Magazine

Reseña: Amy y Roger

Publicado el 29 septiembre 2014 por Antonio_diario

Reseña: Amy y RogerDATOS TÉCNICOS-Autor: Morgan Matson-Editorial:Plataforma Neo
-Traductora:Aida Candelario Castro
-Número de páginas:400   
-ISBN:978-84-16096-02-2
SINOPSIS
Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte… Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas.  A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.OPINIÓNMucho ha llovido desde que oí hablar por primera vez de este libro. Lo descubrí gracias a un puñado de booktubers de habla inglesa, los cuales decían maravillas de él. Sin embargo, no me llamaba demasiado la atención, por lo que fui dejándolo pasar. No fue hasta que Laia Soler lo rescató de mi memoria con su recomendación navideña que me interesé por él. Después de verla, no hacía otra cosa que pensar en lo mucho que me apetecía leerlo. No os podéis imaginar la alegría que sentí cuando supe que Plataforma Neo planeaba traerlo a nuestro país, y, aunque no se puede decir que lo comprase nada más salir a la venta, sí se puede decir que lo devoré y, sobre todo, lo adoré. Amy y Roger es mi primera toma de contacto con los llamados road-trips, un tipo de libros en los que se narra un viaje por carretera –valga la redundancia-. En esta novela se nos cuenta la historia de Amy E. Curry, una joven que, tras finalizar su último año de instituto, se ve obligada a abandonar su hogar de toda la vida para mudarse a Connecticut con su madre. No obstante, hay un problema: el coche familiar no puede quedarse en California, y la protagonista no se ve capacitada para poner las manos de nuevo sobre el volante. Para solucionarlo, su madre se pone en contacto con una amiga, y, aprovechando que su hijo Roger debe pasar el verano con su padre en Filadelfia, le sugiere que éste acompañar a su hija, a lo que él responde que sí. Amy y Roger emprenden un viaje de 5.000 kilómetros, y, en vista de lo aburrido que es el itinerario preparado por la madre de Amy, deciden darle una vuelta de tuerca.

¿Alguna vez habéis sentido que ni con tropecientas palabras seréis capaces de hacer justicia a lo mucho que os ha gustado un libro? Pues ésa es la situación a la que me enfrento yo reseñando este libro. Empecemos comentando la pluma de la autora. Conjugando sencillez y detallismo hace de Amy y Roger la lectura perfecta para la playa o la piscina. Los hechos están narrados en primera persona por Amy, que se halla sumida en una profunda depresión. Me ha parecido todo un acierto, porque de este modo he podido conocer los complejos sentimientos de este personaje de primera mano. La trama, a mi parecer, es muy constante gracias a la variedad de lugares visitados por los protagonistas, de personas con que se encuentran en el camino y de situaciones en que se ven envueltos. El ritmo, ágil y fluido, te impide parar de leer. Pese a todo esto, si me pidiesen quedarme con una sola cosa de la novela, sería, sin duda, lo personal que ha sido para mí. Son muchos los libros que me han hecho sentirme parte de la historia, pero ninguno lo ha hecho tan bien como éste. Me resulta muy difícil describir con palabras la sensación de estar contemplando el mismo paisaje que los protagonistas, respirando el mismo aire, experimentando las mismas emociones, porque para comprenderla debes leer el libro. Además, hay una gran cantidad de páginas que contienen las playlists que escuchan los protagonistas durante el viaje, imágenes de los lugares que visitan, tickets de los lugares donde compran o datos de los estados que visitan.La portada y el subtítulo dan a entender que se trata de un libro meramente romántico, cuando no es así ni por asomo. Sí, cuenta con una parte amorosa, pero comparada con la importancia de la evolución de los personajes –sobre todo de la protagonista-, se queda en un segundo plano. Medio mes después continúo fascinado por la capacidad de la autora para otorgarles una evolución trascendental en tan reducido espacio temporal y que ésta resulte totalmente verosímil. La protagonista, Amy, es una joven que, tras la muerte de su padre, ha experimentado un aislamiento social del que Roger, un año mayor que ella, le rescata llevándola de viaje. Él también tiene su propio quebradero de cabeza: su ex, Hadley, con la que continúa obsesionado. Ambos se complementan y se ayudan en sus problemas, convirtiéndose en personas más maduras al final del viaje. Entre ellos, como indica el subtítulo de la novela, se establece una relación romántica. Ésta me ha parecido muy entrañable, y lo único que no me ha gustado de ella es el hecho de que se acuña paulatinamente y en las últimas páginas se intensifica de un modo, a mi parecer, demasiado precipitado. Es ésta la razón por la que no se ha llevado el cinco sobre cinco. Además de Amy y Roger, indiscutibles protagonistas de la obra, hay otros personajes que hacen que la novela sea mucho más entretenida, como Charlie (hermano gemelo de la protagonista), Pamela (su madre), Hadley (ex novia de Roger), Bronwyn, Leonard... 


Decir adiós es como asumir que no vas a volver a ver a una persona. Es aceptar que esa sea la última conversación que tengáis. Así que, si no lo dices, si dejas la conversación abierta, significa que tendrás que volver a verla.

En definitiva, Amy y Roger es una novela maravillosa. Cuenta con una prosa fresca que hace que la lectura sea muy amena y entretenida. Las descripciones de los lugares visitados por los protagonistas son muy detalladas y gracias a ellas aprendes muchas curiosidades. Además, gracias este detallismo y a la inclusión de detalles como fotografías, tickets de compra o playlists hacen que te sumerjas totalmente en la historia, sintiéndote parte del viaje. Los personajes sufren una evolución espectacular gracias a la influencia que ejercen sobre el otro. Además, entre ellos se establece una entrañable aunque precipitada relación amorosa que, muy acertadamente, ocupa un lugar secundario en la trama. Sin duda. una novela imprescindible.



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog