Revista Medio Ambiente

Una empresa valenciana estudia las ventajas de la geotermia en invernaderos y plantas termosolares

Por Energiaeficiente

La empresa valenciana Energía Geotérmica ha puesto en marcha dos proyectos de investigación con los que busca el aprovechamiento de la energía obtenida del subsuelo para la climatización de invernaderos y para reutilizar el calor sobrante en una planta termosolar. Ambos proyectos están financiados por el Instituto de la Pequeña y Mediana Industria de la Generalitat Valenciana.

Con la aplicación de la energía geotérmica en los invernaderos, la empresa valenciana busca dar a cada planta, semilla, esqueje o flor la temperatura y ventilación necesarias para su crecimiento, mediante el calor obtenido de la tierra. El proyecto estudia los avances que se conseguirían al climatizar con esta fuente de calor los invernaderos ubicados en el territorio de la Comunidad Valenciana.

El estudio, como nos explica el gerente de la empresa, Iñaki Urchueguia “analiza la posibilidad de aplicar sistemas de geotermia somera mediante el uso de bombas de calor -muy fácil de aplicar en cualquier terreno-, y geotermia profunda, que requiere la perforación de un pozo para extraer calor a mayor temperatura, pero cuyos incovenientes son los recursos geotérmicos y las propias características orográficas de la zona”. Según los datos que maneja Energía Geotérmica, el calor aplicado a las raíces de los cultivos conlleva un aumento del rendimiento y de la producción.

Por otra parte, el estudio de viabilidad de la implantación de una instalación geotérmica como acumulador de calor en una planta termosolar permitirá saber cuál es la  mejor manera de gestionar su balance energético. Para ello se trabaja en la posibilidad de utilizar el propio terreno como almacén para guardar la energía sobrante de la planta y para poder climatizar con ese calor otra instalación cercana, a la vez que se reduce el tamaño y el consumo de las torres de refrigeración.
El reaprovechamiento del calor de proceso en la planta termosolar implicaría, además, una disminución de costes por lo que se refiere a la implantación de sistemas de disipación de calor. La combinación  de energía termosolar y geotérmica permitiría, además, aprovechar las ventajas de combinar distintas energías renovables.

Ambos proyectos se enmarcan dentro del Programa de Investigación y Desarrollo tecnológico para Pymes (2010-2012), financiado por el Instituto de la Pequeña y Mediana Industria de la Generalitat Valenciana (IMPIVA), y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Energía Geotérmica cuenta con un presupuesto de 150.000 euros hasta 2012.

Más información
www.egeotermica.es


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista