Revista Cultura y Ocio

Sólo un océano – @Ordinarylives

Por De Krakens Y Sirenas @krakensysirenas

Sólo un océano nos separa.

Sólo un océano de dudas.

Y, a veces, me da igual porque pienso que hay barcos capaces de surcar las aguas sin que importe el temporal, y otras sólo puedo pensar cuándo llegará el momento en el que vamos a naufragar. Hay tanta palabra sumergida entre nosotros, tantas verdades a medias que nos hacen mordernos la lengua, momentos en los que preferiría renunciar a ti con tal de no sentir cómo me arde el pecho cuando no pronuncias mi nombre.

Nos separa un océano de lágrimas y vasos medio llenos, siempre a medias, haciendo equilibrismos sobre la cuerda, caminando entre dos rascacielos con la ciudad a los pies. No sé quién está arriesgando más de los dos, no sé quién saldrá perdiendo si todo sale mal, pero no saldremos ilesos, eso por descontado.

Y, a pesar de eso, a pesar de que nos empeñamos en seguir navegando sin tener claro el rumbo, ni tener ni idea de cómo funciona eso de llevar el timón, no nos echamos atrás. El problema es que todo se nos va a ir de las manos y lo estamos disfrutando, el peligro, el bombeo de sangre a nuestra cabeza y a lo que no es la cabeza.

Hay un océano entre los dos y sería capaz de nadarlo con los ojos cerrados si supiera que voy a encontrarte al otro lado, porque ya no me da miedo el vendaval, ni perder las velas, ni que el ancla no vuelva a tocar tierra si mi continente no eres tú.

No tengo miedo porque venía roto, emprendí la travesía con demasiados descosidos por arreglar y no creo que pueda empeorar. Ya intentaba dejar atrás la orilla con el casco lleno de agujeros y me obligaba a remar en cualquier dirección. Si lo peor que puede pasarme es no llegar al destino y acabar con los pulmones llenos de agua salada me da igual.

Prefiero la aventura, ondear la bandera pirata, salir a buscar la X en el mapa, y que seas tú el tesoro, la mejor y la última de las recompensas.

Va a doler igual, con un sí o un no, con beso o sin él, para qué vamos a mirarnos desde la distancia pudiendo disfrutarnos. Voy a mirar el horizonte, perderme entre las olas y cogerte de la mano a la primera oportunidad, y no te pienso soltar, ni abandonar el barco.

Vamos a dejar en ridículo a Magallanes y a Cristobal Colón, y a la jodida Armada Invencible si hace falta.

Un océano nos separa, y nos va a parecer tan sólo un charco.

Visita el perfil de @OrdinaryLives


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :