Revista Cocina

Receta de pulled pork

Por Foodin' Out @foodinout

¡Hola gente, ya estamos aquí otra vez con una nueva receta! Esta vez se trata de un bocadillo de pulled pork.

El pulled pork es un plato típico americano, que consiste en carne de cerdo desmenuzada en una salsa barbacoa, con la que se hacen unos bocadillos realmente jugosos y sabrosos. Para los americanos el pulled pork es casi como una religión, algo así como para los valencianos la paella. Bueno, vale, me he pasado un poco, pero por ahí van los tiros. Para cocinarlo suelen ahumarlo en una barbacoa durante 8 horas o en su versión más casera en una olla de cocción lenta. Nosotros como no disponemos de este tiempo – además de cocinar somos adictos al Instagram – vamos a realizar una versión simplificada y en dos horitas de nada tendremos nuestro bocadillo listo para comer acompañado de una buena mazorca de maíz. Vamos a ello.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 solomillo de cerdo (600 g aprox.)
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 guindilla (o más)
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 1 cucharada de mostaza de dijon
  • 2 cucharitas de pimentón (ahumado mejor)
  • 4 cucharadas de ketchup
  • 1/2 vaso de vinagre
  • 2 cucharitas de salsa Worcestershire
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de orégano
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Para el bocadillo

  • 4 panecillos de hamburguesa(consistentes)
  • Mozzarella rallada

Lo primero que haremos será sellar el solomillo salpimentado a fuego fuerte con unas gotas de aceite de oliva. Lo reservamos. En este aceite pochamos ligeramente la cebolla y los ajos. Seguidamente tiramos el resto de los ingredientes, menos la guindilla y el laurel. Lo cubrimos con agua (unos dos vasos) llevamos a ebullición y lo trituramos todo con la batidora hasta que quede bien fino. Ahora sí, tiramos la hojita de laurel, la guindilla y el solomillo que debe quedar completamente cubierto por la salsa. Pues bien, ahora solo nos queda bajar el fuego al mínimo y esperar dos horitas a que el solomillo esté bien tierno.

Una vez el solomillo está bien tierno lo retiramos del fuego y lo desmenuzamos con la ayuda de dos tenedores. Debemos tirar con los tenedores en dirección opuesta. La carne irá quedando en forma de unos pequeños hilos.

Mientras desmenuzamos la carne subimos el fuego de la salsa y la dejamos reducir hasta que quede bien espesa. Un poco menos de la mitad del volumen de salsa que teníamos en un principio. Cuando la salsa está espesa retiramos la guindilla y el laurel e introducimos en ella la carne desmenuzada, removemos unos minutos para que se integre y ya tendremos nuestro pulled pork listo para comer.

Para preparar el bocadillo tostamos el pan ligeramente en el horno. Es importante que los panecillos tengan consistencia, que no sean de tipo pan de molde, o no aguantarán el peso de la carne salseada. Cuando los panecillos estén tostados los abrimos por la mitad, en la tapa superior ponemos una buena porción de mozzarella rallada y la ponemos al horno hasta que se funda. Montamos el bocadillo y a comer.

¡Animaos a probar la receta y no dudéis en comentar que os ha parecido!

0211

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas