Revista Cultura y Ocio

Sobre "Pélleas et Mélisande" (5)

Publicado el 29 junio 2012 por Maac

Y llegamos al momento en el que toca hablar de la música orquestal de Pélleas et Mélisande. El tratamiento de la orquesta en en gran medida revolucionario. Salvo un clarinete bajo la composición de la orquesta es la misma que la de Tristán e Isolda, pero el efecto es mucho menos denso, más transparente. Rara vez suena toda la orquesta al completo, sólo en los interludios, cuando las voces no están presentes, así no son nunca cubiertas. Y es que en Pélleas et Mélisande cada escena va precedida de su pequeño preludio, a modo de introducción o de reflexión, que además sirve como elemento de transición a otro lugar y otro momento. Pero también parte de la música de los interludios fue escrita a última hora para que permitieran el cambio de decorados en escena.
Ya ha salido en esta entrada Tristán e Isolda, junto con Parsifal conforma las dos grandes influencias wagnerianas en la partitura de Pélleas et Mélisande -Pierre Boulez dixit-, donde mejos se aprecia esta influencia es en el recurso al leimotive y en la continuidad musical, sin que haya distinción entre partes recitadas y partes cantadas. Influencia wagneriana pero no copia, Debussy pretende ir más allá, abrir una nueva puerta, y resulta, como ya hemos señalado, mucho más ligero y más sutil que el alemán (apenas hay fortísimos) y con su falta de estabilidad, sus pinceladas musicales, el uso que hace del silencio, tan misterioso como el propio libreto.
Veamos un ejemplos:
WAGNER:

DEBUSSY:


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario