Revista Regiones del Mundo

Stadion Miejski de Wrocław, cuenta atrás con suspense

Por Nestortazueco

Cuando el pasado 10 de febrero se reanudó la liga polaca, el Sląsk Wrocław lideraba la  T-Mobile Ekstraklasa con solvencia y su nuevo feudo, el Stadion Miejski, una de las flamantes sedes de nueva planta de la Eurocopa, había presenciado ya no pocas goleadas. De un tiempo a esta parte los ecos de Champions se han ido acallando y al nuevo recinto deportivo, antaño talismán, le empiezan a crecer los enanos. El bajón del Sląsk y los primeros achaques del Stadion Miejski llegaron a la par o como suele decirse A perro flaco todo son pulgas.

El próximo 11 de mayo el Stadion Miejski saldrá de cuentas y dejará atrás meses de rumurologíasobre la idoneidad de un estadio pendiente aún de algunos retoques. Ese día la UEFA debe recepcionar la arena de Silesia y quedan algunos trabajos pendientes como el parking para los autobuses o algunos kioscos exteriores. Por si fuera poco el partido del 7 de abril (víspera de Domingo de Pascua) el Sląsk tuvo que regresar a su antiguo estadio de la calle Oporowska, ya que el nuevo estadio municipal requirió un cambio de césped. No faltaron entonces voces maliciosas que auguraron que el Stadion Miejski no estaría homologado para el Euro 2012. Lo que equivaldría a reducir el aforo de 44.500 localidades del moderno Stadion Miejski, a las apenas 8.000, la mayoría a pleno sol o plena lluvia, del Stadion Oporowski. El próximo 19 de abril estaba programada igualmente una visita escolar, que ha tenido que ser postergada al 8 de mayo, en principio por idénticos motivos.

Aunque el estadio muestra un aspecto interior inmejorable, tal y como se pudo comprobar en el derby Sląsk-Legia, con más de media entrada -algo poco habitual en Polonia y más en febrero-, ya sea los nervios de la inminente llegada del Europeo o los retrasos en pagos a los trabajadores, están aportando una nota de suspense a menos de 50 días de que el balón empiece a rodar.

Problemas de financiación

El debate latente en algunos sectores de la sociedad polaca sobre la idoneidad del evento futbolístico y los fastos multimillonarios que llevan aparejados infraestructuras y estadios tampoco pasa inadvertida en Wrocław. Una discusión que probablemente cobre más fuerza a partir de julio cuando, al término del campeonato, se planté el futuro de este magnífico estadio. Si en el Stadion Narodowy de Varsovia se han programado conciertos de primer nivel (Madonna o Coldplay), poco se ha dicho sobre futuros eventos en el no menos ambicioso Stadion Miejski de Wroclaw (853.423.000 de PLN).

Según informaba semanas atrás la Gazeta Wroławska, la firma responsable las obras rehusó la esponsorización del estadio y ahora intentan atraer anunciantes para copar el amplio descampado que rodea el estadio y abaratar así costes. Lograr el pasaporte a la Champions Leage sería el mejor modo de garantizarse una amortización menos gravosa. Algo que también sabe el Legia Varsovia, el otro aspirante (líder actual de la liga), que también ha estrenado estadio coincidiendo con la puesta a punto del Euro 2012.

R. Checa-Rusia, con Putin en las gradas

Quien no alberga dudas sobre la idoneidad del estadio es el reelecto presidente de Rusia, Vladimir Putin. Según el vicepresidente de Wrocław, Michal Janicki, la máxima autoridad de la Federación Rusa ocupará una de las plazas del palco de autoridades el 8 de junio en el primero de los tres partidos previstos en Wrocław y que enfrentará a las selecciones de Chequia y Rusia. No en vano se prevé la presencia de muchos oligarcas en su exclusiva zona VIP. Estos días en la ciudad se habla de cantidades desorbitadas en relación a los privativos abonos por los que pujan sus compatriotas. Algunos potentados rusos habrían pagado verdaderas fortunas para asegurarse varias localidades en el único partido que los rusos disputarán en la capital de la Baja Silesia.

Videovigilancia

La seguridad es una de las máximas de este tipo de competiciones y la UEFA no quiere dejar nada a la improvisación, menos cuando los eventos se trasladan a países fuera de su alcance más directo. Quizás por ello el sistema monitorizado de vigilancia es uno de los aspectos más modernos del estadio de Wrocław y también uno de los más polémicos. Algunos medios locales bromeaban con la indiscreción a la que puede conducir este celo controlador. Como si otraguerrá fría acechara, en este caso el de la psicosis de la seguridad, no se ha escatimado al respecto.

Se da la paradoja, no obstante, que en el partido hasta ahora más concurrido del Stadio Miejski de Wrocław sobraron agentes de seguridad, muchos de ellos sin tarea alguna, y faltó personal en las taquillas. Apenas dos ventanillas permanecían abiertas a 15 minutos de que empezara el derby Sląsk-Legia. El resultado fue que cientos de personas sólo llegaron a tiempo de ver la segunda parte o lo que es lo mismo uno de los cuatro goles del Legia. Fue quizás entonces cuando empezaron a planear las dudas sobre el entonces líder y sobre su feudo. Un estadio soberbio víctima de los nervios de última hora.

(Joan Estrany para PolskaViva, 02/05/2012)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :