Revista Comunicación

Tú también puedes ser mejor persona gracias a internet: guía práctica de la solidaridad 2.0

Publicado el 08 septiembre 2015 por Ireneballestar @ireneballestar

Una de las cosas más estupendas que tiene internet es que consigue convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Puedes pasarte el día encerrado en una oficina, pero en todas tus fotos de Facebook estás “aquí, sufriendo” alrededor de una mesa llena de mojitos. Hace meses que no ligas, pero en Twitter tienes una legión de seguidores que te hace la ola cada vez que publicas uno de tus ingeniosos juegos de palabras. Ignoras sistemáticamente a cada mendigo que te cruzas y te escudas en un “tengo prisa” cada vez que se te acerca un reclutador de ONG, pero en internet eres Charlie, gay, tienes ELA y acabas de morir ahogado en una playa.

Multiracial Hands Making a Circle

La solidaridad nunca pasa de moda y, gracias a internet, ahora es más fácil que nunca ser una persona comprometida con todas las causas que se te pongan por delante. ¿Tú también estás pensando en ser una mejor persona y, lo más importante, que todo el mundo lo sepa? Estas son las pautas a seguir según la ocasión.

Enfermedades

Algunas, como el cáncer, no pasan nunca de moda. Siempre es un buen momento para compartir en Facebook una imagen que sensibilice a tus amigos y que hable sobre las personas que lo padecen. Mucho mejor si termina con una frase lapidaria al estilo de “sé que solo el 1% de las personas que vean esto lo compartirán”. Eh, tú eres de ese 1%, poca gente hay más buena que tú en el mundo. No olvides tampoco ponerte un lacito rosa en el avatar el día del cáncer de mama.

solidaridad - cáncer

Otras enfermedades se ponen de moda en un momento concreto y te permiten hacer algo al respecto, pero solo por un tiempo limitado – mientras la gente siga hablando de ello, claro – . El año pasado, fue el turno del ébola y el ELA. Cada caso es diferente, así que fíjate en lo que hace la gente y limítate a imitar al personal. Si nunca hiciste lo del Ice bucket challenge: sí, ya es demasiado tarde para que puedas hacer algo por el ELA, estate atento la próxima vez.

Hambre, pobreza y desastres naturales

solidaridad - alimentos

Unos inevitables, otros, no tanto; pero siempre de moda. Por suerte, puedes hacer algo al respecto de vez en cuando para combatirlos. Basta con que le des a “me gusta” o a “compartir” en esas iniciativas que surgen cada cierto tiempo en Facebook y que destinarán X cantidad de dinero por cada interacción. También existen en Twitter al estilo de “por cada tweet/retweet, se hará una donación de X cantidad de dinero para X causa”. Búscalas y contribuye a acabar con los grandes problemas del mundo desde la comodidad de tu sofá.

Homosexualidad

solidaridad - orgullo gay

Tú también puedes contribuir a que la sociedad entienda que todos somos iguales, independientemente de nuestra orientación sexual. Para ello, y con motivo del día del orgullo gay – es el 28 de junio, ya lo estás apuntando en tu agenda -, cambia tu avatar en redes sociales por uno con la bandera del arcoíris (tranquilo, hay aplicaciones con las que podrás hacerlo fácilmente). Recuerda: cuanto más tiempo te lo dejes puesto, más comprometido estarás con el colectivo homosexual. Tal vez te preguntes: ¿es necesario que vaya a algún desfile ese día? No, no es necesario, pero, si vas, no olvides cargar tu smartphone y hacer tantas fotos como puedas. Y compártelas en todos tus perfiles sociales, no vayas a ir en balde.

Terrorismo y guerras

Aunque en el mundo se libran guerras todo el tiempo y en diferentes lugares, gracias a los medios podemos estar al corriente de cuáles son aquellas por las que debemos preocuparnos. En estos momentos, el foco está puesto en Siria y el drama de los refugiados. Para solidarizarte con el asunto, ya sabes lo que tienes que hacer: comparte la foto del niño ahogado en la playa de Bodrum (Turquía) y añade unas palabras de indignación ante la situación.

solidaridad - niño ahogado

En casos concretos de terrorismo, las acciones a seguir pueden ser muy diferentes, así que permanece atento y fíjate en lo que hacen los demás. Un ejemplo reciente de ello podemos encontrarlo en el atentado a la sede de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, en el que varios de los dibujantes murieron asesinados por un grupo relacionado con Al Qaeda. En esa ocasión, nos tocó convertirnos por unos días en la propia revista bajo el lema “je suis Charlie” y lanzando mensajes de indignación hacia el suceso.

Espero que esta guía os sea de utilidad si habéis decidido convertiros en alguien más solidario y comprometido con el mundo en el que vivimos. Recordad, si alguien insinúa que lo que hacéis no significa nada, contraatacad con un: “estoy creando conciencia”. Siempre, siempre funciona.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista