Revista Comunicación

Twitter, Google y la nube verde

Publicado el 08 junio 2009 por Ksibe

Como usuarios de herramientas y aplicaciones relacionadas con la Web 2.0 es posible que alguna vez nos hayamos preguntado ¿donde está la aplicación que utilizamos? ¿donde se procesa toda la información que generamos? ¿donde se almacena toda esta cantidad de información? y/o ¿cuánta gente se necesita para gestionar todo esto? Cada día que pasa las cifras de usuarios que se conectan para aportar contenidos en forma de vídeos, opiniones, comentarios o simplemente para leer la información suministrada por otros, crece sin parar y está llegando a unas cifras difíciles de imaginar.

Durante el pasado mes de abril, los más de 200 millones de usuarios de Facebook, dedicaron en total cerca de 14.000 millones de minutos de su tiempo a esta red social, mientras que en febrero de este mismo año Twitter generó un total agregado de más de 55 millones de visitas mensuales. Google Mail cuenta ya con más de 100 millones de usuarios de correo electrónico a los que ofrece una capacidad de almacenamiento entre 2 y 4 GB sin coste y entre 10 y 400 GB en la modalidad de pago.

Cuando en Facebook los amigos eran los compañeros de Universidad de Mark Zuckerberg bastaba con un simple ordenador conectado a Internet para que éstos pudieran compartir información entre ellos, pero a medida que la empresa iba creciendo el número de servidores informáticos y de personal especializado también crecía, así como el consumo de recursos energéticos. Seguramente muchos de los usuarios actuales de Twitter no sepan que esta empresa que en un año ha crecido cerca de un 1.400% y que tiene usuarios con cientos de miles de seguidores (followers), no ha variado mucho respecto a cuando la utilizaban unos pocos a los que por aquel entonces la mayoría consideraba unos frikis. Twitter mantiene un número reducido de trabajadores y de sistemas informáticos. ¿Cómo pueden hacerlo? Pues gracias a que se benefician de una tendencia relativamente nueva en el sector de las tecnologías de la información denominada cloud computing.

¿Qué es el cloud computing? es una pregunta difícil de responder porque no hay una definición clara. Después de brujulear por la red buscando información, he encontrado el siguiente vídeo que a mi modo de ver lo explica con bastante claridad.

A modo de resumen y asumiendo el riesgo que supone definir algo tan complicado sin ser un experto, me atrevería a decir que el cloud computing es la tendencia a utilizar una serie de recursos informáticos (equipos, aplicaciones o servicios) que están disponibles a través de Internet y que son compartidos simultáneamente por múltiples usuarios o empresas. Como todo, tiene ventajas y desventajas, acérrimos detractores y auténticos evangelizadores. Pero más allá de consideraciones tecnológicas o de negocio hay una que me parece realmente importante y muy a tener en cuenta, la reducción del consumo energético asociado a la compartición de los sistemas de información a través de la red.

Twitter, a diferencia de Facebook, es un ejemplo de empresa que aprovecha las posibilidades que ofrece el cloud computing. Google por su parte, además de facilitar gratuítamente software como servicio (SaaS) con GMail ofrece un conjunto de soluciones denominado Google App Engine accesibles a través de Internet y pensadas específicamente para los desarrolladores de aplicaciones informáticas.

Las aproximaciones al concepto de cloud computing que hacen Twitter y Google son diferentes (como usuario y como proveedor) pero en ambos casos podríamos decir que las dos obtienen provecho de lo que yo prefiero llamar la tendencia de la nube verde.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario