Revista Ciencia

Usan una planta para fabricar vacunas contra la polio

Publicado el 17 agosto 2017 por Jesús Jiménez @zonageeknet
Usan planta para fabricar vacunas contra polio

Investigadores han transformado una planta de la familia del tabaco en una "fabrica" de vacunas contra la polio. Esperan poder reproducirlo con otras vacunas.

Una vacuna consiste en una muestra del virus inactiva o suficientemente debilitada para que el sistema inmune pueda enfrentarse a él y aprender cómo neutralizarlo sin necesidad de que el virus propiamente dicho infecte nuestro cuerpo. Este proceso ha logrado erradicar enfermedades como la viruela y ha logrado restringir los brotes de polio, sarampión y otras enfermedades virales.

Gracias a este descubrimiento, el proceso de fabricación de vacunas podría simplificarse en gran medida, ya que han encontrado una forma barata, eficiente y relativamente rápida de fabricar vacunas usando plantas.

En este caso estudio particular, los investigadores del John Innes Centre han logrado formular una vacuna contra la polio usando un novedoso método que podría, no solo simplificar el proceso de creación de vacunas, sino abaratar los costos de producción de las mismas.

No todo crece en los árboles, pero al parecer, las vacunas sí.

Los investigadores han usado algo llamado VLP (Virus-Like Particles) que son partículas muy similares al virus, en este caso, el de la polio, pero sin su característica infecciosa. Inyectaron estos VLP's en los tejidos de una planta de la familia de la planta de tabaco y esta logró reproducir grandes cantidades de estas partículas usando sus propios mecanismos de expresión de proteínas. Luego tomaron las hojas, agregaron agua y mezclaron y listo, podían extraer las vacunas contra la polio.

Las vacunas producidas con este método fueron probadas en animales con resultados satisfactorios. Y un análisis de la estructura de las partículas reproducidas en la planta revelaron que eran prácticamente idénticas que el virus de la polio. Según los investigadores, estas partículas serían exactas al virus de la polio, pero sin su componente genético que produce la infección. Según palabras de los propios investigadores, los VLP producidos por la planta y el virus son tan idénticos como una persona y un maniquí.

La ventaja de este método radica en su rapidez, pues con los métodos tradicionales se taran meses en fabricar una vacuna y usando este método, una vacuna podría estar listo en cuestión de semanas. Además, se espera que este mismo método sea usado para producir otros tipos de vacunas.

¿Cómo funciona la "fabrica" de vacunas?

Para hacer que la planta fabricara la vacuna, tuvieron que realizar una serie de pasos para lograr que la planta aceptara el virus en su código genético. Primero, diseñaron los VLP's, usando un código genético que imita la superficie del virus de la polio. Luego, modificaron este virus con material genético de algunos virus que infectan naturalmente a las plantas.

Luego juntaron todo esto y lo pusieron en bacterias del suelo que fueron usadas para infectar la planta. Como era de esperarse, la planta fue infectada, leyendo la información genética contenida en la bacteria y empezando a replicar los VLP's en sus células. Luego, las hojas infectadas fueron usadas para extraer la vacuna.

La ventaja aplastante que tiene este método es que en las vacunas contra la polio tradicionales es que, actualmente, se usa una cepa debilitada del virus de la polio, lo cual conlleva un riesgo de que el virus pueda recuperar algunas de sus características peligrosas dentro del cuerpo de un huésped. Usando este método, las VLP's no contienen el ADN que permite al virus replicarse y actuar, por lo que el sistema inmune puede trabajar tranquilamente sin riesgos.

No solo la polio, cualquier vacuna podría crecer en los árboles

Los científicos tienen confianza en que, mientras tengan las secuencias de ADN correctas, podrían preparar cualquier vacuna usando este método. Además de que ya están fabricando anticuerpos para ser usados en terapias contra el cáncer usando esta técnica.

De acuerdo con las declaraciones del Profesor George Lomonossoff, esperan poder fabricar vacunas para detener epidemias como el Zika o el Ébola usando esta novedosa técnica que combina la ciencia de las plantas, virología animal y biología estructural.

Por el momento solo son resultados de laboratorio. Pero el Profesor Lomonossoff se muestra bastante entusiasta y dice que no quieren quedarse en pruebas de laboratorio. Ahora mismo se encuentran trabajando en cómo llevar el proceso a gran escala.

Aún quedan asuntos por resolver, pero los resultados preliminares son bastante impresionantes. Los investigadores quieren descartar que, al provenir de plantas de tabaco, la vacuna pueda contener trazas de nicotina, lo cual puede ser perjudicial. Pero este podría ser el inicio de una época en que los costos de las vacunas podrían bajar de manera impresionante, así como la velocidad de respuesta ante una epidemia podría aumentar drásticamente.

Recuerden dejar sus comentarios, alimentan el debate y nos ayudan a mejorar.

Fuente: Slashdot


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas