Revista Cocina

13 Marcas españolas slow fashion para que dejes de comprar en el Bershka

Por Lapastanoengorda

Holi. Antes que nada quiero decir que no soy un experto en el tema, todo lo que voy a decir son opiniones personales, que luego me ponen verde por ahí. Me gustaría estudiar moda entre otras cosas, pero para eso ahora mismo, tendría que clonarme. Hace poco Santi, que es diseñador de moda muy total, me abrió los ojos y me dijo que la fast fashion era la segunda industria más contaminante del mundo, la primera es el petróleo, y muchas otras cosas que me dejaron flipado, él viste que te mueres y casi todo lo compra de segunda mano, reutilizado o vintage. Además de contaminar, en la fast fashion creo que todo el mundo sabe las condiciones de los trabajadores que hay detrás de las típicas tiendas que hay en los centros comerciales aunque miremos a otro lado y nos hagamos los longuis. Pensaba que iba a tener que estar el resto de mi vida comprando ropa reutilizada pero Aída de Begin Vegan Begun hizo un post sobre marcas de ropa veganas y dije: hostia, pues sí que hay marcas, las cuales he intentado no repetir para no dar el coñazo con lo mismo y casi lo consigo.

Quiero decir que desde luego creo que lo más sostenible es no comprar ropa o comprarla de segunda mano, así no participas en este proceso. Por otro lado me encanta el diseño, creo que es algo muy importante y la moda puede ser algo muy guay, más allá de tener un armario lleno de ropa, sobre todo si hay un discurso detrás. Me flipa ver cómo se puede proyectar en una prenda o colección determinadas ideas y los valores que hay detrás de algunas marcas, que no son el caso del Bershka.

Mucha gente ya está pensando que es carísimo vestir así. Lo cierto y lo lógico es que sea más caro, pero las cosas tienen un precio y estamos fatal acostumbrados a ciertas cosas gratis que no deberían serlo, como el porno, del cual hablaré otro día ya que me parece un tema muy interesante que consumimos muy mal y hace mucho daño. Para que una camiseta te cueste 10 €, que en realidad su valor es bastante inferior a eso, imagínate el proceso que hay detrás, quizá sea mejor comprar menos y mejor, pero no participar en ciertas cosas, o ser influencer y que te las regalen.

Lo último era coña, creo que precisamente si eres influencer tienes que tener una responsabilidad y no dar visibilidad a marcas que no se lo merecen, además de tener un discurso que vaya más allá de tener un armario lleno de ropa y beber mojitos en sitios lujosos, pero bueno, cada uno es libre.

Aquí van las marcas, como he dicho antes, he investigado algunas, he hablado con otras, algunas cosas son parafraseadas, otras de mi cosecha y tal. Algunas marcas con las que me he puesto en contacto han sido unas bordes y no las he metido por eso, seguramente actualice pronto este post con otras marcas o haga uno nuevo con algunas que me han quedado pendientes pero son muy guays. Quiero decir que tras mi investigación estoy bastante sorprendido con muchas cosas que he encontrado, pensaba que la ropa más bonita solamente existía en COS y resulta que no, hay vida más allá y existe ropa ecológica, slow fashion, made in Spain y todo eso muy chula.

Local pattern: Empiezo fuerte con la que más me ha gustado, personalmente es de las que más encaja con mi rollo de moderno, con cortes cibernéticos a veces, es una marca catalana de patrones minimalistas y atemporales que utiliza tejidos naturales, producen exclusivamente en Barna. Esta empresa surgió de una mente quemada de su trabajo en una empresa de moda y con ganas de crear colecciones que no caduquen, colaboran con artistas y diseñadores para sus prendas, que de verdad, me flipan. Tienen una camiseta que pone: Horny at home ¿Hola? Creo que no puede ser más guay. Me representa a tope, resulta que su target es un público contemporáneo, curioso, creativo y concienciado con el diseño sostenible. Como yo, jeje. Bravo.

Lefrik: Estas empezaron en 2012, con un logo y naming muy totales, no vamos a negarlo. Hacen mochilas, maletas, neceseres y demás recipientes donde puedes meter cosas dentro para cuando tengas que transportarte y no puedas llevar en las manos la botella de agua, el portátil, el cargador del móvil, los condones por si follas aunque seguro que no, el cepillo de dientes de bambú, la crema para el último tatuaje que te has hecho, un libro para el bus, las gafas de sol y las de ver, otros cascos por si se te rompen los que llevas y todas esas cosas imprescindibles que necesitas, pero no te caben en las manos. Cuando el diseño de algo me gusta, creo que hay que destacarlo y reconozco que tiene cosas muy guays, algunas con unos azules preciosos que se me cae la baba y otras con unas formas tirando a futuristas, como a mí me gustan muy chulas. Esta marca también fabrica todo con materiales reciclados a partir de botellas de agua, también es vegana y no es tan cara como puede parecer.

Me han dicho que utilizan unas 13 botellas para hacer una mochila y en 2017 hicieron 30.000 mochilas, que no son pocas. Lo mío no son las matemáticas pero resulta que reciclaron 390.000 botellas de plástico. Tampoco me gusta el fútbol pero es el equivalente a llenar un campo. Zas.

Las culpasS: Ya lo he dicho varias veces en este blog, Murcia lo peta mucho, hay gente súper guay por allí, de hecho aquí dejo una receta de croquetas inspiradas en Murcia. Las culpasS es, desde mi punto de vista, la marca feminista por excelencia en España, es bastante conocida desde un punto de vista al menos en mi entorno. Las murcianas son autosuficientes y Las culpasS casi también, lee este artículo donde explican las cortas distancias que existen entre la mayoría de sus proveedores, 12 km como máximo, casi podrían ir andando pero con el calor que hace en Murcia no sería factible. Quiero destacar que tienen un bolso con forma de sujetador y un parche con el logo de McDonalds que pone Maricas. Lo más.

Yana Matyash: Esto todavía no es una marca como tal pero está en ello, su filosofía también es muy guay. La diseñadora de esta marca piensa que la moda no puede estar por encima de los seres humanos, los presupuestos y plazos de las marcas fast fashion son cada vez más ajustados, lo cual culmina en un producto efímero, contrario a lo que ella quiere. Produce en talleres locales y utiliza productos biodegradables. Su camiseta: Fast fashion kills me flipa.

Thinking Mu: Ojalá se llamara; Thinking Ñu, pero no se puede ser perfecto. Esta marca catalana utiliza materiales sostenibles, como algodón orgánico, cáñamo orgánico, el cual afirman que crece 4 metros en 4 meses apenas sin agua. Tienen una camiseta que pone: Cerveza fría y otra que pone siesta. Esto sí nos representa. Tiene diseños bastante chulos que van mas allá de una serigrafía, además de unos calzoncillos de esos sexys que si te pones sin nada debajo y estás en casa con gente igual te sientas y se te sale el rabo por un lado, el Kintom concretamente, me encanta.

Dos Studio: Descubrí esta marca por Instagram, suben las fotos de tres en tres y tienen un rollo muy guay, un poco inerte, como a mí me gusta. La forman dos tíos, uno es arquitecto y el otro diseñador, esto ya es una anotación personal pero creo que lo del interés por la arquitectura se nota bastante en las prendas. Resulta que además trabajan con tejidos ecológicos y sostenibles aunque a priori no lo parezca, algunos de los materiales son reciclados y producen de forma local. Además el logo es muy total, creo que hacen un branding estupendo y gráficamente me flipan. Un aplauso.

Peseta: Por la estética de las prendas no tengo duda de que son unas tías guays las que están detrás de eso, fijo que alguna de ellas hizo bellas artes. Me gusta mucho que dicen que fabrican con ritmo y respeto, in love con esa frase. Fabrican en España y Portugal con tejidos sostenibles, su imagen corporativa de nuevo es muy total, estoy totalmente a favor de las caligrafías. Una marca muy molona, sí. Un día me tomaré unas cañas con ellas a ver qué se cuentan.

Grita: Bueno, esta tiene tela lo que hacen y nunca mejor dicho. El 3% de sus beneficios va destinado a ONG´s de: defensa de los derechos de la mujer, defensa del colectivo LGTBI, lucha contra enfermedades y defensa animalista y del medio ambiente. Venden en su mayor parte prendas estampadas con collages e ilustraciones.

Venn Brand: Esta es una marca muy molona también made in Spain, digo muy molona porque además de slow fashion, tiene diseños muy molones. Son camisetas básicas con serigrafías con ilustraciones y mensajes, algunos de ellos feministas como: Gender roles are dead o Sólo somos personas. Además no es cara, la empezó una chica con buen gusto, Andrea la emprendedora, luego se unió otro chico que tiene flequillo Cayetano, que lo he visto en YouTube y de ahí fueron avanzando. Si lo lees tiene una sonoridad estupenda: Venn Brand, dilo en alto, ya verás.

Ulabalu: Esta es una marca recién nacida, solamente tiene cuatro camisas de hombre pero son bastante guays, la de las cervezas también me representa total. Están fabricadas en popelín de algodón, que es orgánico y la impresión de la tela es ecológica, utilizan tintas con base de agua. Esta empresa está creada por una pareja de Alicante, y es que por el levante hay mucho arte y emprendimiento, al final me voy a mudar para allá.

Tiralahilacha: Tienen un rollito naif muy guay, de esos que lleva la gente gente que aparentemente es inocentilla pero luego flipas, seguramente si me quedaran bien los vestidos compraría en esta marca. Hacen estampados muy chulos, como de festival con muchas palmeras y Carlos Sadness. Su ropa es: sostenible, ecológica y de comercio justo. También hacen ropa para niños guays, de los dan las gracias y no se pasan todo el día gritando que quieren cosas.

Flamingos life: Tres colegas quieren perpetuar el verano como forma de vida y crean esta marca tan fresca, que la verdad, sí parece bastante veraniega. Tienen un rollo surfero/skater total, hace poco han sacado unas zapatillas hechas también de botellas recicladas, además también es una marca vegana y respetuosa con el medio ambiente, de hecho cada zapatilla que compras, plantan dos árboles ¿Cómo te quedas? Pues eso.

Ecoalf: Creo que es la marca sostenible más conocida de españa y por eso la pongo la última, una vez una señora que tenía el puesto de reina por algún motivo que todavía no entiendo, ni tampoco para qué sirve, llevó un abrigo suyo. Es una marca que solamente utiliza materiales veganos, por cierto. Para fabricar su ropa utilizan tejidos reciclados a partir de otros materiales, como botellas de agua, neumáticos o café. Flipa tía. Tienen unos videos de una estética muy noventera en su web donde se ve cómo reciclan los materiales, aunque hay un momento un poco abstracto en el que me pierdo.

Si te ha gustado el post puedes compartirlo en Facebook y seguirme en Instagram si quieres.

Bueno, ahora ya dejo el discurso, investigaré más sobre el tema, que me interesa mogollón. Si tienes una marca de este rollo o sabes sobre este tema y quieres recomendarme libros, documentales, tesis o regalarme camisetas de algodón orgánico, escríbeme a: [email protected], seguramente te conteste.

13 Marcas españolas slow fashion para que dejes de comprar en el Bershka

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas