha apoyado el dejar la leche materna, Nestlé a diferencia de otras muchas empresas cuida la calidad desde la producción, osea desde LAS VACAS, no contiene antibioticos ni hormonas. Visite un establo donde Nestlé compra la leche y platique con el productor para que se entere de lo estricta que es la empresa, también puede visitar la planta procesadora y darse cuenta de la calidad e higiene.

Nada más opinan sin saber, y no se puede acusar a nadie de la estupidez de no seguir las instrucciones, osea no puedo culpar a nissan por estrellarme con su auto por pasarme un alto!!!

Investiguen bien, Y POR SUPUESTO: ES MEJOR LA LECHE MATERNA, ES MEJOR LO NATURAL, pero no todos no siempre se tiene acceso. Cada quien debe balancear su dieta.

Como dato les digo que en México sólo Nestlé corre perfil completo de antibióticos, y no se lleva la leche contaminada con estos.

Soy veterinario independiente e informado.

Por  Oskar
publicado el 07 junio a las 22:06
Denunciar

Recientemente he visto un documental acerca de las empresas que alimentan al mundo, y nestlé verdaderamente me ha parecido el demonio. Informense todo lo que puedan, no quiero ser parcial, pero mi opinión también ha cambiado.

Añadir un comentario