Revista Deportes

Recuerdos de Italia – España vol II

Publicado el 10 junio 2012 por Futbolgol
España Italia Eurocopa 2008

España Italia Eurocopa 2008

Tras 14 años, ambas selecciones volvían a enfrentarse en partido oficial, el entorno, la Eurocopa de Austria y Suiza, en 2008, de nuevo en cuartos de final.

Con 24 años, la vida es muy distinta a los 10, si en aquel entonces era un tierno niño que se iniciaba en el estudio del deporte rey, ahora ya había evolucionado hasta ser un completo enfermo, los días no tenían suficientes horas para ver todos los partidos que quería ni para leer reseñas y artículos de opinión en la ya implantada red de redes.

Sin embargo, en estos eventos, uno tira más del corazón que de la cabeza, se despoja de su halo intelectualoide, se viste la roja y se prepara a vivir los partidos de la selección española, no a diseccionarlos quirúrjicamente. Así fue durante la primera fase, resuelta por España de manera brillante, tanto por su fútbol como por resultados.

Todo comenzó en un partido en el Parken de Copenhagen en el mes de octubre de 2007,  ante la baja de varios titulares, Luis Aragonés, a la postre seleccionador nacional, se arriesgaba y salía con un centro del campo titular formado por: Albelda, como único pivote defensivo, Xavi, Iniesta, Joaquín y el jovencísimo Cesc, con Tamudo como único punta. El resultado fue de 1-3, favorable a los españoles, que realizaron un gran juego y parece que mostraron un camino a seguir.

Volvemos a la fase de grupos de la Euro, se golea a Rusia, de manera inmisericorde, se gana apuradamente a Suecia, con un gol de Villa en los últimos minutos y se permite el lujo de jugar con los suplentes ante la campeona vigente, Grecia, que decía así adios a su defensa del título.

Italia, por su parte, había vuelto a realizar una fase de grupos bastante mediocre, perdió claramente con Holanda, por 3-0, empató a 1 con Rumanía y ganó a Francia, 2-0, en un partido cargado de necesidades.

A priori la española era la selección favorita, pero claro, se juntaban varios argumentos en contra, primero, el nombre de la selección rival Italia, con su historia, su competitividad, su especialidad en ganar partidos que no merece, por otra, la barrera de los cuartos, insalvable desde la Eurocopa de Francia 1984, era un fantasma que se creía casi insuperable.

Volvamos a mi historia personal, el horario del partido era muy malo, domingo por la noche, el lunes había que trabajar, no quedamos con los amigos, lo ví en casa, con mi padre, un señor al que no le gusta el fútbol, por lo que, el mero hecho de poner el partido en la televisión del comedor, demostraba la importancia del choque.

Alicientes no faltaban, el recuerdo, aún fresco, del codazo de Tassoti a Luis Enrique, se enfrentaban 2 de los mejores porteros del mundo, Buffon e Iker Casillas, los transalpinos venían de ganar un mundial, España había sido la mejor selección de la fase de grupos.

El partido respondió al guión preestablecido, dominio absoluto de la roja, los italianos, replegados, buscando su oportunidad, que la tuvieron. Sin mayor historia se llegó a una prórroga cargada de tensión, pero en la que tampoco se pudo abrir el marcador. Llegaban los penaltys.

Recuerdo que en ese momento mi padre cerró el periódico y se puso a ver el partido, visiblemente nervioso, yo me estaba comiendo ya los muñones de donde antes tenía las uñas, así que juntos, nos dispusimos a ver como se resolvía.

Estaba en juego el paso a  semifinales, pero además, como hemos comentado antes, también el título oficioso de mejor portero del mundo. No sé por qué, pero tenía buenas sensaciones con esa tanda de penaltys, cosa que no me suele pasar, veía a España segura de pasar, Casillas es un afamado parapenaltys pero Buffon tampoco es cojo.

No comenzó mal el tema, el 4º penalty era fallado por De Rossi, Güiza compensaría fallando el 7º, pero Di Natale tampoco era capaz de batir a Casillas así que todo quedaba pendiente del útimo penalty.

Se encaminaba hacia el balón Cesc Fábregas, con apenas 20 añitos, capitán del Arsenal, la tensión era insoportable, ya hacía un rato que no podía estar sentado en el sofá, estaba de pié enfrente de la tv intentando transmitir mis ganas de ganar a los jugadores.

El chico cogió carrerilla, miró a Buffon y mandó el balón al lado contrario del que se tiró el enorme portero italiano. el balón entró mansamente en semifinales.

Se había rebasado la línea de cuartos, España era una selección nueva, se pasó por encima de Rusia en un partido memorable y se ganó a Alemania en la final.

Luego vino el mundial, pero eso ya es otra historia…


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas