Revista Cultura y Ocio

Wanda Jackson "Queen of Rockabilly"

Publicado el 05 enero 2012 por Puchalt

Ella fue, y sigue siendo, la autentica y verdadera reina del Rock&Roll en su vertiente más clásica, aunque por obra y gracia del marketing, en este puesto se quiso imponer a otra jovencita cantante con una trayectoria muy similar a la suya, una joven de Virginia, también con raices Country, pero con menos garra y personalidad que nuestra protagonista de hoy, se trataba de Janis Martin, quien tuvo que conformarse con el apodo de la "Elvis femenina". Wanda no fue la versión femenina de nadie, su estilo único y su frenético ritmo, podía ser comparado con muchos, pero era indiscutiblemente propio y genial, su energía y vitalidad la han llevado a los escenarios de todo el mundo hasta el día de hoy, una estrella única, una pionera del Rock&Roll, una inspiración para muchas (y muchos) artistas de distintas generaciones...su majestad, la reina del Rockabilly, Wanda Jackson...
Wanda Jean Jackson nació en Maud (Oklahoma) en octubre de 1937, comenzó a cantar y a tocar la guitarra desde muy pequeña. Deseando una vida mejor, los padres de Wanda, Tom y Nellie deciden mudarse a Bakersfield, California en 1941, allí le regala su padre su primera guitarra, pero las cosas no van del todo bien y en 1948 deciden regresar a Oklahoma. En 1952 gana un concurso de talentos locales y consigue 15 minutos de emisión diarios en un show de música Country de la estación de radio local, la KLPR. Debido al éxito de la joven, su "espacio" se alarga hasta los 30 minutos, y así continua, forjando y madurando su peculiar estilo con versiones de los temas clásicos. Hasta un día de 1954, cuando su potente voz llama la atención, del cantante y estrella del Country, Henry William Thompson, más conocido como Hank Thompson, impresionado por la potente y desgarrada voz de la joven Wanda, Hank se pone en contacto con la emisora para localizar a la chica, a la que invita a grabar junto a su banda (The Brazos Valley Boys) como "voz invitada". Ese mismo año conseguiría su primer éxito "You can´t have my love", un dueto junto a otro miembro de la banda (Billy Gray), que llegaría al número 8 de las listas Country. Thomson quiso que su sello contratara a la chica, pero no le hicieron mucho caso, Wanda continuó sus estudios, mientras ultimaba un contrato con Decca Records, quien lanzaría su carrera inicialmente.

Tras su graduación en 1955, comienzan a promocionar a la chica, se convierte en una habitual del programa de televisión Ozark Jubile, se codea con gente como Carl Perkins, Jerry Lee Lewis, Johnny Cash o un joven Elvis Presley, de quien se rumoreó que hubo algo más que amistad, de echo cuando "el Rey" alcanzó la fama, regaló a Wanda un fantástico anillo, que todavía luce orgullosa en su mano derecha, lo que si es cierto es que fue Presley quien animó a Wanda a probar su voz en distintos estilos aparte del Country, como el rock, el Gospel... y a intentar sacarle el mayor provecho posible. Su carrera parece definitivamente enfilada y su padre decide acompañarla como pianista, mientras su madre diseña el vestuario que luce en escena. En 1956 Jackson firma con Capitol Recods, con quien consigue un relativo éxito en el circuito Country con "I Gotta Know".

Era la época de los grandes shows, con grandes estrellas del Rock sobre el escenario y miles de fans femeninas bajo él, pero muy pocas mujeres se atrevieron a subirse al carro de Rock&Roll, Wanda fue una pionera, tocaba junto Buddy Holly, Gene Vincent, Eddie Cochran... y su trabajo se vió recompensado hacia 1957 con temas como "Fujiyama Mama", una versión de un tema de Annisten Allen, con referencias a los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki (paradogicamente el tema llegó al nº 1 en Japón) y desencadenando un autentico fervor por el Rock, tanto en estética como en su música en aquel país. El espaldarazo definitivo le llegaría en con un tema mucho más sencillo, "Let's Have a Party" (1958):"Nunca he besado a un oso, nunca he besado a un matón. Pero puedo hacer mover un pollo en el centro de la habitación" decía aquel inocente, pero pegadizo tema que la llevaría a la cima del éxito y que versionarían muchos de sus compañeros de profesión (incluido Elvis, quien la grabaría incluso un año antes que ella para la película "Lovin You").

Pero la versión de Wanda Jackson no se publicaría hasta 1960, fue en aquel momento cuando la prensa la bautizó como "Reina del Rockabilly", y la vendieron como la chica más juerguista de EEUU, pero Wanda, de personalidad tranquila, tradicional y sureña, estaba muy lejos de aquella imagen rebelde y sexy, sabía que las cosas estaban cambiando, que ese tipo de éxito duraba poco y que el Rock estaba evolucionando hacia caminos no muy afines a ella, así que a principios de los 60 decide regresar a sus orígenes, el Country, aunque en cada uno de sus discos de esta época siempre encontrareis un tema de Rock&Roll.
Durante los primeros años de la nueva década, compagina el Rock con el Country, cosechando exitos en ambos campos, se convierte en una gran figura de la música americana con álbumes como "Right or Wrong" o "Wonderful Wanda". En 1964 consigue el Grammy como mejor solista femenina, por aquel entonces ya estaba casada (desde 1961, con el predicador evangelista Wendell Goodman), se convierte en la primera artista Country en grabar un album en directo y cosigue un exito notorio con un tema cantado en Alemán ("Santo Domingo", 1966), además de presentar su propio programa de televisión "Music Village". Demasiado trajín para una joven sureña, de firmes creencias religiosas y un marcado carácter tradicional, por lo que a finales de los 60 decide tomarse un respiro, nunca abandona la música, pero decide dedicarse a su familia (su relación con su marido estaba deteriorándose), así que acude regularmente a la iglesia junto a él y así comienza a interesarse por la música Gospel. A mediados de 1972, es sólo a la música católica a lo que se dedica, graba "Praise the Lord", último disco con Capitol, aunque continúa grabando para otros sellos religiosos. En sus palabras: "Nunca dejé la música. Simplemente me centré en el Gospel. Pero el público nunca lo entendió, o no quisieron aceptarlo. Jamás dejé de cantar, solo cambié los lugares donde lo hacía", Wanda Jackson, ferviente religiosa y firme creyente, daba así gracias a Dios por su matrimonio, sus hijos (y ahora sus nietos), para ella, las cosas más importantes de su vida, siempre por encima de música.

Parecía completamente desaparecida del universo sonoro, cuando con la "fiebre revival" de finales de los 80, comienzan a reclamarla dede la vieja Europa, de nuevo vuelve a los escenarios, de manera discreta, hasta 1995, año en que, la que es para muchos su sucesora natural, Rosie Flores la invita a grabar un par de duetos en su disco "Rockabilly Filly" y acompañarla durante su gira promocional. Su regreso es acogido con entusiasmo por los miles de fans deseosos de recuperar a la gloria míticas del Rock. Vuelve a reunirse con sus viejos colegas sobre el escenario, como Jerry Lee Lewis, y otros como The Cramps, Lee Rocker, Dave Alvin o Elvis Costello. Graba un par de albumes de estudio, hasta que, en 2009 el músico y productor Jack White (The White Stripes) le propone un nuevo proyecto, él ya había hecho algo parecido con éxito junto a otra leyenda del Country, Loretta Lynn ("Van Lear Rose", 2004), y así sale a la luz en 2011 "The party ain`t over", un álbum recibido con entusiasmo por público y crítica, en la que la Jackson se marca una espléndida versión del clásico de Bob Dylan "Thunder on the Mountain".

En definitiva una gran señora del Country y del Rock, que luciendo flecos y lentejuelas a los 74 años aún da lecciones de clase y estilo a más de una aspirante a estrella del Rock. Una leyenda viva que, con permiso de Big Mama Thornton, puede ser considerada la "primera mujer rocker", estampa de una revolución social en clave femenina que, paradojicamente no está incluida en el "Rock and Roll Hall of Fame", para disgusto de su colega Elvis Costello, quien escribió una carta abierta para proponer su ingreso: "Miren a su alrededor hoy en día y podrán escuchar a un montón de chicas Rockeras que tienen una deuda inconsciente con el mero echo de que existiera una mujer como Wanda. Píonera que se plantaba en el escenario,con su guitarra entre las manos para hacer un sonido que era como salvaje y crudo, igual o mejor que cualquier otro rockero, hombre o mujer, mientras otras chicas de su generación se dedicaban a mirar embelasadas los escaparates de moda...". Una verdadera inspiración para muchos artistas, una señora de los pies a la cabeza, su majestad del Rock, alteza del Gospel y gran dama del Country ....miss Wanda Jackson ♫♪♪

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :