Revista Cultura y Ocio

22 años de matrimonio bien valen un “relais & châteaux”

Por Conxita Piñero @BCNHorasOficina
Cuando el 26 de octubre de 1991, a las cinco y media de la tarde, pronuncié el emblemático “¡sí, quiero!” en la capilla del colegio de los Escolapios de Sarrià (de la que ya os hablaré en su momento), me habían hecho la promesa de que en el 25º aniversario de esa fecha iríamos de viaje a Australia, y que de momento, para ir haciendo boca, viajaríamos a la capital de la metrópolis, es decir, la ciudad de Londres. Desde entonces, ya he regresado en diferentes ocasiones, y una foto frente a las Casas del Parlamento nos ha servido para ir visualizando la evolución familiar... Pero dejémonos de prolegómenos, y vayamos al contenido del post que nos ocupa.
22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”
La primera vez que descubrí la cadena Relais & Chateaux -dos palabras ligadas a la excelencia hotelera y gastronómica-, fue en la ciudad de San Sebastián ya hace algunos años, durante un viaje de negocios de mi marido en el que la etiqueta me mandaba actuar de consorte, y que nos dio la oportunidad de disfrutar de una entrañable comida en el restaurante de Juan Mari Arzak, que ya formaba parte de esa cadena francesa. Desde hace un tiempo Barcelona también se ha situado en el mapa de lugares en los que hay un establecimiento adherido a la cadena, por lo que visitarlo estaba en la lista de cosas pendientes que tenía que hacer en la ciudad.
Esta cadena hotelera de alto standing empezó a gestarse en el año 1941 cuando Marcel y Nelly Tilloy adquirieron el hotel-restaurante “La Cardinale” en la población de Ardèche, junto al rio Rhône. El nuevo negocio tenía como objetivo llegar a la excelencia, tanto en hotelería como en gastronomía, a partir de dar un servicio a los clientes con el más alto nivel de calidad. Su punto fuerte era, y sigue siendo a día de hoy, poner el acento en ofrecer experiencias que permitiesen llevar a la práctica el famoso concepto francés de l’art de vivre. En 1952 decidieron compartir su idea con siete amigos que también se dedicaban profesionalmente a esos campos, y en 1954 se creó oficialmente la cadena con la unión de los ocho establecimientos, que actualmente ha llegado a contar con más de 50 alrededor del mundo. Tal y como se lee en su web: Partout dans le monde, unique au monde. 500 hôtels de charme et restaurants gastronomiques pour découvrir le monde
El establecimiento de Barcelona es el Neri H&R, que desde su inauguración se ha convertido en uno de los hoteles-boutique más emblemáticos de la ciudad. Está ubicado en pleno Barrio Gótico, en un edificio formado por una casa medieval del siglo XII (articulada alrededor de un patio interior con escalera de acceso a la planta noble y un patio anexo que conduce a dependencias secundarias), y un palacio del siglo XVIII que sufrió grandes desperfectos durante la Guerra Civil y que se restauró en 1958. La puerta de acceso principal está en la calle de Sant Sever, desde la que se divida la fachada lateral de la Catedral de Barcelona, y la fachada posterior da a la plaça de Sant Felip Neri, una de las plazas más cautivadoras de la ciudad.
22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”
22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”
Tal y como explican en su página web, bajo el edificio se encontraron diferentes restos romanos y fenicios que fueron entregados al patrimonio de la ciudad tras ser documentados por técnicos arqueólogos.
El ambiente del hotel combina perfectamente el respeto por el pasado y la historia de la estructura del edificio, con el diseño más actual en el mobiliario y la decoración.
22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

Fuente: Web Hotel Neri & Restaurant


Pues bien, debido a que el pasado 26 de octubre se cumplieron veintidós años de aquel "¡sí, quiero!" del 91, y ante la necesidad de tener que esperar tres años más para ir a las Antípodas, nos auto regalamos festejarlo con una cena en el restaurante de este hotel. Debido a mi debilidad por disfrutar de las terrazas de Barcelona, inicialmente pensamos en una cena informal en su terraza “Roba Estesa”, dadas las magníficas vistas que seguro te debe ofrecer, pero dada la hora y la singularidad de la celebración lo dejamos para otra ocasión, más adelante.
El restaurante está situado en la planta baja y, además de la sala, dispone de un salón privado para diez comensales y de una terraza en la misma plaza. La primera impresión que te llevas al entrar en la sala es la sensación de un ambiente muy acogedor, ya que en la decoración predominan los tonos tierra y la luz cálida, que transmiten tranquilidad, silencio e intimidad. Quizá el diseño de las sillas es demasiado “innovador” para un comedor, ya que solo disponen de un brazo, y para mi gusto: con brazos o sin brazos, pero no soluciones intermedias.
22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

La carta que te ofrece el chef Benito Iranzo está elaborada en base a la cocina mediterránea de diseño y los productos de temporada, con el incentivo de que se renueva en cada estación. Además la complementa con alguna que otra sorpresa gastronómica a partir de los productos que recibe diariamente, y que despierta la curiosidad del comensal con la frase: “del mercado de la Boqueria ha venido un cesto cargado de...”  Debemos recordar que estamos en un restaurante gastronómico.
Tras revisar la carta, mientras disfrutábamos de una excelente copa de vino tinto ecológico, Geum 12 de Vins de Taller de Subirana d’Empurdá, que nos entusiasmó y no dudo en recomendarlo, nos decantamos por elegir el menú degustación, que nos ofrecieron complementar con un maridaje de vino con cada uno de los platos.
Sin desvelar ninguno de los ingredientes, empezamos por un aperitivo de tres platos acompañados por cava. Seguimos por dos entrantes y un pescado combinando diferentes vinos blancos, entre los que quiero recomendar el Perfum de Vi Blanc 2012 de Raventós i Blanc. Continuamos con una carne roja maridada con un rioja tinto. Y finalizamos con un sorbete y una tarta de manzana, regados ambos por un jerez. El té vino acompañado de un surtido de "gourmandises”, que siempre apetecen aunque ya no te quede apetito.
22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

22 AÑOS DE MATRIMONIO BIEN VALEN UN “RELAIS & CHÂTEAUX”

En definitiva, toda una oportunidad de disfrutar de “el arte de vivir”, acompañado por la excelencia en el servicio y la alta calidad gastronómica, que casa perfectamente con la política de la cadena hotelera.
Una muy buena experiencia en el mismo corazón de Barcelona, que recomiendo os invitéis a vivirla por una vez. ¡Vale la pena!
Hotel Neri & Restaurant
Barcelona by Neri
Relais & Chateaux
HOTEL NERI & RESTAURANT
C/ Sant Sever, 5

Volver a la Portada de Logo Paperblog