Revista Cocina

Receta de croquetas de queso muy cremosas

Por Jocoma171212
Las croquetas las puedes elaborar con casi cualquier alimento y son una de nuestras recetas tradicionales con mayúsculas. Pueden ser una de las mejores formas de aprovechar las sobras de otras recetas, como las de cocido, pero también pueden ser muy elaboradas, sea como sea siempre son una deliciosa forma de comer un entrante o aperitivo.
En esta ocasión te recomiendo unas croquetas muy cremosas, gracias al ingrediente principal que es el queso de untar, que le aporta un sabor y textura insuperable.
La forma de prepararlas es muy tradicional y aunque un poco laboriosas no dejan de ser muy fácil de hacer, ya lo verás que en cuanto leas la receta o mires el vídeo.
El ingrediente principal es el queso de untar, del que vienen el tarrina, ya sabes que hay varias marcas que puedes utilizar, como el Philadelphia o el San millan, aunque yo te recomiendo que uses una marca blanca de las que puedes encontrar en tu supermercado, que te saldrán igual de buenas y a la mitad de precio. Otra cosa importante es que este queso lo puedes encontrar de varios sabores y con mezclas muy sabrosas, con a las finas hierbas o con queso azul, también puedes utilizar estos y así le darás un toque de sabor diferente.
Croquetas de queso
una cosa muy interesante es que puedes hacer la masa, moldearla y rebozarlas en el pan rallado y después congelaras para cuando las necesites, así solo haces una vez el trabajo duro y cuando te apetezcan solo tendrás que freírlas y a comer.
Pues solo me queda decirte que cualquier cosa que necesites para preparar esta receta tan cremosas, solo tienes que dejarme un comentario y te ayudo.

Tiempo:

30 minutos

Valor Calórico:

medio

Dificultad:

baja

Cantidad:

12 croquetas aprox.

Ingredientes

  • 200 g de queso de untar (tipo Philadelphia o similar)
  • 75 g de harina de trigo
  • 75 g de mantequilla
  • 500 ml de leche entera
  • Una pizca de nuez moscada
  • 2 Huevos
  • 100 g de pan rallado
  • Abundante aceite para freír
  • Sal y pimienta al gusto
Receta de croquetas de queso

Preparación

  • No necesita preparación

Elaboración

Pon una cazuela a fuego medio y echa la mantequilla.
Remuévela hasta que esté derretida.
Echa pimienta al gusto y la pizca de nuez moscada. Dale un par de vueltas y añade la harina de trigo.
Sofríelas sobre un minuto.
Que quede bien mezclada con la mantequilla.
Vierte la leche poco a poco sin dejar de remover, para que no queden grumos.
Echa sal al gusto y sigue removiendo con una varilla.
Cuando la leche esté caliente añade el queso de untar.
Lo deshaces un poco con una paleta para que se diluya con la bechamel.
Sigue removiendo con la varilla hasta que la leche hierva y espese.
Tienes que removerlo hasta que la masa empiece a despegarse de la cazuela, en unos 3 ó 4 minutos.
Retira la cazuela del fuego.
Vierte la masa en una bandeja no muy profunda.
Deja que se enfríe un poco la masa.
Tápala con papel film y la dejas en el frigorífico al menos 2 horas.
Ahora ya tienes la masa lista para freír.
Primero moldea las croquetas.
Corta la masa en trozos mas o menos iguales.
Pueden tener el tamaño que prefieras.
Coge un trozo de masa y la moldeas con las manos hasta que tenga la forma de croqueta.
Puedes moldearlas de la forma que quieras, cilíndricas o redondas, como mas cómodo te sea.
Haz lo mismo con toda la masa hasta que tengas todas las croquetas moldeadas.
Ahora ya las puedes rebozar un freír.
Pon una sartén a fuego medio y echa abundante aceite para freír.
Mientras se caliente rebózalas.
Casca los huevos en un plato hondo y los bates.
Echa el pan rallado en otro plato hondo.
Coge una croqueta y la bañas en el huevo batido.
La pasa al plato del pan rallado y la rebozas, que quede bien cubierta.
Las vas dejando en una bandeja.
Cuando el aceite esté caliente vas poniendo las croquetas rebozadas en la sartén.
No pongas muchas a la vez para que no se enfríe el aceite.
Fríelas un par de minutos por cada parte.
Cuando esté doradas por una parte con cuidado le das la vuelta.
Cuando esté bien doradas pro todos los lados ya están fritas.
Sácalas de la sartén y las pones en una bandeja sobre papel absorbente.
Haz lo mismo con el resto de croquetas, hasta que estén todas fritas.
Cuando las tengas todas ya las puedes servir.
Ya verás que cremosas te han quedado.

Consejo

  • Puedes utilizar el queso de untar que prefieras, pero tiene que ser del tipo Philadelphia.
  • El aceite de la fritura lo puedes reutilizar, pásalo por un colador y lo guardas.
  • Una vez rebozadas las puedes congelar.
  • Si al moldear las croquetas se te peguen en las manos, mojatelas un poco.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista