Revista Cultura y Ocio

14 palabras que nos han llegado del portugués II

Publicado el 12 noviembre 2020 por María Bravo Sancha @Labocadellibro
14 palabras que nos han llegado del portugués II

Después de la primera tanda de palabras que nos han llegado del portugués, ya podéis leer la segunda parte de préstamos lingüísticos que tenemos del país vecino. Son palabras que podemos llegar a usar a lo largo del día o podemos leer en los medios de comunicación. Seguro que te asombras de más de una. Vamos a ello.

🔻🔻

  • garrafa. No es seguro que esta palabra venga del portugués, según nuestra querida RAE, pero lo que sí es seguro es que esta proviene del árabe marroquí ğerraf. Todo concuerda entonces para una palabra que a mí, personalmente, me recuerda a los piratas, quizá por aquello de la garrafa de ron, (sí, sé que la canción es sobre una botella). Por cierto, en francés (carafe) o italiano (caraffa) esta palabra es bastante similar. 
  • lancha. Posiblemente los antiguos piratas fueran en lanchas, ya que esta palabra ya se usaba en el castellano a mediados del siglo XVI. Es curioso tener aquí otra palabra relacionada con el agua. En este caso, la palabra llegó a Portugal gracias al malayo (lánčār, 'rápido', 'ágil'), ya que los portugueses llegaron a Malasia en 1511. 
  • macaco. Sí, estoy hablando del adorable monito que aparece en los documentales de La 2. Esta palabra nos viene del portugués, y esta, a su vez, del bantú (lengua africana)  
  • mango. Esta palabra tiene un variado pasado. Si nos referimos a la manga de nuestra camisa, su origen es latino; si nos referimos al cómic, la palabra viene del japonés. Pero, ¿y si hablamos del fruto del mango? ¡Esta sí que nos viene del portugués! Su origen viene de la India, concretamente del tamil (mankay), después pasó al portugués (manga).
  • mejillón. ¡Al rico molusco! Su origen es sencillo, ya que este viene del portugués mexilhão. Esta palabra no tiene nada que ver ni con México ni con una mejilla gorda.
  • menina. Ayns... si Velázquez levantara la cabeza... Según el diccionario, una menina o menino es una niña de familia noble que entraba en palacio a servir a la reina o a sus hijos. Nos viene del portugués menino ('niño').
  • mermelada. La lista no sería tal sin un dulce rico y con fundamento. Nos viene del portugués marmelada. La fruta del membrillo en portugués es marmelo, y su dulce marmelada. La palabra rápidamente pasó al francés e italiano.
  • ostra. Aquí tenemos otra palabra que proviene del mar. Esta palabra pasó del latín (ostrea) al portugués (ostra). Son un manjar, pero ¡cuidado!, si comes muchas, ya sabes lo que te puede pasar. Como nota curiosa, os diré que ya en el siglo XVI había juegos de palabras entre hostia y ostra
  • pagoda. Esta palabra no nos lleva de oriente, como podría pensarse, sino del portugués pagode. Aunque nosotros la conocemos como 'templo oriental'. 
  • paria. Entendemos esta palabra como una persona excluida de la sociedad por ser considerada inferior. Nos viene del portugués pária
  • pulla. Expresión aguda y picante dicha con prontitud. Nos viene del portugués pulha
  • taimado. Este adjetivo se refiere a un bellaco, astuto, disimulado y pronto en advertirlo todo. Quizá no lo empleamos tanto en nuestro día a día, pero en la literatura aparece bastante. Del portugués también nos llega taimado, pero esta deriva de teima, 'tema, obstinación'. 
  • tifón. Por esta palabra se entiende los huracanes en el mar de la China. A nosotros nos viene del portugués tufão, a su vez, este viene del urdu, tūfān, y este del griego typhon 'torbellino'. 
  • zarigüeya. Animal entrañable donde los haya, este mamífera marsupial. Concretamente nos viene del portugués brasileño en su forma çarigueira.
Y con esta segunda parte, hemos terminado con los préstamos que nos han llegado del portugués, aunque hay muchas más palabras, pero he querido poner las que usamos en el día a día. Si queréis agregar o quitar de la lista, podéis dejarlo en los comentarios. 

Volver a la Portada de Logo Paperblog