Revista Arquitectura

Teatros, escenas y juegos de magia

Por Proyectosinergias

Teatros, escenas y juegos de magiaWalter Gropius, Teatro Total, 1927.
El dramaturgo Pisicator, uno de los mayores referentes del teatro alemán prebélico, en la búsqueda de la democratización de este, reniega de los grandes escenarios en los que interpreta sus obras, pues son anacronismos feudales en los que se separa a la sociedad según su extracto social. Es por eso que le encarga a Gropius el diseño de un teatro que sea capaz de hacer justicia y al mismo tiempo, incrementar las posibilidades escénica de las obras grandilocuentes que escribe.
Para ello, el director de la Bauhaus concibe un patio de butacas y orquesta giratorios, pudiéndose convertir en teatro unidireccional enfocado a la escena, o en cámara sinfónica según su uso. O más aun, permitir a Pisicator acercar la obra al público de forma más íntima, si los diferentes actos así lo requieren.
El hecho de cambiar el punto de vista del espectador acercándole la representación, convertirla en más íntima o espectacular, ayudando así al hecho escénico, es hoy solo comparable al cine y demuestra el poder que tiene la arquitectura para manejar nuestro sentir en post de las intenciones de su arquitecto.
Inmediatamente me viene a la cabeza el más afamado truco de magia de David Copperfield, en el que hizo desaparecer la estatua de la libertad y que se muestra en el vídeo abajo añadido.

Al igual que Gropius en su Teatro Total, lo que el mago hace es girar el escenario, en este caso sin que el espectador sea consciente de ello, para una vez cambiado su punto de vista, hacerle creer lo que el director de escena quiere que crea. Si para Pisicator la intención es hacer la obra teatral más íntima, Copperfield hace "desaparecer" la Estatua de la Libertad.
Este efecto también pone de manifiesto la necesidad de puntos de referencia en la arquitectura. Si nuestros diseños han de responder al entorno en el que se plantean, el hecho de ser conscientes de aquello que nos rodea, nos hará entender mejor el edificio que habitamos, pues de no ser así, podremos engañar a la percepción humana como el mago hace deliberadamente en su truco.
Enlace a un vídeo en el que se muestra cómo Copperfield realiza el efecto: Vídeo


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario