Revista Música

Revólver – parte ii (el éxito)

Publicado el 07 septiembre 2016 por Perendengon

goñi

Hola Graminoleños.

En la pasada edición de “La Graminola” iniciábamos el recorrido por la carrera de uno de los artistas más admirados y reconocidos en el panorama musical español actual, Carlos Goñi, o lo que es lo mismo, Revólver. Nos quedábamos en el momento en el que se iba a publicar un sorprendente disco, grabado en acústico, que iba a ser el que marcara su senda del éxito a partir de esos momentos. Así que en el artículo de hoy vamos a deleitarnos con la auténtica época dorada de Revólver, en la que se convertiría en uno de los grupos de referencia del rock español. Allá vamos.

En el año 1993 publicaría “Básico”, el disco que marcaría el resto de su trayectoria. Un trabajo grabado en directo y “unplugged”, como se puso de moda en aquel entonces, que se convertiría en número uno y en uno de los mejores discos en español de aquel año. Profundizaremos mucho más en éste y en los otros dos “Básicos” de Revólver en el cuarto y último capitulo dedicado a la figura de Carlos Goñi, así que seguimos con lo que vendría después que no es poco.

Tras el éxito de “Básico”, Carlos Goñi comprendería el camino que tenía que llevar y sabría definitvamente la música que quería hacer. Sería el momento en el que prescindiría de sus colaboradores habituales para que el proyecto Revólver se convirtiera en únicamente suyo. A partir de ese momento Revólver era Carlos Goñi y Carlos Goñi era Revólver.

Tras el espaldarazo de “Básico”, Goñi realizaría una gira triunfal en la que por fin lograría el éxito en grandes recintos y con su música eléctrica. De inmediato se metería en el estudio de grabación para alumbrar en el año 1995 su siguiente disco “El Dorado”, cuya carta de presentación sería el tema que le da nombre.

La letra de esta canción tiene su miga. Tanto en este tema como en otros cuantos que veremos más adelante, Carlos Goñi siempre ha hablado de algún modo de sus vivencias y de sus relaciones con sus padres. Siempre se ha interpretado que “El Dorado” habla del sacrificio de sus padres por él buscando ese El Dorado para su beneficio. Nada más lejos de la realidad, de lo que él habla en esta canción es de que la obsesión de sus padres por alcanzarlo le dejaría totalmente desamparado.

El disco estaría claramente influido por el rock americano, algo que siempre había obsesionado a Goñi, y sus melodías estaban bastante cercanas al número uno de este estilo, el mismísimo “Boss” Bruce Springsteen. De hecho, tras la publicación de este trabajo, Goñi sería considerado como el Springsteen español, salvando todas las distancias, claro está.

La influencia Springstiniana sobre la música de Revólver quedaría bien evidente con el tema estrella de este disco. Me estoy refiriendo a “No Va Más”, una de las grandes canciones de su carrera y con la que llegaría al número uno de ventas en nuestro país.

“El Dorado” sería el disco de consolidación definitiva de Revólver. Llegaría al número 2 de las listas de ventas de nuestros país, únicamente superado por … pues por el “Greatest Hits” de Bruce Springsteen, curiosa casualidad. A partir de ese momento Goñi se rodearía de buenos músicos de estudio para grabar sus discos e iría cambiándolos, según las circunstancias, en cada una de sus giras.

Lo cierto es que el disco no tiene desperdicio. Está repleto de grandes canciones, no pudiendo faltar alguno de esos baladones que Goñi bien sabía componer e interpretar. Una de estas preciosas baladas llevaría el título de “Por Un Beso” y puedo aseguraros que la letra es espectacular y la canción en sí una preciosidad.

En mi modesta opinión, “El Dorado” es el mejor disco de toda la carrera de Revólver, dejando siempre al margen, claro está, sus “básicos”, ya que estos tres podríamos decir que van fuera de concurso.

Cualquiera de las canciones que lo componen tiene calidad suficiente como para ser publciada como single, y muchas de ellas, aunque no lo fueran, lograrían una gran popularidad. Uno de esos temas es “Tú y Yo”, una de las preferidas de los fans de Revólver en sus actuaciones en directo.

Además, “El Dorado” incluiría un tema que se acercaría al “tex-mex” e incluso a la ranchera, algo bastante recurrente en Carlos Goñi a lo largode su trayectoria. Lo cierto es que el aire que le daba a las canciones de este estilo era espectacular, dejándonos regalos para los oídos como este “El Aire Sabe A Veneno”, una canción que a mí personalmente me encanta. Aquí os dejo la versión que incluiría en “Básico 2”, ya que la versión de estudio no he podido encontrarla por ninguna parte.

Subido en la cima del éxito, Carlos Goñi no tardaría mucho en ponerse manos a la obra para la grabación de su siguiente disco, el cual aparecería en el mercado en el año 1996 bajo el nombre de “Calle Mayor”, reeditando paso por paso el éxito cosechado por su predecesor.

Para la grabación de este nuevo disco Goñi se marcharía a Estados Unidos, concretamente a California, contando con la inestimable ayuda de músicos norteamericanos de prestigio, entre los que se encontraba Roy Bittan, teclista de la E Street Band, o lo que es lo mismo, teclista de cabecera del mismísimo Bruce Springsteen. Un nuevo guiño hacia el boss, y van …

En este disco puede apreciarse una mayor madurez  a la hora de hacer música y se incluyen algunos temas de carácter social, como por ejemplo el que da título al álbum, una canción cuya letra es una árida crítica al racismo y la intolerancia.

Lo cierto es que Revólver lograría de nuevo un éxito rotundo. Las ventas del disco fueron espectaculares, superando incluso las de “El Dorado”, la popularidad de Carlos Goñi subió como la espuma y sus actuaciones en directo ponían el cartel de “no hay billetes” una tras otra. Le había costado mucho tiempo y sacrificio, pero por fin le había llegado el éxito y el reconocimento que siempre había deseado.

Sus influencias “Springstinianas” seguían ahí, pero poco a poco Goñi le iba dando un cada vez más marcado toque personal a la hora de crear sus canciones, sobre todo las más rockeras. Esto podemos apreciarlo en el tema más cañero y que a mí más me gusta de este disco: “Mi rendición”. Ya sabéis: “ya no volveré a apostar por nadie, ya no volveré a ser como soy, ya no volveré a nuestra calle, ya no volveré a firmar mi rendición”.

Como sucediera con su anterior disco, “Calle Mayor” está repleto de grandes canciones y cualquiera de ellas tiene potencial de single. Las críticas fueron buenísimas y se destacaba la madurez y solidez que Revólver había logrado con su música.

Antes mencionaba que otra de las características más marcadas de este disco es la preocupación por temas sociales de actualidad por parte de Carlos Goñi. En “Calle Mayor” la crítica iba hacia la xenofobia y en “El Mismo Hombre” sería el problema del desempleo el que le preocuparía.

A estas alturas de la película, Carlos Goñi se atrevía con todo. Prueba de ello es uno de los temas más tranquilos del disco. Una canción espectacular en la que se hace acompañar con un coro al más puro estilo “gospell” que pone los pelos de punta. La sencillez de una melodía en la que la voz del propio Goñi se adorna con la del coro. Para cerrar los ojos y disfrutarla. Su título, “Ten Fe En Mí”.

Carlos Goñi siempre ha considerado “Calle Mayor” como su mejor disco. En su opinión, es su disco más personal, mejor acabado y que contiene la música que en aquel momento de su vida le salía muy de dentro. Estaba entonces en la cima del éxito y eso le permitiría crear las canciones que más le identificaban.

Por supuesto no pueden faltar esas baladas tiernas y desgarradoras al mismo tiempo que tanto le han caracterizado a lo largo de su carrera. Una de las más destacadas sería este “Los Surcos de Tu Espalda”, romanticismo en estado puro.

Y como tantas y tantas veces, cierro el apartado dedicado a este disco con un tema que ni fue publicado como sencillo ni tuvo demasiada trascendencia, pasando bastante desapercibido, pero que a mí particularmente me encanta. Una canción muy sencilla, romántica y “revolveriana”. Su título: “Esta Noche Tengo Más de lo Normal”.

Tras la gira de “Calle Mayor”, Carlos Goñi publicaría su sengundo “Básico”, concretamente en el año 1997, tras lo que inciaría una nueva gira de conciertos en acústico que duraría más de año y medio, tras lo cual decidiría parar un tiempo necesitado de descanso. Ya sabéis, todo lo relacionado con los “Básicos” será abordado en la cuarta entrega dedicada a Revólver en “La Graminola”.

Durante ese periodo de descanso, Carlos Goñi crearía su propio sello discográfico y su propio estudio de grabación, situado en La Eliana, convirtiéndose ya de hecho en uno de los personajes más destacados del panorama musical español. Una vez inagurado ese estudio se introduciría en él con un selecto grupo de músicos para dar a luz su siguiente disco: “Sur”.

Aparecería en el año 2000 y su carta de presentación sería “San Pedro” que llegaría al número uno en las listas de éxito de nuestro país.

El disco obtendría nuevamente un rotundo éxito tanto de ventas como de críticas. Conservando el sonido y el estilo de siempre, la música de Goñi daría un pequeño giro para evolucionar hacia una manera de hacer música cada vez más comprometida en sus letras y con más baladas y medios tiempos que canciones puras de rock. Sea como fuere la calidad de sus creaciones era espectacular.

Podía decirse que su música era “genuinamente americana”, pero hecha aquí, en España y sabiendo rodearse de los mejores músicos nos dejaba joyas como este “Duro de Llevar”.

Ciertamente, en “Sur”, se puede percibir un ambiente más sórdido y dramático. Carlos Goñi siempre ha comentado que creó este disco viendo las miserias que llegaban precisamente del sur, con el hambre, el racismo y la intolerancia. Este “ambiente” sería bastante común a partir de ahora en su trayectoria.

Como en cada uno de sus discos, no faltarían las baladas románticas con letras preciosistas. En esta ocasión, la más destacada llevaría nombre de mujer “Sara”.

Carlos Goñi se atrevía a estas alturas con todo y, como tantos y tantos artistas, empezaría a fusionar su música con otros estilos y a interpretar canciones que en sus primeros tiempos no podía ni imaginarse que podría llegar a hacerlo.

Su gran “creación” en este disco sería atreverse a componer un fado, algo que no está al alcance de muchos músicos y, mucho menos, si estamos hablando de rockeros. Pues bien, Goñi sería capaz de hacerlo y crear una canción tan bonita como este “Faro de Lisboa”.

En el año 2002 llegaría su nuevo trabajo, un disco más intimista y personal, en el que el rock aparecería de manera residual, experimentando con nuevos estilos y con una música más triste y letras más comprometidas aún si cabe. Su título sería “8:30 a.m.”.

Si en “Calle Mayor” se atrevió a componer un fado, en esta ocasión se atrevería con un bolero. Lo cierto es que su genialidad es tan grande que sea cual sea el estilo en el que se mueva, Goñi nunca defrauda. Disfrutemos pues de “Eso de Saber”.

Por primera vez en su carrera, Carlos Goñi sería el productor de su disco, por lo que su toque más personal puede apreciarse en todas y cada una de las canciones que lo componen. De hecho, su título, “8:30 a.m.” atiende a que esa es la hora a la que se ponía a componer, dejando atrás sus noches en vela creando su música y el abandono de su familia. Componiendo por la mañana se sentía más satisfecho consigo mismo y podía dedicarle más tiempo a los suyos.

Sus letras cada vez abordaban temás más crudos y candentes de la actualidad, dándole su toque personal. En un disco más meditabundo como era éste, no faltaría una canción dedicada al maltrato a las mujeres, que llevaría el título de “Lo Que Ana Ve”.

Para mayor prueba del intimismo de este disco, otro de los temas está dedicado a los pensamientos que el propio Goñi tiene sobre cosas de la vida cotidiana. Una canción sencilla hasta decir basta pero que calaría bastante bien entre el público. Como muchos os podéis imaginar me estoy refiriendo a “Odio”. Por cierto, estoy de acuerdo con muchas, pero muchas de las cosas que el bueno de Goñi odia.

Aunque como ya os cuento el disco no es demasiado rockero, sí que hay espacio para algún tema un poco más cercano al sonido habitual de Revólver. No es una canción cañera ni mucho menos pero sí que tiene ese aire de música americana. A mí, particularmente, es el tema que más me gusta. Estoy hablando de “Asustando al Huracán”.

Por supuesto no puede faltar esa aportación que suelo hacer de canciones que ocupan un lugar “oculto” en los discos, pero que a mí me parecen con calidad suficiente como para aparecer por nuestra querida “Graminola”.

En esta ocasión se trata de un tema muy en la línea del que acabamos de escuchar, que se titula “Deprimencia”. Más intimismo.

Llegaría entonces el momento de recapitular y de hacer balance, por lo que en el año 2002 llegaría la publicación prácticamente de manera simultánea de dos discos de Revólver. Uno, titulado “Rarezas” incluía demos, grabaciones en directo y temas que finalmente no fueron incluídos en ninguno de sus discos de estudio y el otro, titulado “Grandes Éxitos”, pues eso, contenía todos los éxitos de su carrera junto a dos temas inéditos.

Estos dos nuevos temas eran versiones de dos viejos clásicos de artistas de prestigio norteamericanos. El bueno de Carlos Goñi iba a volver a sorprendernos a todos, sobre todo con uno de ellos, una versión del clásico de José Feliciano “Qué Será”, con un sonido más potente y desgarrador que nunca.

El otro tema inédito es puro rock & roll, ya que se trata de otro clásico, en esta ocasión del grandioso Bob Seeger, titulado “Old Time Rock ‘n’ Roll”, cantando en español y reconvertido por Carlos Goñi en “Ese Viejo Rock ‘n’ Roll”. Igual de pontente que el anterior, pura dinamita.

Tras las buenas ventas de estos dos discos, sobre todo del de grandes éxitos, habría que esperar hasta el año 2004 para que Carlos Goñi publicara un nuevo trabajo con canciones nuevas. Lo cierto es que con el sonido de los dos temas inéditos de su recopilatorio iba a darnos una pista de lo que iba a contener su siguiente disco.

Hemos podido apreciar como en esas dos canciones nuevas del recopilatorio Goñi ha utilizado un sonido más potente de lo habitual. Pues, bien en “Mestizo”, que así es como se titularía el nuevo disco, repitiría esa fórmula y nos encontramos un trabajo lineal con un sonido atronador de guitarras, convirtiéndose en el disco más duro de toda su trayectoria, algo que ya se muestra de manera notoria en el primer sencillo que se publicaría del mismo, que no es otro que el tema que le da nombre.

El cambio de sonido con respecto a su anterior disco es radical, pero lo que no había cambiado en absoluto eran los temas que trataba en sus canciones y ese compromiso de denuncia social en sus letras. En “Mestizo” hemos podido apreciar que trata nuevamente el tema del racismo, muy recurrente a lo largo de su carrera. Pero no sería éste el único “compromiso” de las canciones que le acompañaban.

Para muestra, un botón. En “Planeta Prozac”, otro de los temas destacados, nos habla de su desprecio por la “telebasura”.

No sería esta lá última canción con mensaje social. A la colección de temas comprometidos cantados y contados por la voz y el talento de Carlos Goñi habría que unir “Olas Muertas”, un desgarrador tema, con el uniforme sonido de todo el disco de guitarra, bajo y batería, dedicado en esta ocasión al desastre del “Prestige”.

Pero “Mestizo” también contiene una canción que a mi manera de entender es uno de los mejores temas que Goñi jamás haya compuesto y que además es una auténtica declaración de intenciones.

Se trata de una preciosa balada titulada “Es Mejor Caminar”, con una melodía sencilla y una preciosidad de letra que es digna de ser escuchada una y otra vez. Ya sabéis: “es mejor caminar, que parar y ponerse a temblar”.

“Mestizo” no tuvo una promoción demasiado grande y sus ventas fueron algo inferiores a lo que era habitual en “Revólver”, pero una vez más su gira y sus actuaciones en directo congregarían a todos su fans que disfrutarían como siempre. Sería éste el momento en el que Carlos Goñi tomaría la decisión de grabar un nuevo “Básico”.

Pero eso ya es otra historia. Hasta aquí llega el artículo de hoy. En la próxima edición de “La Graminola”, trataremos la época más moderna de Revólver y en la siguiente, por fin, todo lo relacionado con sus “Básicos”.

Mientras llega ese momento, ya sabéis, un pequeño vistazo a nuestra página amiga de “Esencia de Trementina”.

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ


REVÓLVER – PARTE II (EL ÉXITO)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista