Revista América Latina

Que el seguro pague

Publicado el 01 enero 2012 por Jmartoranoster

Posted on 1 enero, 2012 by Ninoska Lazo García 
 

El Estado Revolucionario en vía al socialismo, sin saber, financia privación ilegítima de libertad, irrespeto a los derechos humanos, a ciudadanos, funcionarios, compatriotas con problemas de alcohol, drogas y poseedores de Inmuno Insuficiencia Humana, VIH, a través del Seguro Social.

El Estado Revolucionario en vía al socialismo, sin saber, financia privación ilegítima de libertad, irrespeto a los derechos humanos, a ciudadanos, funcionarios, compatriotas con problemas de alcohol, drogas y poseedores de Inmuno Insuficiencia Humana VIH, a través del Seguro Social.

A doce años de nuestro proceso revolucionario, y a pesar de los cambios y avances indiscutibles y visibles del Sistema Nacional de Salud donde “está naciendo el verdadero Ministerio de la Salud”, las personas con Inmuno Suficiencia Humana (VIH) en estado estacionario más problemas de drogas y alcohol no cuentan con centros públicos modernos y especializados para la atención, seguimiento y control de estas patologías cundo son poseídas las tres por una persona.

El caso que conozco es del estado Vargas donde existe un centro privado donde hay 18 enfermos, que no tienen las terapias sistemáticas que se suponen obligatorias para que los enfermos salgan del laberinto en que se encuentran, hay insalubridad-contagio de sarna-, comida inadecuada, no hay ejercicios, ni círculos de estudio y cuando el “responsable del enfermo”, que es quien o quienes hacen el ingreso del familiar, lo disponen ese paciente no tiene comunicación alguna con la familia, ni amistades comprobadamente sanos, por vía alguna, telefónica, personal, ni salidas cuando lo dispone el centro, ni siquiera hablar con la madre. Tampoco le permiten “los responsables” leer ni escribir, y prohibición a quien lo visite de no usar el celular y todo ello se dice, es parte del “tratamiento”, decidido por esos “responsables del paciente”, con la anuencia del dueño o dueña del centro en cuestión.

El estado, sin saber, a través del Seguro Social financia esos centros privados donde los pacientes tienen como terapia, jugar dominó y limpiar el baño y el pequeño sitio donde está dispuesta la cama.

En estos días de navidad se les concede permiso a “quienes puedan ir a buscarlos los familiares”, el día 21, o el día 28,  para estar con sus seres queridos  hasta el día 4 de enero, cuando ingresan nuevamente, pero se da el caso que “los responsables” deciden que el paciente NO SALE, porque no les conviene, o no les interesa o por X causa, la dueña o dueño del local lo avala y además el paciente es llevado el día 22 de Diciembre al médico del Seguro Social– sede Caracas-, en un taxi, acompañado de un cuidador y pagado por el paciente;  y el médico que indudablemente no es egresado de la ELAM, sin ver la historia de la consulta anterior y sin hacer evaluación alguna, decide extender seis meses más, la estadía de incomunicación y vagancia, basado en los decires de “la responsable del paciente” que acude a la consulta médica, sin oír al paciente, pues este llega bajo los efectos de fármacos  y su voluntad está totalmente comprometida y debilitada, toma las decisiones, la víctima acepta la prohibición de salir de permiso y sus seis meses más,  lo que reporta al centro casi diez mil bolívares (Bs.F 10.000,00).

En el feriado navideño, el afectado del caso que conozco queda  solo en el lugar, únicamente con dos personas de la tercera edad, cuyas condiciones físicas y mentales están totalmente deterioradas, además la víctima debe cancelar Bs F 1.000, por los días que estará allí, atendido por un cuidador que le pondrá la exigua comida y le administra el tratamiento; y en las mismas condiciones de incomunicación con familiares, amistades, sin visita ni de la madre anciana pero lúcida de 91 años, quien fue agregada a la lista de visitantes, que son sus tres hermanos que van de vez en cuando, después de introducir un amparo.

El ingresado estará deprimido, sin hacer nada, solo acostado y sin leer ni escribir a pasar de tener estudios superiores y haber escrito un libro y llevar 25 años en la administración pública, por voluntad de sus “responsables” y avalado por el centro y el médico del Seguro Social.

¿Habrá quien se dedique a controlar estas situaciones que desdicen del proceso revolucionario humanista que lidera nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, y que violan los preceptos constitucionales sobre derechos humanos y libertad de las personas que no están sometidas a proceso judicial alguno?.

ninoskalazoga@gmail.com

Que el seguro pague.


Volver a la Portada de Logo Paperblog