Revista Comunicación

True Detective, el crimen es la excusa

Publicado el 15 enero 2014 por Tvspoileralert
True Detective, el crimen es la excusa
Tras ver el piloto de True Detective uno llega a la conclusión de que el crimen que une a la pareja de detectives protagonista, después de haber visto decenas de películas o series sobre asesinos en serie, va a ser sólo un hilo conductor durante toda la temporada (¡ojalá nos sorprendan en este sentido!), un pretexto para indagar en la psique de estos dos maravillosos personajes, Rust Cohle y Martin Hart, interpretados por Matthew McConaughey y Woody Harrelson respectivamente.
La serie de HBO, que gozó el pasado domingo en EEUU de su mejor estreno en cuatro años (2,3 millones de espectadores), con mayor mérito aún por tener que competir con la gala de los Globos de Oro, se augura ya como una de las próximas joyas de la cadena de cable. Dividida entre el pasado y el presente, True Detective nos cuenta el trabajo de dos policías de Louisiana para desentrañar un crimen. Un caso que arranca en 1995 y que se reabrirá 17 años después. De ahí que la serie vaya dando saltos en el tiempo, del pasado al presente, en el que los dos policías, sin verse desde hace una década, tendrán que testificar ante la reapertura del caso en 2012.
Los investigadores tratan de desentrañar un extraño crimen
Pero sigamos con los protagonistas. A priori el del atormentado aunque talentoso policía que da vida McConaughey (quien la misma noche del estreno se llevó el Globo al mejor actor de drama por Dallas Buyer Club) parece el más interesante de los dos, el que tiene más aristas y facetas por descubrir. Su personaje, trasladado de Texas a Louisiana, se nos presenta como un drogadicto y pesimista investigador, muy familiarizado con los crímenes rituales y fetichistas. Austero en su vida doméstica, y un virtuoso dibujante, lleva consigo un libro de cuentas (de ahí el apodo que le colocan) donde dibuja y anota toda la información que recaba. Además, como descubriremos en la segunda parte del capítulo, se separó de su mujer tras el fallecimiento de su hija, presumiblemente la causa de sus devaneos con las drogas y su inestabilidad mental. Eso sí, es una información que le saca la esposa de Harrelson (interpretada por Michelle Monaghan), y no su compañero.
Por otro lado, el personaje de Woody Harrelson, perfecto contrapunto, aparece como un afable aunque taciturno esposo y padre de familiaquien, pese a estar fascinado por la misteriosa personalidad de su colega, no duda en evidenciar su repulsión ante los pesimistas y existenciales pensamientos de este una vez que los manifiesta. Pronto nos daremos cuenta de que su asentada vida como padre de familia esconde ciertas fisuras (¿quizás una aventura?). Lo comprobaremos más adelante.
El personaje de McConaughey testifica en la reapertura del caso en las escenas del presente
Con unos diálogos profundos y bien diseñados, la serie, producida y escrita por Nic Pizzolatto, responsable del guión de algunos capítulos de la versión norteamericana de The Killing, está dirigida por Cary Fukunaga, a quien se debe la última versión cinematográfica de Jane Eyre. Además, True Detective cuenta con un opening fascinante y una fotografía cautivadora.
Estrenada en España un día después por Canal + Series, todo apunta a que la serie de HBO, si sigue el camino que parece perfilar su piloto, se convierta en una de nuestras favoritas de 2014. Veremos que derroteros toma su trama conforme esta avance. Desde aquí estamos ansiosos.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario