Revista Salud y Bienestar

Sanidad gratuita, a medias

Por Lilablogger


Medicamentos excluidos de la Seguridad Social

 

Medicamentos excluidos de la Seguridad Social
La famosa lista de medicamentos que de ahora en adelante quedan excluidos de subención por parte de la seguridad social. El objetivo es muy sencillo, ahorrar 440 millones de euros, que fue lo que costaron estos a la administracion el año pasado.
Se retira definitivamente la financiación de medicamentos para síntomas menores (por lo general baratos), lo que seguramente y según los expertos provocará el efecto sustitución por otros más caros por parte de nuestro médico de cabecera y siempre que nosotros se lo indiquemos.

Por anecdótico que parezca el asunto se seguirán financiando fármacos mucho más caros para enfermedades más graves o crónicas que no han demostrado su costeefectividad frente a otros más baratos y seguros disponibles en el mercado.
Estos son los medicamentos excluidos
 

Tratamientos contra estreñimiento: Fármacos laxantes generadores de volumen, laxantes osmóticos, antagonistas de opiáceos (receptor opiáceo periférico).
 

Tratamientos contra la diarrea: Preparados con carbón antipropulsivos (loperamida). Es decir medicamentos como el Fortasec.
 

Tratamientos para el exceso de secreción gástrica: Fármacos compuestos de aluminio, combinaciones de complejos de aluminio. Dejaría fuera antiácidos como el Almax.
 

Tratamientos de hemorroides: Corticoides (flucinolona, beclometasona). Lo que afectaría a cremas como el Synalar.

Tratamientos de varices y hemorroides: Bioflavonoides (diosmina, troxerutina, hidrosmina, rutosido, escina), dejando fuera pastillas como el Venoruton.

Tratamientos de la migraña: Fármacos para el tratamiento clásico de migraña leve, alcaloides de Ergot (cornezuelo).

Tratamientos del deterioro congnitivo asociado a la edad: Vasodilatadores periféricos (vicamina, vinburmina, buflomedil, naftidrofurilo), piracetam, pirisudanol, ésteres de deanol, extracto de ginko folium.

Tratamientos de la dermatitis del pañal: Cremas con bajas dosis de miconazol (derivado del imidazol).

Tratamientos de la psoriasis: Fármacos con extracto de calaguala.

Tratamientos de virosis tópicas o superficiales: Idoxuridina, tromantadina, aciclovir, podofilotoxina, imiquimod. Quedarían por tanto fuera tratamientos para dermatosis, lesiones de la piel e infecciones víricas. Algunas importantes, como los codilomas acumulados, una enfermedad de transmisión sexual producida por el virus del papiloma humano, que se trata con podofilotoxina o imiquimod.

Tratamientos de inflamaciones de origen traumático: Antiflamatorios no esteroideos tópicos (etofenemato, piroxicam, ketoprofeno, diclofenaco, ácido niflumico, suxibuzona, indometacina, aceclofenaco, fenilbutazona, bencidamina mabruprofeno, desketoprofeno, piketoprofeno, fepradinol). Esto afectaría a cremas como el Voltarén, Fastum o Calmatel.

Tratamientos de la ansiedad leve: Fármacos con extracto de passiflora y crataebus, oxitriptan.

Tratamientos de la tos: Alcaloides del opio (codeína) y derivados (noscapina, dextrometorfano, dimemorfano, dihidro codeína). Muchos jarabes, como el Bisolvon, tienen como base el dextrometorfano.

Tratamientos de la sequedad de vías respiratorias superiores: Mucolíticos (acetilcisteína, bromhexina, carbocisteina, mesna, ambrosoli, sobrerol). Un gran grupo, indicado para el tratamiento de resfriados.

Tratamientos sintomáticos de la congestión nasal asociada a gripe o resfriado: Fármacos simpaticomiméticos (pseudoefedrina, fenilefrina).

Tratamientos de la sequedad ocular: Lágrimas artificiales con carmelosa como agente humectante.

Tratamientos de la inflamación reumatoide leve: Diacereina. Fármacos indicados para la artrosis de rodilla.

Tratamientos de dislipemias leves: Triglicéricos omega 3. Indicados para afectaciones leves de los triglicéridos (como el Omacor).
fuente


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario