Revista Música

“No puedo cantar bien” o los siete mandamientos del aprendiz de cantante

Publicado el 22 diciembre 2014 por Voxtechnologies @VoxTechVS

no puedo cantar bienHay algunas personas que al apuntarse a clases de canto me dicen: yo no puedo cantar bien.

Me da mucha tristeza cuando alguien me dice esta frase porque está cargada de frustración y de sentimientos de derrota personal.

Para algunas personas es muy duro, porque sienten que aprender a cantar, para ellos, es como aprender a volar, algo que no conseguirán nunca.

Para estos casos, es de vital importancia trabajar en el aspecto emocional del cantante además de en su técnica vocal.

Si no has cantando nunca y tienes problemas para cantar afinado, pero sueñas con aprender a cantar, antes de que te apuntes a clases tienes que conocer los siete mandamientos del aprendiz de cantante.

1# Pon un cuidado especial en el profesor con el que vas a estudiar

Estudiar con un profesor de canto que no esté preparado para ayudarte va a hacer que no avances o que empeores aún más.

Esto puede llegar a ser muy frustrante, porque el profesor no va a admitir que es culpa suya, todo lo contrario, te dirá o te hará sentir que no sirves.

Esto aún pesará más sobre tus hombros y te hará sentir peor, cuando no es culpa tuya.

No dejes que eso pase y elige bien a la persona que quieres que te guíe en tan complicada odisea.

Si quieres saber cómo encontrar un buen profesor de canto, haz clic aquí.

2# Conciénciate de que vas a tener que currar

No se aprende a cantar solamente yendo a clases de canto.

El trabajo que tienes que hacer desde casa es la parte más importante de tu entrenamiento.

Es cierto que a tu profesor le vas a ver un día o dos a la semana, pero en casa vas a tener que trabajar los otros 5 o 6 días con los ejercicios que hayáis visto en clase.

Esto es esencial para conseguir resultados.

Así que reserva, como mínimo, de 15 a 30 minutos cada día para dedicarle a tu voz.

Al fin y al cabo, la buena técnica vocal no tiene nada que ver con la magia, se consigue trabajando muy duro y dedicando muchas horas.

3# No dejes que nadie que no sea tu profesor te aconseje

A veces, algunas personas cercanas a ti, siempre con la mejor intención, te dirán qué tienes que hacer para aprender a cantar y qué no.

Haz caso omiso y sólo escucha a tu profesor.

Recuerda que lo que funciona para unas personas no sirve para otras.

La manera de trabajar es repetir los ejercicios cada día una y otra vez para que queden bien asimilados.

No hay ninguna manera más rápida de conseguirlo.

No hay trucos milagrosos ni píldoras mágicas para aprender a cantar más deprisa.

Hacer caso a este tipo de consejos sólo hará que vayas más despacio o frenes tu avance.

Eso hará que tu frustración crezca y que o bien acabes dejándolo o bien te sientas un fracasado.

Ten paciencia, sigue por el camino indicado y poco a poco verás la meta.

4# No te dejes afectar por las críticas

Habrá personas que se rían de ti y te digan que te dediques a otra cosa.

Ante esto, sólo puedo darte un consejo:

Recuerda qué te trajo a este camino en primera instancia, qué te motivó para iniciar el viaje.

Quiero que lo tengas muy presente y lo revivas cada vez que alguien se ria de ti.

5# Celebra las pequeñas victorias

Quizás un ejercicio que te costaba, un buen día ya no se te resiste.

Tal vez te costaba afinar cada nota de una escala y ahora las afinas siempre.

Tal vez al cantar una nota te dolía la garganta y ahora ya no.

Hay muchas cosas que te indican que estás mejorando.

Tienes que tener esas cosas muy en cuenta, pues significan que estás avanzando en la dirección correcta.

Estás mucho más cerca de tu destino y eso es motivo de celebración.

¿Que todavía no eres capaz de cantar una canción entera sin desafinar?

Nadie ha dicho que fuera a ser fácil.

Nadie ha dicho que fuera rápido.

Es cierto que aún no lo has logrado, pero si has mejorado, tienes motivos para estar contento.

6# Que no te afecten los altibajos

Hay días en los que estás de bajón y las cosas salen peor.

Esto no es motivo para pensar que no vales para esto o para lo otro.

Todos tenemos días malos.

Lo que hay que hacer en esos días es tomar nota y aprender cosas nuevas sobre tu voz.

7# Nunca te rindas

Habrá momentos en los que quizás te arrepientas de haber iniciado el viaje o dudes de si podrás completarlo.

Tirar la toalla es la salida fácil, pero que te perseguirá toda la vida, haciéndote sentir una frustración y un desengaño contigo mismo que no te mereces.

Si un día decidiste empezar este viaje es porque eres una persona valiente y segura de sí misma.

No lo dejes a medias porque pienses que no lo vas a conseguir.

Si en algún punto del camino sientes eso, te invito a que revises de nuevo los otros seis mandamientos para que chequees si no te estás dejando alguna de esas cosas.

Si estás empezando a aprender a cantar, deseo de corazón que seguir estos mandamientos te lleve a tu destino, antes o después.

Y si además de mandamientos quieres leyes, debes leer estas 12.

Si te sientes identificado con alguno de los puntos y me quieres contar tu experiencia, ¡me encantará leerla en la sección de comentarios!

Imagen: 

Atribución
No comercial
Compartir bajo la misma licencia
Algunos derechos reservados por OpalMirror


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista