Revista Ciencia

Sobre el nacionalismo

Publicado el 13 junio 2012 por José Luis Ferreira
Sobre el nacionalismo
Un comentario mío en una entrada sobre nacionalismo del blog Pensamiento crítico y opinión política:
Si uno quiere racionalizar las cosas, al final esto es una redundancia: el hecho diferencial del País Vasco es que una buena parte de la población no se siente española y quiere la independencia (o el estatus de libre asociación o lo que sea).
¿Hay alguna racionalización sobre el porqué de esta querencia? He aquí algunas posibles:
1. Los vascos siempre hemos sido independientes (salvo cuando Castilla y luego España nos han oprimido).
2. Al País Vasco le irá mejor económicamente cuanta más autonomía tenga (hasta llegar a la independencia, tal vez).
3. La independencia es la única manera de preservar lo que queremos preservar a nuestra manera (lengua, música,...)
4. España (como seguidora de Castilla en este caso) no ha hecho más que incumplir sus compromisos con el País Vasco (fueros, autonomía).
Todas estas razones, y otras que se pueden sumar a ellas, tienen en común que pueden no ser ciertas  o no (en el pasado o en el presente). Si a un nacionalista o independentista (lo hay que no se quieren llamar nacionalistas) que alega la razón primera se le muestra que, según toda la historia, el País Vasco estuvo bastante contento con su estatus dentro del Reino de Castilla difícilmente cambiará sus preferencias. Aún si admite que la historia dice eso, buscará otra razón, tal vez la cuarta. Y aún si admitiera que sería posible que ahora los compromisos se mantuvieran, podría alegar desconfianza.
Al final las únicas razones (no basadas en hechos diferenciales o históricos, tal vez ciertos, tal vez no) serán del siguiente tipo:
1. Querer más autonomía o independencia porque sí, porque son las preferencias, como las que se puedan tener por el chocolate. Esto no es ni racional ni irracional.
2. A pesar de que las razones que nos han llevado a esta situación no sean las que tenemos ahora encima de la mesa (ya nadie prohíbe hablar euskera o ya no se cuestiona el Concierto Económico), la situación es tal que las preferencias se han formado y simplemente se vota de acuerdo con ellas. Que es tarde para arreglarse, vamos.
3. Desconfianza a que dentro de España se respeten los acuerdos.
De hecho, el discurso nacionalista moderno tiende a usar menos los argumentos de la primera lista (que suelen ser un timo) y más los de la última. No me parece mal, los primeros son los más ideológico-religiosos y contra ellos es difícil razonar. Con razones como las últimas se podrá negociar mejor lo que sea por las partes implicadas. Hay menos ideales primarios que defender.
(Aquí hay unas entradas relacionadas.)
------------------------------------------------------------------------------------------------------------Hace tres años en el blog: Las piezas lego de la naturaleza. La historia más extraña jamás contada (1).
Y también: Las piezas lego de la naturaleza. La historias más extraña jamás contada (2).------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista