Revista Arte

'Without Time', de Claudio Zirotti, en el IVAM

Por A-Cero Blog

Hoy Joaquín Torres, director de A-cero, nos recomienda la exposición temporal “Without Time”, del artista Claudio Zirotti, en el IVAM, que puede verse desde el pasado 15 de Diciembre hasta el próximo 19 de Febrero de 2012. Las piezas de Claudio Zirotti muestran el instante. Ese instante sutil en el que el ser humano vuelve la mirada sobre su vida, y como el Sísifo de Camus, “regresando hacia su roca, contempla esa serie de actos desvinculados que se convierten en su destino, creado por él, unido bajo la mirada de su memoria y pronto sellado con su muerte”. Así que hablar del instante es hablar de lo infinito, ya que el instante es el presente continuo y el “Tiempo del Mundo” se repliega en un simple instante.

“Without Time”, de Claudio Zirotti, en el IVAM

Desde que nacemos y aprendemos a respirar somos seres narrativos, somos la temporalidad de la carne. Temporalidad que debemos asumir y aceptar, aunque no siempre sea fácil. Zirotti ha desplazado su estética desde planteamientos cercanos a la transvanguardia a una tonalidad completamente personal en la que lo abstracto es, literalmente, escritura o, mejor, una grafía en la que encuentra, como ha indicado en distintas ocasiones, una “libertad total”. La obra de Claudio Zirotti puede ser entendida como un sismograma de las sensaciones, fruto de la comprensión del acontecimiento como mezcla de lo consciente y lo inconsciente.

“Without Time”, de Claudio Zirotti, en el IVAM

La pintura de Zirotti introduce la escritura y la insistencia numérica del paso del tiempo; lo poético adquiere una dimensión reduccionista y concreta, como si los gestos y las condensaciones imaginarias fueran versos o, mejor, estancias, en un proceso evidentemente rítmico que nos permite tanto el reconocimiento cuanto la pérdida, el retorno y la disolución. Al instante, a los actos, a los recuerdos que como rocas almacenamos en nuestra mente, no se les puede despojar del tiempo, no se les puede arrebatar lo que son. Porque viven en nosotros, en nuestra conciencia. Con el tiempo se ha dado al ser humano un regalo dulce y amargo a la vez. Y las piezas de Zirotti son una perfecta reflexión sobre lo específicamente humano y eterno que vive dentro de cada uno de nosotros.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas