Revista Diario

Trekking a Triund

Por Javixas

Trekking a Triund

En Mcleod Ganj abundan las agencias de viajes y negocios que ofertan trekkings a las montañas, se pueden hacer excursiones desde un día hasta varios días llagando a pasos de montaña muy altos. Pero ahora las cumbres siguen nevadas y no se puede llegar tan arriba.

Hablando con la gente y amigos que hice en Mcleod, nos aconsejaron no llevar guía. Y en efecto, un guía para este trekking es absurdo, y una perdida de dinero. Porque el camino está clarísimo y el destino, Triund, a la vista gran parte del camino.

Trekking a Triund

Mi intención era quedarme a dormir en Triund. Se trata de una loma, desde donde las vistas son espectaculares, hacia un lado las imponentes cumbres del Himalaya, y hacia el otro, se ve Mcleod Ganj y Dharamsala.

Siempre viene bien madrugar en la montaña así que salimos, Adri, Miki, Douce, Nicole y yo a las 7:00am previo desayuno calórico para coger fuerzas.

Lo bueno de salir tan temprano es que el sol no aprieta demasiado y la ascensión se hace bastante cómoda.

Trekking a Triund

No tiene nada de complicado, es una ascensión constante pero sencilla, y cada hora de camino se encuentran pequeñas tiendecitas con bebidas, dulces, frutos secos, que a medida que uno asciende incrementan en precio debido al coste de los porteadores.

Lo más bonito del camino es que estaba lleno de rododendros en flor, dando a la montaña un color rojizo muy diferente al que haya visto jamás.

Pero la decepción llegó en Triund. El sitio es precioso, la ascensión también. Pero tras 4 horas largas de ascensión y llegar a la meta no me sentía del todo satisfecho. era un sentimiento, quizás tenía unas expectativas demasiado altas. Por lo que en principio decidí no quedarme a dormir. Sin embargo, me propuse subir al glaciar o “snow line”, una hora más de camino, poder disfrutarlo y bajar de nuevo.

La sorpresa llegó en el glaciar, fue sobrecogedor, las montañas, la nieve, la paz, la soledad. En cuanto vi el lugar decidí sin dudar quedarme ahí a dormir. En una pequeña choza, de Raja, que vive ahí todo el año.

Trekking a Triund

La choza de Raja

Trekking a Triund

Raja acumulando nieve para fundir y hacer la cena!

Tenía mantas e hizo la cena. Hacía frío, quizás a 3ºC según él. La altitud casi 4000m hacía que la respiración se acelerase y se hiciera más profunda. Pero las vistas del glaciar iluminado por la luna hace que desaparezca el frío y que me olvidase de que costaba respirar.

Trekking a Triund

Trekking a Triund

Trekking a Triund

Trekking a Triund

A ver quien encuentra la osa mayor?

La escena más increíble, ver zorros en el glaciar. Pequeños zorros de nieve, de piel castaña y cola blanca. En ese momento si que se me puso el corazón a mil.

Es una excursión de lo más recomendable, que se puede hacer en un día y bajar como hicieron mis amigos, o quedarse a dormir en la nieve, sin duda la mejor experiencia!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas