Revista Cultura y Ocio

Wendy Darling: Estrellas

Publicado el 07 junio 2016 por Londres @morpheusmoth
Wendy Darling: Estrellas
Wendy Darling, Volumen 1: EstrellasColleen Oakes370 páginas

CALIFICACIÓN

Gracias a la editorial SÉLECTOR por el ejemplar.
Todo va de maravilla: Wendy Darling tiene una vida perfectamente agradable con sus padres y hermanos en Londres, así como un incipiente romance con Booth, un chico a quien le encantan los libros. 

Una noche hace su aparición el encantador y seductor Peter Pan, quien convence a los tres hermanos para emprender un viaje fantástico al País de Nunca Jamás, una isla embriagadora de libertad, en la que no existen las reglas tontas de los adultos. Tras un tiempo ahí, Wendy comienza a darse cuenta de que tal paraíso tiene terribles secretos arraigados en la sangre y la codicia. Así surge su lucha para recordar de dónde venía, porque esta isla de ensueño y Peter Pan tienen el potencial de transformarse en una pesadilla eterna.


¿Por dónde comienzo? Honestamente, no sabía con qué iba a encontrarme cuando abriese este libro y comenzara a volar por encima del Big Ben y sumergirme en los océanos de Nunca Jamás. 
Me gustó mucho la escritura de Colleen Oakes, ya que está muy elaborada y tiene abundancia de palabras hermosas. Creo que tuve un poco de dificultades en las descripciones de la flora de Nunca Jamás y La Isla de Pan, ya que me enredaron la mente con todas esas ramas y túneles verdes. 
Hay muchas preguntas que no he podido resolver, y quizás se deba a que no he leído el libro original de Peter Pan. Solo he visto las películas y dudo que puedan aportar lo suficiente como para hacer comparaciones. 
El libro está narrado en tercera persona, pero aún así la historia gira en torno a Wendy, ya que se centran especialmente en los sentimientos y pensamientos de la muchacha. Es pasta blanda, y tengo que decir que las letras anaranjadas de la contraportada no me gustan nada, ya que es MUY difícil de leerse sin lastimarse uno la vista. Bueno, son sólo observaciones. Y miren qué preciosidad.
Wendy Darling: Estrellas
Wendy tiene 16 años, una muchacha educada, buena, y que prefiere los vestidos antes que las espadas. Por otro lado, tenemos a John Darling, el segundo hermano, pero que parece ser siempre el primero en todo, pues es muy inteligente, acapara la atención de sus padres y al mismo tiempo es un niño muy malcriado, solitario y envidioso. Termino con Michael, el más pequeño de Los Darling, tan Inocente que no se da cuenta de lo que sucede a su alrededor.
Wendy está enamorada de Booth, el hijo del dueño de una librería, pero como cabe esperar, hay un inconveniente: los padres de Wendy son elitistas, lo que significa que son gente que solo se interesa en las personas, en cuanto a su clase social respecta. Por lo que, Booth es un chico pobre, aunque con sentimientos profundos y puros hacia la chica, y estaría de más mencionar que su amor no sería aceptado por sus padres.
Yo estaba acostumbrada a tener una imagen diferente de Wendy Darling en mi mente, la imaginaba como una niña aventurera que ama contar historias, pero siempre procurando poner los pies en la tierra cuando fuese necesario. Me molestó mucho que ella no le propinara un puñetazo a John cuando éste se ponía de grosero con ella (bueno, yo en su lugar habría hecho eso), y en algunos aspectos la considero como una muchacha bastante atarantada para la edad que se supone que tiene (pero luego tomo en cuenta la época en la que están, y me relajo).
Cuando Peter entra en escena una noche en que sus padres acudirían a una fiesta, parece ser la cosa más aterradora y extraña que uno pudiese presenciar, hasta que el muchacho trata de persuadir a los niños de visitar Su Mundo. Nunca Jamás, la tierra donde no hay reglas, y si las hay, ¡Las rompemos! Así que Wendy, abrumada por la belleza de aquel muchacho de ojos verdes y cabellos llameantes, se deja llevar por sus deseos, queriendo tomar un respiro de su vida aburrida, sintiéndose, al mismo tiempo, resentida con sus padres por ser tan duros respecto a sus sentimientos por un muchacho pobre.
Tengo que mencionar que Peter no me dio mucha confianza desde el principio. Sé que estamos acostumbrados a un País de Nunca Jamás, donde todo es un juego y nadie envejece, y las aventuras no terminan. Sin embargo, la autora supo transformarlo de una manera mucho más realista y adaptada a la edad de un adolescente.
Peter Pan me parece un muchacho bastante posesivo, rayando en la locura y, es la viva encarnación de la inmadurez, solo que sus atractivos rasgos van a cegar a Wendy de ver sus imperfecciones.
Campanita hace su Aparición también, y sus celos hacia nuestra protagonista son casi palpables, pues está profundamente enamorada de Peter, ya que, según dicen, las hadas solo se enamoran una vez en su vida, por lo que esta criatura prácticamente adoraba al muchacho como un Dios, haciéndola quedar como un individuo sin dignidad.
Estudié muy bien la actitud de Los Niños Perdidos hacia Peter, incluyendo Campanita, y me di cuenta, que esa veneración, se debe muy probablemente a sentir miedo, pues Peter puede tener arranques muy violentos, tales como matar a los piratas sin piedad y una crueldad que dejan atónito. No me parece en absoluto que Pan sea un ser mágico, sino uno oscuro, encaprichado con obtener todo lo que quiere y malacostumbrado a ser rebelde.
Este lugar poco a poco hará que Los Darling olviden su pasado y sientan ese deseo incontrolable de establecerse en un nuevo hogar. ¿Será para siempre? ¿Serán tan débiles como para olvidar su pasado y dejarse manipular por las maravillas del salvajismo en una isla sin autoridad?
Me quede totalmente decepcionada con el final, no fue PARA NADA lo que esperaba, aunque supongo que por eso hay continuación, pero dudo mucho que esta saga vaya a terminar solo en dos libros, por lo que, quizás tendré que prepararme para que las pesadillas sigan atacando a Los Darling ya fuera de sus camas (¡me parece tan injusto!).
Le di una calificación de cuatro estrellas, porque siento que le faltó algo. Es decir, el final hizo que me quedara con la boca abierta, NO por la última línea, que según Chester, de Lectobloggers dijo que casi la hace pegar el grito en el cielo. No señores, a mí la última línea no me causó gran espanto, sino...LO SIENTO, ¡NO PUEDO CONTARLES MÁS!
Sin embargo, sigo en mi posición de que le faltó algo.
Muy pronto espero entrevistar a la autora sobre algunas dudas que tengo sobre su historia, ¿prometen echarle un vistazo?
L o n d r e s .

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :