Revista Cine

40 años de la huelga de artistas de Madrid

Publicado el 18 enero 2015 por Alfonso65 @AlfonRoldan

40 años de la huelga de artistas de Madrid

Portada de Cambio 16 de aquellos días, protagonizada por La Durcal.


El antecedente inmediato de la huelga de actores podría buscarse a comienzos de enero de 1972, cuando en el Teatro Lara de Madrid se representaba La llegada de los dioses, de Antonio Buero Vallejo. Los dos actores principales, Concha Velasco y Juan Diego, decidieron pedir al empresario Conrado Blanco un día de libranza semanal. Por aquel entonces no sólo se trabajaba los siete, sino que en cada uno se hacían dos representaciones. Cada parte se mantuvo en sus trece, los protagonistas fueron despedidos, los sustituyeron Julita Martínez y Manuel Galiana, y la función continuó adelante.A partir de aquel enfrentamiento, actores y actrices tomaron conciencia y comenzaron a reunirse de forma más o menos clandestina para mejorar los problemas que padecía la profesión y la forma de solucionarlos.  Al igual que el movimiento obrero, universitario, vecinal o cultural comenzaron a organizarse. Se nombraron comisiones y se redactaron reivindicaciones y aunque algunas de ellas se fueron asumiendo oficialmente, en febrero de 1975, los actores denunciaban, precisamente, que las empresas no cumplían los decretos que se habían promulgado.

"El próximo 24 de enero serán premiados por la Fundación Abogados de Atocha. Concha Velasco y Juan Diego, recogerán los galardones"


A pesar de la ilegalidad, el día 4 de febrero de 1975, quince teatros de Madrid colgaron un cartel que rezaba: “Por incomparecencia de los actores, se lamenta informar que la sesión de hoy queda suspendida”. En la sesión de noche es ya la totalidad de los teatros de la capital los que se unen a la huelga.A las dos de la tarde de aquel martes 4 de febrero; Jaime Capmany, presidente del Sindicato de Espectáculo por aquel entonces; comunicó a los representantes de los actores que el Sindicato Vertical no reconocía capacidad legal a la “comisión de los once” y se negaba a reunirse con ellos. A las cinco de la tarde, una comisión en la que figuraban María José Alfonso, Concha Velasco, Ana Belén, Tina Sainz, Francisco Valladares, Germán Cobos, José Sacristán, Lola Gaos, Jesús Sastre y José María Escuer se presentó en la Delegación Nacional de Sindicatos para reunirse infructuosamente con el ministro, Alejandro Fernández Sordo.La comisión volvió a la asamblea reunida en la sede del sindicato en la Cuesta de Santo Domingo, dieron cuenta de lo sucedido y los concentrados aprobaron por aclamación ir a la huelga esa misma tarde. Esa misma tarde, cuando acudían a informar a sus compañeros del Teatro de la Latina, la policía detuvo a las actrices Natalia Duarte y Alicia Sánchez, así como a los actores Tomás Picó, Salvador Vives, Dionisio Salamanca, Mariano Romo y José Renovales. No fueron puestos en libertad hasta pasadas las dos de la madrugada, después de la visita a la Dirección General de Seguridad de una comisión encabezada por Fernando Fernán Gómez y Adolfo Marsillach.
Un día entero sin teatro en Madrid es algo muy llamativo y aquel 5 de febrero el Gobierno se dio cuenta de que aquello llamaba la atención. El ministro de Relaciones Sindicales no logra parar aquella marea y, para más inri, se unen los actores de TVE, que tuvo que cambiar la programación.

40 años de la huelga de artistas de Madrid
El día más tenso y Lola Flores


Con todo, la jornada más tensa llegó el día 8 de febrero cuando un grupo de ocho actores y actrices informaban en el Teatro Bellas Artes acerca de la huelga. La policía, inaugurando las famosas lecheras, los detuvo llegando a acusarles de pertenencia al FRAP, a ETA y del reciente atentado sucedido en la calle del Correo. Además, y esto suena a presente, se les acusaba de “amenazar de forma violenta a los actores y actrices que se disponían a intervenir en la representación”.
Los peligrosos huelguistas llevados a la DGS eran Tina Sainz, José Carlos Plaza, Antionio Malonda, Yolanda Mineral, Rocío Durcal, Enriqueta Carballeira, Pedro Mari Sánchez y Flora María Álvaro.Las anécdotas que siempre rodean al mundo del artisteono podían ser menos en esta ocasión. Entre ellas, la aparición de Lola Floresaquella madrugada en la DGS. Lola Flores aquella noche no actúo aduciendo una afonía y, enterada de que estaba detenida su Rocío Durcal, allí que fue a sacarla. Y la sacó. La Durcal se enfadó porque se negaba a salir si no salían todos, pero la engañaron y no hubo forma de volver dentro.Los “más sospechosos” fueron trasladados a Yeserías y Carabanchel, por lo que lo más prudente, viendo el cariz de algunas acusaciones fue desconvocar la huelga. José Luís Nuñez, El Patri, abogado de CCOO y del PCE fue el encargado de llevar el asunto. Eso sí, se les aplicó la Ley de Orden Público y se les impusieron multas que fueron de las cien mil pesetas (seiscientos euros) a las quinientas mil (tres mil euros). La solidaridad entre los artistas se encargó de sufragarlas, incluso con la realización de un festival para recaudar fondos.La huelga terminó el día 12 de febrero bajo apariencia de derrota, pero nada volvió a ser igual. Fue un duro golpe de imagen al franquismo y se acabó con las pseudonegociaciones del Sindicato Vertical.

¿Qué ere la comisión de los once actores?

La profesión de actor estaba regida por una la ordenanza laboral de Teatro, Circo y Variedades de 1972, una legislación arcaica que además se incumplía sistemáticamente.Entre función y función, “la profesión” celebró una asamblea el 15 de diciembre de 1974 donde se hizo buen acopio de reivindicaciones laborales: mejor salario, pago por los empresarios de dietas y gastos de desplazamiento, cobrar los ensayos, función única diaria, pagas extraordinarias y cobro de sueldos incluso cuando se suspendiera el espectáculo.Además, la asamblea eligió una comisión de once personas que los representara, formada por: José Francisco Margallo, Vicente Cuesta, Lola Gaos, Jesús Sastre, Luis Prendes, Pedro del Río, Alberto Alonso, Jaime Blanch, José María Rodero, José María Escuer y Gloria Berrocal.Los enlaces sindicales oficiales, que terminaron dimitiendo desbordados por las circunstancias, eran: Manuel Gallardo, Antonio Casas, Jesús Puente, José Sacristán, Rafael Guerrero, Alfredo Landa, Antonio Pérez Bayod, Julia Tejela, Julio Ruiz Tejela y Luis Lasala. De estos, sólo Sacristán apoyó la huelga desde el principio.

Premios Fundación Abogados de Atocha

A las 11 de la mañana del próximo sábado, 24 de enero, se recordará este hecho en al Auditorio Marcelino Camacho de CCOO de Madrid (Calle Lope de Vega, 38 de Madrid). Actrices y actores madrileños requieren un homenaje por sus peleas. Concha Velasco y Juan Diego serán los encargados de recoger el galardón.----
Con motivo de aquella rebelión, Víctor Manuel escribió el famoso tema: Cómicos:

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas