Revista Espiritualidad

290.- "Todo el mundo ha nacido para hacer algo único y especial, y si él o ella no lo hacen, nunca será hecho."

Por Ignacionovo
Autor: Benjamin E.Mays. Por supuesto que habrá quien no se lo crea (contra la incredulidad y la falta de confianza, hay personas que se pasan luchando toda su vida) pero en general, estoy bastante de acuerdo con la frase de hoy.
A ver. No se trata de hacer algo que resulte una crucial contribución al desarrollo de la humanidad (un descubrimiento de incalculable valor que sea capaz de salvar millones de vidas, por ejemplo), y que quede en los anales de la historia como huella indeleble de nuestro paso por aquí. Más bien, me refiero a cualquier cosa que sólo nosotros somos capaces de hacer en una forma concreta y única. La nuestra. Original y exclusiva. Imposible de reproducir con fidelidad absoluta.
La reflexión de hoy es que la vida nunca debería de ser igual tras nuestro paso por ella. Quiero decir, que se debe hacer notar de algún modo que hemos vivido y que de no haber nacido, algo -por pequeño e insignificante que sea-, resultaría distinto.
Ese algo no tiene porque ser material. Acaso una de tus palabras o un consejo que haya cambiado la vida de alguien. Acaso una de tus sonrisas, un gesto solidario, un abrazo oportuno…
Cualquier sentimiento que hayamos expresado. Cualquier proyecto, idea, o labor que hayamos desarrollado. Cualquier reflexión genuinamente nuestra. Todo lo que haya partido de nosotros y de nuestras propias capacidades y cualidades, ha tenido potencialmente la posibilidad de alterar el curso de los acontecimientos para que fueran de una muy determinada forma y que de no haber existido, habrían resultado diferentes.
Ese es el milagro y lo que nos debe llevar a estimarnos en lo que valemos y no dudar nunca de nuestras facultades, porque por mucho que pensemos que otros erigen monumentos más grandes, deslumbrantes y mejores, siempre seremos únicos e inimitables.
Reflexión final: Piensa así, porque así es. Quizá alguien sin ti no habría encontrado la felicidad o el amor o un trabajo o una idea o un momento de alegría, ventura o prosperidad. Para eso venimos (entre otras cosas), para que cuando nos vayamos, el perfume de lo que hemos hecho y hemos sido perdure en la memoria de la eternidad.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista