Revista Juvenil

Recomendación Juvenil: 'La hormiga que quiso ser astronauta' de Félix J. Palma

Por Carmen F. Etreros
Recomendación Juvenil: 'La hormiga que quiso ser astronauta' de Félix J. Palma
La hormiga que quiso ser astronauta,
Félix J. Palma,
Madrid, Alamut Ediciones, col. Marelle, 2009.
256 págs. 18.95 €
.ISBN: 978-84-9889-027-3.
A partir 18 años

Por Carmen Fernández Etreros,
especialista en Literatura Infantil y Juvenil

A menudo recibimos en Pizca de papel peticiones para que reseñemos libros que leen jóvenes pero que no son estrictamente literatura juvenil. Murakami o Federico Moccia son dos de los autores más leídos por los jóvenes. Así llegó a nosotros el deseo de un joven lector entusiasmado con La hormiga que quiso ser astronauta de Félix J. Palma, autor de la novela El mapa del tiempo.
La hormiga que quiso ser astronauta es la reedición de la primera novela del escritor Félix J. Palma, escrita en el verano de 1996 y que este año ha sido sacada a la luz por la colección Marelle de Alamut Ediciones.
Lo primero es que La hormiga que quiso ser astronauta es una novela narrada desde la juventud, esa etapa en la que todo se balancea entre la euforia y la frustración constantes. El argumento es sencillo y a la vez complejo: Álex, un joven sevillano, nos narra en primera persona su tránsito hacia la madurez a través de la fantasía y la búsqueda del amor. Divertida, entretenida, irónica, imaginativa, positiva y negativa. Un reflejo bien construido de una etapa confusa y casi irreal para los jóvenes que se resisten al inevitable tránsito a la vida adulta.
Lo segundo que para mí el papel protagonista de la novela es simplemente el poder de la fantasía. Un ingrediente vital que vamos perdiendo a medida que nos vamos haciendo adultos, pero que es un ingrediente básico del individuo. Y ese es el problema de Álex: fantasía en grado superlativo. Álex tiene como primer amor una sirena, observa confiado como nieva en Sevilla en pleno verano o entra tranquilamente en el pub Insomnio de la mano de un ángel, un serafín escapado del cielo. Elegir vivir en un mundo de fantasía es una opción personal como explica Blanca, un personaje magnífico, la pintora de “estados de ánimo”:
“Han colocado al hombre entre las estrellas y las hormigas, para que cada cual mire hacia donde le apetezca. Unos se divierten pisando y otros dedican su vida a construir cohetes con los que alcanzar la gloria que cuelga del cielo, como herederos ansiosos” (pág. 53).
La novela está narrada desde la euforia, la pasión y el sentimiento constante de fracaso en las relaciones amorosas de la juventud gracias a recursos estilísticos potentes y a una narración hermosa y bien construida. Metáforas relacionadas con la literatura como la magdalena de Proust, el mito de Don Quijote, la pasión por iconos del cine como Star Wars...
“...Ese era mi mundo. Un mundo que no era absurdo ni lógico. Un mundo que simplemente era. Dependía de nuestra forma de mirarlo. Si lo miraba yo, el mundo era irremediablemente absurdo. Si lo miraba coral, el mundo era perfectamente lógico. El mundo lo habíamos hecho nosotros, podía ser lo que quisiéramos... (pág. 242)
En suma una novela ágil y bien construida que seguro que conectará con la fantasía y los gustos de los lectores juveniles, el germen del potencial de un autor prometedor, y que nos recuerda la necesidad que tenemos todos de la fantasía más allá de la juventud y poder vivir entre las hormigas y las estrellas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas