Revista Cultura y Ocio

Reseña: El Fantasma de Canterville, de Oscar Wilde.

Publicado el 11 abril 2016 por Roci
Reseña: El Fantasma de Canterville, de Oscar Wilde.Autor: Oscar Wilde.
Formato: Cuento largo/novela corta.
Páginas: 120.
¿Saga?: No.
Año de publicación: 1887.

SINOPSIS:Reseña: El Fantasma de Canterville, de Oscar Wilde.Inteligentísima mezcla de sátira social y elaborada farsa, El fantasma de Canterville (originalmente publicada en 1887) es una de las piezas más deliciosas y elegantes del gran Oscar Wilde. Una sofisticada familia norteamericana, los Otis, compra el añejo castillo inglés de los Canterville. El anciano dueño les habla entonces de que en la mansión habita desde tiempos inmemoriales el colérico fantasma de Lord Simón Canterville, que mató a su esposa y cuyo cuerpo desapareció después misteriosamente. Lejos de amedrentarse, los inquilinos compran el castillo con fantasma incluido, y acaban sometiendo al pobre espectro anacrónico, que acaba siendo juguete y víctima de los dos niños terribles de la familia. Tal vez sea El fantasma de Canterville la novela más conocida y celebrada de Wilde, que ha pasado por méritos propios a la lista de obras inolvidables y fundamentales de la literatura universal.

OPINIÓN PERSONAL:Tuve que leer este libro para mi clase de literatura, lo cual obviamente me dio paso a prejuzgarle. Como ya todos hemos asumido, los libros y cuentos que se leen en Literatura son en general bastante aburridos, de esos que solo quieres terminar para hacer el maldito ensayo y escaparte del examen. Pero, para mi sorpresa, El Fantasma de Canterville terminó gustándome mucho.
Creo que esto es en gran medida por el hecho de haber trabajado un poco en clase; si bien todavía no llegamos a la fase de discusión y demás, antes de que pudiera empezar a leer este libro la profesora nos habló de Oscar Wilde, menudo tío.
La biografía del autor me dejó interesadísima, en gran parte porque el mismo pasó dos años en la cárcel porque fue acusado de homosexualidad (en la época victoriana eran todos unos radicales), cuando fue liberado, descubrió que su esposa se había cambiado el nombre y se había mudado con sus hijos, ya que Wilde era una vergüenza para ellos. Sin ahondar en lo indignada que me pone cualquier tipo de discriminación, y la vergüenza que toda la gente homofóbica o intolerante debería sentir, Wilde se mudó a París bajo un nombre falso y comenzó a darle alcohol. Se dice que en sus últimos días superó su adicción y se hizo religioso, antes de morir de meningitis. Murió como una persona anónima, y ahora el mundo lo aclama uno de los mejores autores británicos. FUCK LOGIC.

El misterio del amor es más profundo que el misterio de la muerte.
Peeero... de vuelta con El Fantasma de Canterville. Este libro (o novela corta, o cuento largo, o lo que sea; solo se que de todas maneras lo voy a hacer contar para mi reto de Goodreads) trata sobre una familia norteamericana que se muda a un castillo (el castillo de la familia Canterville) en Inglaterra; los ingleses, muy precavidos ellos, les advirtieron sobre el fantasma que moraba desde hacía siglos el lugar y de las muertes que había ocasionado. Pero los estadounidenses se mudan de todos modos, y así empieza una feliz historia en la que el fantasma intentará asustarlos por todos los medios, mientras que los americanos se reirán de él con su típico escepticismo.
Esta reseña no será muy larga porque el libro es cortísimo, y solo quiero agregar que en este momento todavía no hemos discutido la historia con la profesora, por lo que esto carecerá de tecnicismos y pensamientos demasiado profundos...

Death must be so beautiful. To lie in the soft brown earth, with the grasses waving above one's head, and listen to silence. To have no yesterday, and no tomorrow. To forget time, to forgive life, to be at peace.
El estilo de Wilde me encanta, no solo porque su pluma sea fácil de leer o por todos los recursos literarios que encontraré si me pongo a analizar con profundidad. No. Wilde me encanta porque cuando estás leyendo su obra sabes que es un clásico, pero si te metes lo suficiente en la historia, el autor parece tan moderno como Veronica Roth (quizá no taaaan así, pero entiendan mi punto): Wilde no pierde esa magia victoriana al mismo tiempo que le aporta rapidez y fluidez a su novela.
Cuando uno comienza a leer un libro llamado "El Fantasma de Canterville" obviamente se espera algo de terror, pero este libro es más bien de humor y sátira; suerte que entré con las expectativas por el suelo, sino quizá estaría algo decepcionada.
Los personajes me gustaron bastante (sobre todo Simon), y me sorprende que Virginia me haya caído tan bien, ya que siempre odio a la típica chica dulce e insulsa.
Algo que amé fue la forma del autor de burlarse y criticar la sociedad tanto británica como norteamericana.
Los británicos con sus especulaciones y temores, y los norteamericanos con sus molestas soluciones fáciles para todo (que, obviamente, es un guiño a que USA es uno de los países que dominan la economía, y que tienen productos químicos hasta por los ojos--consumismo--). Y me parece perfecto. Con todo lo que la sociedad le hizo a Wilde, el pobre se merecía unos minutos de desahogo.
También disfruté mucho de ese humor cínico que reflejan sus palabras; si bien no fue una lectura lo que se diría divertida, adoré poder leer todo el sarcasmo e ironía de Wilde.
He made me see what Life is, and what Death signifies, and why Love is stronger than both.

Y todo iba perfecto. Buena trama, buenos personajes, buen transfondo. Hasta que el autor decidió no contarnos la escena más crucial de la historia. Sé que utilizó un recurso literario genial y que probablemente eso sea digno de una ovación o tenga sentido o quede más bonito o lo que fuera, pero me sentí del mismo modo que cuando terminé Amanecer: sin mi épica batalla final. No fue tan grande la decepción porque me gustó la manera de Oscar Wilde de sobrellevarlo, pero de todos modos yo quería una escena emocionante y llena de magia.
Después de leer este libro, tengo muchísimas ganas de darle una oportunidad a otros cuentos del autor, y, obviamente a su única novela, "El Retrato de Dorian Gray".
Te recomiendo "El Fantasma de Canterville" si estás buscando un clásico rápido y entretenido, buenas críticas sociales, una buena historia detrás de la obra o animarte con Oscar Wilde.PUNTUACIÓN:Reseña: El Fantasma de Canterville, de Oscar Wilde.RecomendableReseña: El Fantasma de Canterville, de Oscar Wilde.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :