Revista Deportes

Suplementación deportiva. Aspectos básicos.

Publicado el 06 junio 2016 por Braisly @BraisLY

Suplementación deportiva básica.

“Suplementación deportiva, desmontando mitos.”

¿En qué consiste la suplementación deportiva?

¿Qué es suplementarse?

¿Son los suplementos naturales?

¿Qué ayudas suponen?

¿Qué sobre el dopaje?

Hola amigos y amigas de Mentalidad Fitness. Esta semana traemos al blog un tema muy controvertido y que reside en el subconsciente de la gente, y que generalmente sale cuando visitamos por primera vez un gimnasio, o conocemos a alguien que practica deporte de manera regular -y mayoritariamente en una sala de musculación.

No es otro que: la suplementación deportiva. Hablar de proteínas es hablar de uno entre muchos tipos y variedades de productos que se comercializan hoy día en tiendas especializadas.

Para conocer de primera mano los suplementos que existen sólo tenemos que escribirlo en google y ver qué encontramos.

Pero, básicamente ¿En qué consiste la suplementación deportiva?

La suplementación deportiva es un ámbito de la nutrición que -como su nombre indica- está orientada exclusivamente al deporte.

Sabiendo ahora que tenemos diferentes tipos de suplementos deportivos, hay que decir que no todos sirven para lo mismo, ni que todos tendrán el mismo efecto -si es que lo tuvieren-.

La suplementación deportiva no es el negocio que se encarga de dopar a los deportistas. Esas personas se llaman camellos o drug dealers en inglés.

Por tanto, ¿Qué es suplementarse?

Suplementarse básicamente consiste en añadir productos desarrollados por laboratorios y empresas especializadas en esta nutrición deportiva con el objetivo de cumplir unos requerimientos a nivel macro y micronutricional, que tengan como consecuencia:

  • una mejora o aumento del rendimiento deportivo.

  • Una mejora de salud.

  • Un aumento de cualidades físicas y/o mentales del deportista o persona quien los consume.

Has leído bien: añadir. Los suplementos más que suplir lo que pretenden hacer es complementar. Son complementos alimenticios que se añaden a la dieta con el objetivo de mejorarla, de hacerla más favorable al deporte que se practica.

De ahí que no toda la suplementación deportiva sea la misma.

La suplementación.

¿Son los suplementos naturales?

Depende de qué entendamos por naturales. Los suplementos “naturales” son aquellos que no están catalogados como dopaje según la WADA. Además, estos pueden encontrarse en alimentos tradicionales, como por ejemplo: en la carne, en el pescado, en los cereales, en los huevos, en los lácteos, en frutas y verduras, etcétera.

La diferencia radica en las proporciones (%).

Los suplementos deportivos naturales contienen proporciones más elevadas de las que encontramos en los alimentos convencionales. Así, un batido de proteína whey contiene mucha más cantidad de proteína por 100 g, menos hidratos de carbono y menos grasa que 100 g de leche semi-desnatada. Además, es muy parecida a la leche que se utiliza para los biberones de los bebés.

Ocurre lo mismo con la creatina. La creatina se encuentra en alimentos proteicos como la carne y el pescado. De igual manera sucede con los aminoácidos.

Sin embargo, la cantidad de aminoácidos o de creatina que contiene 100 g de carne de res o de salmón es bastante inferior a la que encontramos en la suplementación deportiva.

Y esto hace que no sea necesario comer “3 kilos” de comida para alcanzar ese requerimiento, bastando en muchas ocasiones “10 gramos”.

Sin embargo, la suplementación deportiva no debe nunca sustituir a una dieta equilibrada y saludable. Y además, debe consultarse a un médico, nutricionista o especialista para saber en qué medida es seguro utilizar los suplementos deportivos que deseamos usar. Es por ello que, no debe nunca abusar de ellos. Todos ellos incluyen una recomendación de ingesta diaria. Hay que recordar una máxima: más no es siempre mejor.

Una vez que hemos entrado en este apartado, cabe destacar los más usados por los deportistas:

  1. Proteínas.

  2. Voluminizadores (ganadores de masa muscular).

  3. Recuperadores musculares.

  4. Creatina.

  5. Multivitamínicos.

  6. Aminoácidos o BCCA’s.

  7. Quemadores de grasa.

Suplementos no naturales.

Por su parte, los suplementos no “naturales” son aquellos productos químicos que no se pueden encontrar en los alimentos y que, por tanto, para su creación se deben emplear fórmulas químicas dando lugar a medicinas o drogas. Estas sí están catalogadas como sustancias dopantes por la WADA. Además su uso puede producir efectos muy perjudiciales en la salud de la persona.

Mi consejo: no los uses nunca.

Y, ¿Cuáles son? Hay tantísimos, que lo mejor es ir a la página web de la WADA  donde podemos encontrar toda la información. De todas formas, son muy populares entre los deportistas que se dopan:

  • Clembuterol.

  • Synthol.

  • Dianabol.

  • Inhibidores de la miostatina.

  • Hormona del crecimiento o GH.

  • Insulina.

  • Testosterona inyectable.

¿Qué ayudas suponen?

Dependiendo de cada uno de los que utilicemos, tendremos unas mejoras u otras, así como del estímulo físico que le demos a nuestro cuerpo.

Por ejemplo: el consumo de proteína (independientemente si es de bote o no) favorece la creación de masa muscular; así, ocurre de igual manera con la creatina y los aminoácidos. Con esto no quiero decir que son lo mismo. Para nada.

Entrar a explicar qué beneficios sugiere cada uno sería escribir un manual, así que lo mejor es siempre, buscar información por separado.

¿Qué sobre el dopaje?

El dopaje es un fenómeno relativamente nuevo que ocurre en el deporte, lo mancha de manera irremediable y es la auténtica lacra del mismo.

El hecho de doparse se realiza para obtener el beneficio en el rendimiento deportivo, un plus sobre ti mismo que, no se alcancaría de una manera natural -al menos, instantáneamente-.

Sin embargo, el dopaje presenta dos caras negativas:

  • aquel deportista dopado, es un tramposo: está adulterando la competición pues no está en las mismas condiciones de aquel que no ha utilizado sustancias dopantes. No competimos en “igualdad de condiciones” al dejar de tener características naturales.

  • Producirá un perjuicio en la salud si se practica de forma habitual, o de forma agresiva: esto quiere decir, que, a cambio del rendimiento deportivo obtenido, el deportista estará entregando una porción de su vida o de su calidad de vida.

Conclusiones.

Los suplementos deportivos son, sin duda, un complemento que puede favorecer cambios positivos en el deportista: tanto a nivel de rendimiento como a nivel de salud.

En cambio, aunque la mayoría de ellos son seguros -y cuentan con una infinidad de estudios científicos detrás- un consumo excesivo puede acarrear consecuencias negativas.

Es por ello que, antes de utilizarlos, debemos informarnos de todo aquello relativo al suplemento en cuestión: pide información a tu médico, no a tu entrenador del gimnasio; y recuerda, cada persona, es diferente. No esperes en ti lo que viste en otros, porque nunca sabrás qué hizo realmente.

También te podría interesar:

  1. SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA NATURAL.
  2. 6 Principios básicos, Camino de Santiago

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista