Revista Cine

Vivir es fácil con los ojos cerrados a Hollywood

Publicado el 04 octubre 2014 por Reinfeld @reinfeld183

Vivir es fácil con los ojos cerrados a Hollywood

Carlos Fuentes Navajo

La función de los premios de cine no es sólo para saber cuáles son las mejores películas de ese año sino también como forma de darse a conocer ante el público. Aunque sea una preselección siempre es una buena publicidad y consigue que se hable de algunas películas en los medios. Pasados ya los premios de nuestra academia tocaba escoger qué título mandaríamos a Hollywood con el resto de países de habla no inglesa por este premio tan importante. Son tres los españoles que se han hecho con esta preciada estatuilla, Garci, Trueba y Almodóvar, tres de los más importantes referentes de nuestra cinematografía. Ya hace tiempo que el cine español no pasa el corte para entrar entre las finalistas pero también es cierto que no es nada fácil llegar hasta el final. Hay demasiados competidores y la forma de elegir los títulos por los académicos es complicada. También quizás la estrategia no ha sido la adecuada y hemos mandado películas que tenían pocas posibilidades. Este año eran tres las que quedaron finalistas para ir a Los Ángeles y eran El niño, 10.000km y Vivir es fácil con los ojos cerrados. La presentación de los tres candidatos y la lectura de la que finalmente ha sido la elegida, Vivir es fácil con los ojos cerrados ha corrido a cargo de Alex González que actualmente está metido en la grabación de la segunda temporada de El príncipe y Aura Garrido con un aspecto muy diferente al que nos tiene acostumbrados y a la que veremos también en televisión en la adaptación de Alatriste. No podía faltar al acto el actual presidente de la academia Enrique González Macho.

Vivir es fácil con los ojos cerrados a Hollywood

Carlos Fuentes Navajo


El niño es el último trabajo del anterior crítico de cine Daniel Monzón. Ya sabe lo que es triunfar porque cosechó una gran cantidad de premios Goya con Celda 211. Tiene a su favor que es un título comercial y que ha tenido buena acogida tanto por el público como por la crítica. Un título a tener en cuenta en los próximos premios Goya pero quizás han pensado que en Hollywood este tipo de cine puede gustar más al público que a los académicos que buscan un estilo diferente.
Vivir es fácil con los ojos cerrados a Hollywood
10.000 km es una historia muy contemporánea que explora las relaciones a distancia. Las nuevas tecnologías nos ayudan pero también deshumanizan y más que tratar con personas lo hacemos con máquinas y lo que tendría que ser un medio, algo que nos ayuda se acaba convirtiendo en un fin en sí mismo. Me gusta mucho la forma en la que trata la historia y su verosimilitud hace que casi pensemos que se trata de una pareja real. Hubiera sido una apuesta arriesgada ya que quizás resulta demasiado cine independiente para los gustos de la academia y buscado una opción más segura.
Vivir es fácil con los ojos cerrados a Hollywood

La gran ganadora de los últimos goya no la consideraba como la favorita para ir. Los mismos que han votado los goya son los que eligen también aquí y quizás preferían votar otra opción. Pero parece que la historia del profesor de inglés y su viaje a Almería sigue emocionando a los académicos. La historia tiene todos los ingredientes para triunfar, un viaje físico y emocional, unos personajes a los que es fácil cogerles cariño y una historia en la que se mezcla el cine y la música. Tantas emociones pueden llegar al corazón de los académicos de Hollywood y que nos escojan a nosotros. Ya estar en la carrera final sería todo un logro aunque no se consiguiera la estatuilla. Desde aquí les deseamos mucha suerte a David Trueba, Javier Cámara, Natalia de Molina y Francesc Colomer. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas