Revista Tecnología

SingStar Glee.

Publicado el 11 febrero 2011 por Portalgameover

Cuando a una corresponsal novata le dicen que va a cubrir un evento en el que se va a jugar al Singstar cantando canciones de Glee, una sabe que va a vivir lo mejor de la serie y del videojuego aunados. Por un lado, la diversión que en todas las reuniones sociales supone el Singstar, porque, aunque nos empeñemos en negarlo, todos preferimos cantarnos La casa por el tejado que jugar al Monopoly. Por otro, los grandes éxitos de una serie que también es un guilty pleasure y con la que cantamos y disfrutamos aunque luego digamos que la vemos por nuestras novias. De la unión de ambos solo podría salir algo, cuando menos, entretenido, ¿a que sí? Pues no.

Lady Gaga o Britney Spears fueron lo más sonado esa noche. Algo falla.

Lady Gaga o Britney Spears fueron lo más sonado esa noche. Algo falla.

 Al entrar al Hard Rock Café, un restaurante en el que, además de servir una comida muy rica y muy cara que ni catamos, se elaboran eventos de este tipo, sonaban canciones de la serie de televisión. Bien, esta fue la única alusión a Glee que se hizo en toda la noche. No solo no se explicó nada sobre el porqué del evento, que era el estreno en Fox de su segunda temporada, sino que los asistentes parecían conocer tanto Glee como axiomas de física nuclear.

La fauna que se atrevió a subirse al escenario a cantar canciones1 era de traca: guiris borrachos que solo cantaban canciones en inglés, proyectos de prostitutas, también yanquis, que creían que la barra de puntuación del juego se iba a iluminar si intentaban hacer bailes sensuales y, entre medias, algún grupo de amigas con horas de juego que hacían tiempo para la cena. Y por supuesto los retards de Game over, que incluso se animaron a participar2. Todo ello acompañado de un vestuario basado en plumas horteras y en sombreros llamativos de los que los participantes podían hacer uso y autohumillarse aún más; vamos, lo que una se puede encontrar en el Bershka.

Los premios para los ganadores, al menos, eran merecedores de cantar una canción y aguantar allí toda la noche, que no es fácil: una PS3 para el primero y juegos Singstar y cenas en el restaurante para los siguientes; aunque viendo las canciones de los juegos, casi mejor dame una hamburguesa con patatas.

No sé por qué los miráis así, si todos jugamos al Singstar  en casa con estas pintas.

No sé por qué los miráis así, si todos jugamos al Singstar en casa con estas pintas.

Lo que  imaginaba que me iba a encontrar al cubrir eventos de videojuegos eran canapés inmensos, conocer a desarrolladores de grandes plataformas, poder probar los juegos antes que nadie. Y la altivez inherente que esto conlleva, por supuesto. Lo que me encontré fueron guiris borrachos, que no regalaban ni un vaso de agua y un karaoke de ciudad media en el que te podrías haber encontrado a tu abuela la del pueblo cantando La Ramona. Vamos, el mundo de los videojuegos por dentro.

  1. por supuesto, ninguna de Glee, no vaya a ser que se haga honor al nombre del evento
  2. espero que nadie estuviera allí y pudiera vernos o la reputación inexistente lo será aún más

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :