Revista Ciencia

Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves

Por Aver Aves @AverAves
Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves

Al principio, las copas de los árboles y los paraguas permitieron el pajareo al descubierto

Javier Rico

Es cierto que hemos suspendido alguna salida (contadas con los dedos de media mano) por culpa de la lluvia, pero nunca nos había impedido realizarlas una vez en marcha, sorteando incluso algunas gotas en varios pajareos urbanos. Ha sido en pleno verano (6 de julio), en un lugar de postín (el Real Jardín Botánico) y con invitados de lujo (la televisión francesa) cuando nos cayó el gran chaparrón que obligó a alterar completamente nuestro itinerario por este vergel de la ciudad de Madrid. Pero las aves siempre están dispuestas a compensar cualquier contratiempo. Esta vez fue un abejaruco. 

Estábamos acabando la ruta y cejó el jarreo de agua un momentito. Ante un amago de claro decidimos adentrarnos por el paseo de Lagasca del Real Jardín Botánico en busca de árboles y setos donde es fácil dar con carboneros, herrerillos y currucas. De repente oímos ese sonido a silbato característico del abejaruco, una belleza de ave migratoria que nos visita durante los meses estivales, pero que no es normal verle posado en pleno centro de Madrid.

Mientras tanto, volvían a caer las gotas, pero ese abejaruco estaba dispuesto a que no saliéramos de este ilustre jardín simplemente con la audición de sus reclamos. Encaramado en una de las ramas más altas de un falso plátano, un ejemplar nos permitía intuir (estaba nublado y empezaba a llover) su hermosa librea llena de tonos azulados, amarillos, verdosos, castaños… Este cromatismo es especialmente apreciable a plena luz, pero no importaba, peques y grandes de la ruta coincidieron en afirmar que había sido un excelente punto y final a la misma.

Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves

Entre los setos más cerrados del Real Jardín Botánico es fácil oír primero y luego ver a la curruca capirotada

Justo el día anterior, en un chequeo previo del itinerario a seguir, dieciséis especies diferentes de aves llegaron hasta nuestros sentidos, incluidos los verderones y los verdecillos que se suelen encaramar a lo alto de los árboles para entonar sus cantos. También hay palomas zuritas muy apegadas a los muñones de las ramas podadas más altas. Un día después, la lluvia les hizo buscar lugares menos expuestos.

Afortunadamente estábamos en un jardín con múltiples posibilidades de visitarlo y con lugares bajo techo, como los invernaderos de Santiago Castroviejo y de Graells, este popularmente conocido como estufa y con mucha historia botánica encerrada en su interior. Y también afortunadamente contábamos con Margarita Asensio, una profe de Biología y Botánica que nos ilustró sobre la flora del desierto y el trópico de ambos invernaderos.

Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves

Los invernaderos del botánico y las explicaciones de Margarita Asensio sirvieron para animar la ruta bajo techo

Ese día, aparte por supuesto de la excelente compañía de niños y niñas y de algunos de sus padres y madres, tuvimos la de una productora de televisión francesa que nos grabó para el programa Echappées belles de France 5. Todo un orgullo, porque se acordaron de Aver Aves para dar a sus grabaciones de parques y jardines madrileños un matiz más activo, de integración de las personas en estas zonas verdes urbanas. Vamos, lo que propugna Aver Aves a los cuatro vientos con las aves como protagonistas.

No se pudo grabar todo lo que hubiéramos querido debido a la lluvia, pero compartieron con el grupo la presencia de vencejos, cotorras, palomas, mirlos, gorriones, carboneros y el par de familias de ánades azulones del estanque de las terrazas superiores. Bueno, y por supuesto, el inmenso privilegio de pasear entre ramas, troncos y hojas de más de cinco mil especies diferentes de plantas.

Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves

Otra gran amiga de Aver Aves, Cigu, amenizó el pajareo entre flora del desierto

Con esta ruta tan especial en todos los sentidos damos carpetazo final al curso 2016-2017 y estamos deseando salir ya a pajarear con peques y familias de cara al 2017-2018. Y ponemos el punto y final para agradecer a Sara Acosta, co-directora de la revista Ballena Blanca, y a Jesús García, jefe de la Unidad de Cultura Científica y Comunicación del Real Jardín Botánico (y a otras personas de esta institución), por facilitar el contacto con la productora de televisión y nuestra presencia en el jardín, respectivamente.

Infórmate sobre nuestras rutas para colegios, institutos y ampas por parques y jardines de la Comunidad de Madrid.

Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves

Contacto: venteaveraves@gmail.com / 617 47 80 17


Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves
Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves
Y nos llovió (en pleno verano) en una ruta de Aver Aves


Volver a la Portada de Logo Paperblog