Revista Economía

¿Quién tiene que hacer la renta 2015?

Publicado el 12 abril 2016 por Eautonomos @eautonomos
¿Quién tiene que hacer la renta 2015?

En estas fechas, todos nos preguntamos: "¿Tengo la obligación de hacer la renta? ¿Qué requisitos hay que cumplir para hacerla?" En el artículo de hoy te explicamos cuáles son las condiciones para estar obligado a presentar la declaración de la renta.

Tal y como indica la Agencia Tributaria en su página web, están obligadas a declarar todas las personas físicas residentes en España durante el ejercicio 2015, es decir, si has sido autónomo (dado de alta en Hacienda) durante 2015, tienes obligación de presentar la declaración de la renta 2015.

Las excepciones a esta regla son las siguientes:

1) Personas físicas con un solo pagador

Las personas físicas que hayan percibido rentas por debajo de los 22.000 euros brutos de un solo pagador durante 2015, no están obligadas a declarar. Pueden hacerlo si quisieran y en la mayoría de estos caso el resultado es a devolver.

2) Personas físicas con más de un pagador

Los casos para los cuáles no es necesaria la presentación de la Declaración de la renta cuando hay dos o más pagadores son los siguientes:

    Que la suma de las cantidades percibidas del segundo y demás pagadores (por orden de cuantía) no superen los 1.500 euros anuales.
    Los rendimientos percibidos como pagos de la Seguridad Social tienen un tratamiento especial en la Declaración de la Renta. Cuando los únicos rendimientos del contribuyente sean pensiones y demás prestaciones pasivas y que la determinación del tipo de retención se haya realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido, no es necesario realizar la Declaración. Este procedimiento se solicita a través del modelo 146.

3) El límite pasa a ser de 12.000 euros brutos anuales

    Cuando procedan de más de un pagador, siempre y cuando las sumas percibidas del segundo y restantes pagadores superen la cantidad de 1.500 euros brutos anuales.
    Cuando los rendimientos se hayan percibido por pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos (a no ser que éstas últimas procedan de los padres por decisión judicial).
    Cuando el pagador de los rendimientos no esté obligado a retener.
    Los contribuyentes que hayan obtenido rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta, siempre y cuando no superen la cantidad de 1.600 euros anuales.
    Aquellos contribuyentes que hayan obtenido rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de Letras del Tesoro o subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.
    Aquellos contribuyentes que hayan obtenido exclusivamente rendimientos del trabajo, del capital mobiliario o del capital inmobiliario, de actividades económicas y ganancias patrimoniales, cuando la suma de todos ellos no supere los 1.000 euros anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a los 500 euros.
    Cuando se obtengan rendimientos íntegros del trabajo sujetos a un tipo fijo de retención.

El límite es 12.000 euros brutos anuales, en lugar de los 22.000 euros iniciales, cuando se produzca uno de estos casos:

4) Otras circunstancias

Existen otras circunstancias por las cuales el contribuyente no tiene que presentar la declaración:

Si te encuentras en alguna de estas circunstancias en las que estás exento de presentar la Declaración de la Renta, te aconsejamos que la presentes si el resultado es a devolver, ya que así puedes beneficiarte de las deducciones.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas