Revista España

Ruta por la provincia de Burgos: ¿Qué ver en Ojo Guareña?

Por Rutasporespana @RutasporEspana
Ruta por la provincia de Burgos: ¿Qué ver en Ojo Guareña?

En el término municipal burgalés de la Merindad de Sotoscueva encontramos infinitas cuevas interconectadas en cuyo interior se han encontrado restos arqueológicos que llegan hasta el Paleolítico.

Este Complejo Kárstico tan particular llamado Ojo Guareña, está formado por la mayor red de cavidades de toda España, y probablemente una de las más grandes del mundo, pues se estima que alcanza los 110 kilómetros de galerías. Esta enorme red de cuevas está formada por 6 niveles, en cuyo niveles inferiores circulan los ríos Guareña y Trema, los cuales durante millones de años han ido modelando este complejo.

Cómo llegar

Desde Burgos hay dos opciones. La primera es coger la C-629 hacia Bilbao cruzando Villarcayo y a 2 km desviarnos por la BU-562 hacia Quintanilla del Rebollar. La segunda sería coger la N-623 hacia Santander y en Cilleruelo de Bezana girar hacia Soncillo y allí coger la BU-526 dirección Bilbao.

La Casa del Parque está en la BU - 526 de Quintanilla del Rebollar. Allí podemos coger información sobre las rutas de senderismo por el entorno y la visita a la cueva, y en su web podemos ver los horarios y precios.

Ruta por Ojo Guareña

La provincia de Burgos y su historia está profundamente ligada al descubrimiento de cavidades como las de Atapuerca o, está del Ojo Guareña en plena vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica. El Monumento Natural abarca parcialmente los municipios de Merindad de Sotoscueva, Espinosa de los Monteros y Merindad de Montija.

En el interior se han encontrado restos humanos de pobladores del paleolítico y de la edad de bronce junto con sus herramientas, además de huellas humanas impresas en el suelo, como en la conocida "Sala de las Huellas" de hace 15.000 años. Además de muestras de arte rupestre, como los grabados de la cueva de Kaite de hace 4.000 años, los grabados de la Sala de la Fuente de la Edad de los Metales y las pinturas rupestres en la sala de la Cueva Palomera, dibujadas hace 11.000 años. Esta cueva junto con la de San Tirso y Bernabé son las únicas que están abiertas al público.

La fauna que habita estas cavidades es muy abundante, destacando los invertebrados con 190 especies entre terrestres y acuáticos. Muchas de esas especies son endémicas. En el exterior las encinas y quejigos se distribuyen entre bosques y valles.

La Cueva y Ermita de San Tirso y Bernabé es sin duda la imagen más representativa de Ojo Guareña, y en ella se mezcla la piedra tallada por el hombre junto con la piedra modelada por el agua, creando una bella postal. La construcción de la ermita se remonta a los siglos VIII y IX, aunque es probable que con anterioridad sirviera de refugio para ermitaños.

La Cueva de San Bernabé contiene en su interior la ermita del mismo nombre. Se compone de una nave y un altar con una bóveda del siglo XIII y varias pinturas posteriores. En estas grutas que albergan el peculiar templo rupestre se pueden observar preciosas estalagmitas y estalactitas.

La visita guiada a la cueva está acondicionada con iluminación y una pasarela que va salvando el desnivel existente, permitiendo disfrutar de esta maravilla geológica. Además, la visita se completa con un interesante audiovisual donde se muestran imágenes de partes del complejo que no son visitables por ser de difícil acceso. La visita culmina en la parte de la cueva que sirve de interior de la ermita, la cual se encuentra decorada con unas pinturas murales de los siglos XVIII y XIX que representan los milagros de los santos Tirso y Bernabe.

Una vez en el exterior nos recibe el paisaje del valle de Sotoscueva, un hermoso paisaje natural formado por bosques, prados, cortados verticales, estrechos y encajonados ríos, arcos naturales y sumideros. Uno de estos sumideros es el del rió Guareña, ubicado al lado de la ermita, unos 200 metros más abajo. El cauce del río fue formando en la roca caliza varias fracturas y fisuras, formando un sumidero por donde el agua fue modelando el centenar de kilómetros de este complejo de simas y cuevas.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas