Revista Espiritualidad

426.- “Un consejo es algo que pedimos cuando conocemos la respuesta, pero quisiéramos no conocerla.”

Por Ignacionovo
426.- “Un consejo es algo que pedimos cuando conocemos la respuesta, pero quisiéramos no conocerla.”Autor: Erika Jong. A lo mejor me equivoco, pero creo que cuando pedimos consejo, sólo estamos buscando el refrendo externo a una decisión que ya hemos tomado internamente. Es decir, sabemos la respuesta, pero necesitamos un aval que la contraste.
Es un hecho que incrementamos la confianza y el convencimiento en nuestras decisiones, si alguien más comparte nuestra visión. Parece razonable que sea así, sin embargo, y si lo pensamos bien, ello implica recelar de nuestro criterio, cuando somos quienes poseemos toda la información (los demás sólo acceden a ella parcialmente), y además somos los únicos que, en virtud de nuestros sentimientos, podemos saber qué nos gustaría de verdad hacer y que no siempre será lo aparentemente más sensato.
La falta de seguridad nos lleva a buscar corresponsabilidad en la toma de decisiones, aunque aún así, podemos llegar a ser tan absurdos, que si la persona que nos aconseja nos dice que lo que estamos pensando hacer es lo correcto, tenderemos a darle todo el crédito, mientras que si lo cuestiona, buscaremos otra opinión.
Nunca he sido fan de los consejos, porque generalmente llegan cuando las situaciones no permiten ya excesivas maniobras y porque no es posible aconsejar a los demás, sin estar plenamente expuesto a las consecuencias de la decisión: es más fácil aconsejar que se aguante, que aguantar.
Proliferan en la Red los consejos para tener una vida plena y feliz. No digo que sean completamente inútiles, pero si que a cierta edad y con un determinado grado de madurez ya alcanzado, todos sabemos muy bien qué nos conviene o qué no nos conviene hacer. El problema no es de desconocimiento, sino de voluntad.
En una lista, cualquiera entre muchas, que sobre el buen vivir inundan Internet, he encontrado cuarenta consejos para ser feliz. Al hilo de lo que decía antes, no he descubierto entre ellos ninguno original y todos tienen parecida 'sonoridad' a lo ya mil veces oído; la misma letra de la misma canción…
No tomes decisiones cuando estés enojado.
Se atrevido y valiente.
No aplaces las cosas, haz lo que sea preciso en el momento preciso.
No temas decir no sé.
No temas decir lo siento.
Haz nuevas amistades y cultiva las viejas.
Reconoce tus errores.
Trata como quisieras que te trataran.
Di gracias con frecuencia.
Di por favor con frecuencia.
He entresacado sólo diez, pero si expusiera los cuarenta, estoy convencido de que no habría ninguno que desconocieras y del que ya no estuvieras persuadido.
Insisto: tenemos las coordenadas y sabemos perfectamente en qué lugar se encuentra el ‘tesoro’, lo único que nos hace falta es la intención, el deseo, el interés, la tenacidad, la perseverancia, el empeño y la constancia de ir a por él.
Reflexión final: “No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar." (Lope de Vega)
426.- “Un consejo es algo que pedimos cuando conocemos la respuesta, pero quisiéramos no conocerla.”

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog