Revista Cine

'Tengo ganas de ti', el furor adolescente a la española

Publicado el 26 junio 2012 por Banacafalata

TENGO GANAS DE TI
Crítica: Tengo ganas de ti
Título Original: Tengo ganas de ti Director: Fernando González Molina Guión: Ramón Salazar Fotografía: Manel Santisteban Interpretes: Mario Casas, María Valverde, Clara Lago, Nerea Camacho, Diego Martín, Marina Salas, Andrea Duro, Luis Fernández, Antonio Velázquez Distribuidora: Warner Fecha de Estreno: 22/06/2012

MARIO CASAS SOMOS TODOS
A punto estuve de ir a ver Tengo ganas de ti el pasado sábado a la hora del España- Francia. Bajo la influencia de Barney Stinson sabía que ese era un lugar oportuno para ligar, pensaba ponerme mi traje y allí presentarme, en un pequeño momento de cordura me di cuenta que aquello sólo me podría traer problemas y acabar con una denuncia por pederastia. Además siendo justo, aunque la oscuridad del cine me ayudaría mucho ocultando mi feo rostro, el no poder esconder las risas no me ayudaría a parecer un ser sensible y emocionado. Por ese motivo decidí soltar mi testosterona con el fútbol y ver Tengo ganas de ti más adelante y cambiando el traje por un pantalón corto de lo más cómodo en esta época del año.
La bella historia de Tres metros sobre el cielo es de las más demencialmente divertidas y casposas de los últimos años, sólo sus quince primeros capítulos ya son de lo mejor que se ha hecho en este país que siempre hemos hecho tan buena comedia. La presentación de Hache (o “El Boxeador” como amistosamente me gusta llamarle) era pura genialidad, saliendo de los juzgados, cambiándose la camisa por la chupa, advirtiéndole a su padre que no le llamase Hugo y le llamase Hache y gritando a una virginal María Valverde “Feaaaaaaaaaa” para enamorarla ya eran para quitarse el sombrero. Pero cuando irrumpe en una fiesta de pijos que escuchan a Anni B. Sweet, la intenta violar en la piscina, persigue al coche de su novia con su banda de macarras atacándoles y al final ella se va con él en su moto me hizo llorar de la alegría.
En esta segunda parte el bueno de Hache que huyó a Londres tras la muerte de su amigo el pollo y de que le dejase la novia después de pegar a Toni de Cuéntame ha vuelto a Barcelona, allí conocerá a una macarra (y también boxeadora) Gin (Tonic, no este chiste malo no es mío, aunque desde luego podría serlo, pero ya se encargan de robármelo constantemente durante toda la película) que le ayudará a olvidar a Babi, o eso cree él, por que en cuanto aparezca Babi… ¡ay pájaro!.
No es de extrañar que Tengo ganas de ti se haya convertido en el éxito del año y la que seguramente será la que salve los datos del cine patrio este año, son muchos los elementos que ayudan a esto.
Su realismo:
- Todo el mundo ha estado en una discoteca y en el baño le ha dicho a una amiga: “Tía, ¿Nos drogamos?” - ¿Quién no ha corrido nunca en una carrera de motos? Y si encimas la montamos con una escenita de un cuadro que recuerda al videoclip de Always de Bon Jovi, ni que decir tiene. - ¿Quién no conoce a gente que se llame Hache, Gin o Babi?
Crítica: Tengo ganas de ti
Mario Casas:
- 23 minutos (sin contar el prólogo) tarda en quitarse la camiseta, lo bueno se hace esperar. - Sus modelitos al vestirse, esa camiseta de los Stooges que hará que Iggy Pop se sienta orgulloso o esas camisetas de interior llevando sólo la chupa es inevitable que las pongan muy burras. - Es un romántico, dice frases bellas como: "Gin, sólo ella puede tener ese nombre y que no te den ganas de reírte", te pasa el humo cual quinceañero, te lleva a ver el cielo de Barcelona y te desnuda mientras que escucháis a Zahara y se lía a mamporros con los tíos que te violan, hasta llora cuando le dejas, un romántico. - Tiene un gran dominio del lenguaje, cuando tu ex te encuentra y te pregunta “¿Qué tal?” ofrece la mejor respuesta que se puede dar en castellano: “Aquí”.
Nerea Camacho:
Sí, aunque parezca sorprendente, la gran baza, la sorpresa de la película no está en ninguna de sus dos protagonistas si no en Nerea Camacho y su tangazo rosa. Después de ver American Pie decide que no puede cumplir los dieciocho sin haber pencado y desobedeciendo los consejos de su hermana (“Follar sí, pero con amor”) se droga, folla y se queda embarazada para anunciarlo en uno de los momentos más divertidos de la película, esa demencial cena familiar a ritmo de El Violinista en el tejado.
Es una suerte que a Mario Casas le echasen de todos los equipos de fútbol por no sentir la camiseta y pudiera dedicarse a ser actor. Aunque no todo es bueno, ya que en esta película no hace flexiones que es sin duda lo que todos esperábamos con más ganas.
Resumiendo rápidamente, Tengo ganas de ti es más larga, menos divertida y aún más mala que su predecesora. Si la novia o el ligue de turno te lleva a verla consuélate con que al menos esa mismo noche podrás echar un polvete, y si eres soltero serás feliz con un final que da pie a pensar a que el bueno de Hache acabará gordo, calvo, soltero y comprando deuvedés porno en el kiosko de la esquina.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

LOS COMENTARIOS (1)

Por  saioa
publicado el 28 junio a las 02:18
Denunciar

Madre mía,es una película totalmente recomendable y para chicos por supuesto que también, menos romántica que la anterior, con un punto de sexo y con muy buen argumento si hacemos reflexión en el dato más importante de la película, la exposición de clara, dudo mucho que hallas ido a verla ni leído el libro, mejor que nunca Mario casaS y muy buen papel de clara lago, y si la hermana de baby te sorprende deberías leer el libro, para terminar decirte que no, no soy una adolescente y mejor dedicate al fútbol si!! Un saludo

Añadir un comentario