Revista Cultura y Ocio

Tenebrae: cuentos de lo oculto

Publicado el 02 agosto 2017 por Tomas
Estás cordialmente invitado a asistir a la estremecedora e inquietante reunión de los jinetes del apocalipsis, donde serás testigo de hechos más allá de lo imaginable y lo común. En el antiguo orfanato, las tinieblas que se ocultaban son puestas en funcionamiento de nuevo, liberando la oscuridad que todos tenemos en nuestro interior. Y acaso ¿no deberías tener miedo a la oscuridad? El burdel para los gustos más depravados y bizarros que uno pueda imaginar.Una iglesia impía profanada por un antiguo y ancestral mal que les envolverá con su telaraña de horrores innombrables.Una monja atormentada por terribles pesadillas...Un horror a punto de desatarse, una maldición que nace...Los soldados alemanes destinados a Noruega, pronto serán testigos de la bestia inhumana que los acecha y les persigue por el páramo helado.La fiesta de celebración del nuevo año, puede ser en verdad la última noche del mundo.Historias macabras que te estremecerán…Surgidas de los abismos más profundos de la imaginación, allá donde el terror se agazapa en tu subconsciente. Lee los relatos que contiene el libro de los cuatro jinetes… ¿Podrá soportarlo tu cordura?
Tenebrae: cuentos de lo oculto
Miguel Ángel Naharro es uno de los autores más activos de la literatura pulp española. Director de la longeva web de fanfictions Action Tales, ha publicado novelas y relatos en las principales editoriales del mundillo: Dlorean (las dos novelas de Jonathan Harker «La garra» y relatos en Weird West), Pulpture (relatos en Historias cortas de intensa ficción), Tyrannosaurus Books (Drácula y los Crímenes de Jack el Destripador) o Neonauta (Hundara la rebelde). Ha participado con relatos en numerosas antologías. 
Ahora se ha unido a otros ilustres forajidos de las letras en el sello pulp Arachne, que no para de crecer, con la progresiva incorporación de nuevos autores. 
Naharro publica con Arachne Tenebrae: cuentos de lo oculto, una recopilación de trece relatos de terror, más un prólogo y un epílogo, con un total de 216 páginas. La atractiva portada es obra de Juanma Aguilera
Los trece relatos tienen un hilo conductor común: están enmarcados entre el prólogo y el epílogo, donde un antiguo sacerdote católico tiene un encuentro con los cuatro jinetes del Apocalipsis, y éstos en el que éstos le harán conocedor de las trece historias «que se cuentan solas», contenidas en un misterioso libro en blanco en el que las palabras se materializan escritas con lo que parece sangre. Prólogo y epílogo están narrados en primera persona, mientras que todos los relatos están narrados en tercera persona heterodiegética. 
El elemento cohesionador, que aparece en prólogo, epílogo y en los trece relatos, es un gato tuerto de color marrón, que ejerce tanto de testigo de los acontecimientos, ubicados en épocas y lugares distantes entre sí, por lo que se le presupone una naturaleza preternatural, como tal vez de catalizador de los mismos, una presencia ominosa que precipita el horror allí donde aparece. Este es un recurso interesante, que recuerda al cenicero de alabastro que salía en todas las historias de Creepshow
Creepshow
La bestia de los hielos: un destacamento de soldados alemanes destinados en Noruega durante la Segunda Guerra Mundial debe enfrentarse a una criatura monstruosa que los aniquila uno a uno y que parece inmune a las armas de fuego. Este primer relato marca la tónica que va a seguir la colección, con un acusado elemento splatter y descripciones propias del gore más explícito y truculento. Refleja además la irracionalidad que rige los ejércitos y las cadenas de mando.
La iglesia impía de la araña: transcurre en Francia, en lo que parece la baja Edad Media. Varios caballeros y un sacerdote, encabezados por el caballero Pierce Brizeux, acuden a una iglesia en la que se practica un culto profano dedicado a las arañas, cuyo horror supera su idea sobre lo que esperaban encontrarse. 
El secreto de Angus Wheeler: un relato de inspiración lovecraftiana, que transcurre en escenarios propios de los Mitos de Cthulhu como Arkham o Miskatonic. Naharro toma aportaciones a los Mitos de Robert Bloch -el libro «Le culte des goules»- y de Clark Ashton Smith -el dios Mordiggian-, para crear una historia angustiosa sobre la figura del Gul, el monstruo necrófago que habita bajos los cementerios. Destaca por su atmósfera asfixiante y por su escalada de terror, con alguna escena estomacante y detalles de necrofilia.  
Mordiggian
Un servicio más...: un relato de ambientación grotesca, que combina el universo de las ferias de fenómenos -como la película Freaks de Tod Browning- con el siempre inquietante Deep South estadounidense, ese mundo rural de white trash y rednecks obesos, tarados, borrachos y armados. Está protagonizado por Bev Elastic Grogan, una prostituta sin brazos que trabaja en un prostíbulo especializado en chicas con rarezas singulares. Aquí Naharro utiliza una estructura narrativa diferente: comienza in media res y hace una analepsis para volver a conectar la historia con el inicio. 
Contiene escenas de sexo explícito y el lenguaje utilizado puede resultar soez para algunas sensibilidades. 
La última oración de la hermana Claudia: un relato enmarcado, que un grupo de amigas se cuentan durante una reunión nocturna. Gira en torno a la violación de una monja, la hermana Claudia, por un grupo de presidiarios fugados, con un giro inesperado hacia lo sobrenatural, cuando los dos niveles de ficción se funden. 
Dead Circus: un homenaje a las antiguas salas de cine cuyo planteamiento recuerda a las clásicas historias de los cómics de la Warren como Creepy o Eerie, sobre todo por su conclusión. El ambiente circense, siempre proclive al terror gracias a la coulrofobia, y juega, como el relato anterior, con la permeabilidad entre niveles ficcionales.
Tenebrae: ambientado en el Reino Unido, transcurre en un orfanato, introduciendo niños en la narración, un elemento que siempre funciona bien en el terror. Resulta llamativa la idea de vincular la maldad a una sustancia física, convirtiéndola en algo vírico y contagioso.
Lo que se oculta: otro relato de fuerte inspiración lovecraftiana, que bebe también de la tradición de El Wendigo, de Algernon Blackwood. Articulado en torno al Ijiraq de la mitología inuit, expone a los personajes a un entorno hostil en el que morir uno a uno en manos de un ser homólogo al hombre del saco, al krampus o al boogeyman.
Ijiraq
La verdad que se nos niega: es una vuelta de tuerca obscena y macabra a las conspiranoias que sostienen que estamos gobernados por reptilianos. Antropofagia y descripciones gorgoteantes.
Los ojos de Caroline: con una atmósfera propia del terror gótico y ambientado en Londres, es una historia de venganza con final inesperado, y toques de humor negro, como la muerte chocante de un histórico escritor irlandés.
Sombras en el cementerio: otra historia de venganza, esta vez desde ultratumba, ambientada en un cementerio y resuelta con sencillez pero de manera expeditiva.
Cacería salvaje: relato construido sobre el mito de la cacería salvaje, equivalente a la Santa Compaña gallega o al Conde Arnau catalán, aquí en su forma escandinava. Un grupo de vikingos deberán huir de la cacería y luchar por sus almas, retomando Naharro la ambientación gélida de La bestia de los hielos y Lo que se oculta.
La noche del fin del mundo: de ambientación contemporánea, incorpora al diablo Pazuzu de la religión sumeria -popularizado por la novela El exorcista, de William Peter Blatty, y por su adaptación cinematográfica- para una historia que va incrementando su ritmo y el alcance del escenario a medida que transcurre. El autor emplea las moscas -como las arañas del segundo relato- como elemento propagador del terror.
Pazuzu
Miguel Ángel Naharro emplea un estilo narrativo sencillo, con descripciones escuetas y con un ritmo de lectura muy alto: es un estilo telegráfico que empuja la lectura continuamente y no deja tiempos muertos. Una vez que el relato comienza no se detiene, sin momentos de tensión-distensión.
Se trata de un terror de gran intensidad, en el que rara vez hay salida para los protagonistas, y que emplea los elementos más lúbricos del género: baños de sangre, evisceraciones, antropofagia, zombies, monstruos preternaturales... Igualmente los escenarios y ambientaciones escogidos favorecen el tono gore, como un homenaje al cine de terror slasher y splatter.
Naharro introduce tópicos y clichés que se entienden en cuanto Tenebrae: cuentos de lo oculto es un producto deliberadamente pulp. En conjunto, las trece historias del volumen parecen tomar las influencias del autor y hacerlas más desquiciadas, llevando su horror más allá. Trasluce, según cada relato, al Stephen King de El umbral de la noche, a Robert Bloch y Richard Matheson, a clásicos como Poe, Nathaniel Hawthorne o Algernon Blackwood, a Lovecraft y su círculo, pero todos ellos más enfermizos, más febriles.
El resultado, dado el ritmo de lectura frenético que el autor imprime al texto, es un entretenimiento que se consume en un par de horas, con un marcado carácter popular que bebe del tono del cine y los cómics de terror de serie B, llevados al extremo del horror macabro y directo a los miedos más primarios, sin filtros.
Arachne
DÓNDE ENCONTRARLO: 
Tenebrae: cuentos de lo oculto puede adquirirse en Amazon, en papel por 8,88 euros y en digital por 2,99 euros. 
ENLACES DE INTERÉS: 
Arachne: Página web, Facebook, Twitter
Miguel Ángel Navarro: Blog, Facebook, Twitter, Wattpad, ficha en Arachne

Volver a la Portada de Logo Paperblog