Revista Viajes

Ruta al faro de San Antonio en Javea (Alicante)

Por Ninosenmochila @ninosenmochila

Hace algunas semanas decidimos ir de ruta por el Parque Natural del Montgo. A través de la web de Senderitos habíamos visto que había una ruta de bajo nivel y con posibilidad de llevar carrito. Además buscando más información entendimos que se podía ir perfectamente en bici. Y cómo tenemos a los peques con mono de bici pensamos que era buena idea pasar el día por allí y hacer senderismo: Que ellos fueran en bici (el mayor aun no la controla mucho y la peque va en triciclo de los que llevamos empujándola) y nosotros andando.  Nuestra información decía que la ruta comenzaba en el área recreativa de San Antonio, a unos 700 metros del faro. Así que pusimos rumbo hacia allí. Llevábamos algunas indicaciones que sacamos por internet pero al final nos fuimos guiando por los carteles y señales y no tuvimos ningún problema para encontrarlo. Paseo- mirador desde donde se ve toda la bahía de Javea No madrugamos mucho por lo que llegamos a nuestro destino sobre las 12:00h. En la zona del merendero había sitio de sobra para aparcar aunque ya había gente preparada para pasar el día, como nosotros. La entorno está muy bien y supongo que en verano sí se llenará de coches los domingos. Cuestión de madrugar un poquito más. Nuestra idea era la siguiente: Acercarnos a pie hasta el faro para observar las maravillosas vistas de la costa, volver y comer en el área recreativa y después hacer la ruta de les planes hasta los molinos. (No os preocupéis que en otras entradas os contaré que tal el merendero y la otra ruta.) Una de las vistas de la bahía de Javea Sacamos las bicis del coche, cogimos la mochila con el agua y algún tentempié, cremita, gorra y camino.  Existe un sendero que discurre de forma paralela a la carretera y que lleva hasta el faro pero es únicamente para realizarlo a pie, bueno o en bici de montaña aquellos que la controlen bien. Nosotros optamos por ir andando por la calzada, en fila de a uno y pegados al arcén. Cuando llevábamos un ratito caminando nos encontramos con un pequeño aparcamiento a mano derecha, junto a la carretera. Resulta que existe un paseo- mirador de gravilla que discurre por el borde derecho de la montaña. El tramo no es muy grande, pero sí muy bonito. Las vistas de la bahía de Javea son espectaculares. Tiene unos bancos para sentarse y disfrutar del paisaje. Indican que hay una fuente de agua potable pero al acercarnos vimos que no funciona. Está rota. Otra de las vistas desde el faro Consejo: Cuando en una información dice que se puede ir en bici o con carrito no quiere decir que esté asfaltado. Lo que quieren decir es que puede usarse bicicletas o carritos siempre que sean de ruedas neumáticas. Arrastrar un carro o un triciclo de ruedas de plástico duro por un camino de gravilla es una tarea muuuuuuuy dura.   Volvimos a la calzada y seguimos nuestro camino. Cada vez teníamos el faro más y más cerca.  Por esta carretera el tráfico es muy poco. Realmente pasaba un coche o una moto cada muuuuucho rato. Vimos más gente en bici o corriendo durante el camino. A nosotros nos preocupaba un poco pero porque Marco lo del equilibrio de la bici de dos ruedas aun no lo domina del todo y el gen "mare patiora" no dejaba de incordiarme pensando "A ver si en una de esas se le va la bici y se me planta en medio de la carretera..." Eso sí, caídas hubieron algunas pero sin importancia. Al llegar al faro nos encontramos con que justo delante hay una pequeña explanada donde se puede aparcar. Por tanto, para aquellos que queráis verlo pero sin andar tanto sabed que se puede llegar en coche perfectamente y aparcar en la puerta. El faro está cerrado al público, no se puede acceder ni siquiera al recinto que lo rodea. Para poder disfrutar de las vistas hay que seguir el sendero que nos lleva por la parte de la derecha o pasear por las abruptas rocas de la parte de la izquierda. Nosotros fuimos por ambos lados. La zona que rodea el faro es muy abrupta Hay que tener mucho cuidado con los peques, sobre todo cuando vamos sobre las rocas. Llevarlos cogidos de la mano y no soltarlos en ningún momento sobre todo si son muy peques porque la caída puede ser importante.  Tuvimos que dejar las bicis "aparcadas" un poco más arriba para acercarnos hacia el borde del cabo a ver el mar. Las vistas son realmente espectaculares. A pesar de que en el horizonte había algo de niebla pudimos ver la isla de Ibiza. No quiero ni imaginarmelo en un día claro. Debe ser precioso. Entre las rocas crecía lavanda, manzanilla y montones de flores Tras disfrutar de las vistas, de las piedrecitas y las flores (que no veas tu para ir convenciendo a Carla de que no se pueden coger flores ya que es una reserva natural de flora y fauna. Ella quiere ir cogiéndolas todas) volvimos a la carretera. Que el paseo nos había abierto el apetito y había que llegar al merendero para reponer fuerzas.
Información recogida de: http://www.conlosninosenlamochila.com/2012/06/ruta-al-faro-de-san-antonio-en-javea.html


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista