Revista Baloncesto

Aina Ayuso: "No me he planteado nunca ser jugadora profesional. Voy haciendo"

Publicado el 17 octubre 2018 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Cronómetro de Récords entrevista a la base del Bàsquet Femení en el Open Day Liga Día de Torrejón de Ardoz 

Aina Ayuso:

Aina Ayuso, tras el partido. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 

Toni Delgado / Torrejón de Ardoz
Si me tapase los ojos, pensaría que estoy hablando con una jugadora muy humilde de largo recorrido. Aina Ayuso (Sant Just Desvern, 1999) aparece descalza y con las zapatillas en la mano, tras la derrota ante el Gernika por 42-77. La nueva base del Bàsquet Femení Sant Adrià tiene los pies en el suelo y la convicción de que no hay que correr para lograr tus metas, sino disfrutar y aprender en el camino. Sin tomar atajos.
—¿El Bàsquet Femení Sant Adrià fue el primer equipo que se interesó por ti tras tu paso por la NCAA?Bueno... Quería compaginar los estudios con el baloncesto y éste era uno de los equipos que me lo permitía. ¿El primero en interesarse en mí? Tampoco tuve muchas opciones: no hay demasiados clubs que te dejen estudiar y en los que tengas minutos. Aquí las jóvenes disponen oportunidades. El Bàsquet Femení Sant Adrià era y es la opción perfecta para mí. 

—El trabajo de cantera del club es infinito y las jóvenes, como dices, tenéis oportunidades en el primer equipo. Hoy habéis debutado Nora Galve y Cèlia Carbonell, dos júniors, y tú. ¿Cómo te has sentido?Bueno... Estoy muy contenta por el debut. Con 19 años tener la oportunidad de estrenarme en la Liga Día es algo que si me lo hubieses dicho hace dos años, no me habría creído. Tampoco hace un año. Estoy muy orgullosa de haberlo vivido. Pero, por otra parte, el partido que hemos jugado, las sensaciones... No estoy tan contenta. Con el tiempo iremos mejorando. —Habéis tenido un inicio muy malo. Os pasó lo mismo en la previa de la Lliga Catalana contra el Cadí La Seu. Os cuesta mucho entrar en los partidos. El otro día, sobre todo con Mariam Coulibaly y Minata Keita, remontasteis y estuvisteis a punto de ganar. Es como si jugárais dos encuentros. Tenemos que mejorar nuestros inicios y salir con más energía para no obligarnos a hacer un esfuerzo extra para meternos en el partido.    —¿Es un aspecto mental?No lo sé, la verdad. —¿Inexperiencia? El equipo es muy joven. Creo que se trata de conocernos, de estar más juntas... No le daría tantas vueltas. Al final, se trata de trabajando para que las cosas funcionen. —¿Qué te está exigiendo Glòria Estopà?No dejamos de ser jóvenes. Lo importante es que el equipo ruede, funcione... No nos exige una cosa. Son muchas. Tenemos que ir mejorando. —Por las fotos que publicáis en las redes sociales, parece que estés muy integrada en el Bàsquet Femení Sant Adrià. Ya habías jugado con Laura Peña y estás cerca de Helena López, Mireia Vila, Cristina Hurtado...  Con todas me llevo muy bien. Además, tengo la facilidad del idioma y con las americanas y extranjeras tengo mucha relación también.  —Cindy Lima comentó el otro día en que te faltaba reivindicarte, quizás confiar más en ti misma. No sé si es un tema de confianza. Confío en lo que hago y en mí. Pienso que es más el hecho de estar jugando en un sénior. Tengo que ubicarme y encontrarme.  —Me ha explicado tu madre [Cari Bagur, expreparadora física del Segle XXI] que de pequeña ibas a los partidos a la Blume y le preguntabas casi todo lo que pasaba en la pista. Por qué una jugadora decidía o no hacía una cosa y un largo etcétera. Siempre has sido muy curiosa, ¿no?Sí, y lo sigo siendo. No me acuerdo de eso. Lo continúo haciendo. Pregunto mucho porque me gusta mucho aprender y ver los detalles. —También te gustaba que te propusiera circuitos de habilidad. Sí. Cuando tenía que ir con mi madre a los entrenamientos. Me ponía a correr con las del Segle XXI... Bueno... No sé... [Se ríe]. —También le decías que te pusiese el mismo circuito que a ellas y, a veces, te lo adaptaba. ¿Sí? Puede ser, eh. No me acuerdo. Seguro que sí. —¿Qué te parecen los circuitos que os propone Victor Ciavattini? ¡Muy buenos! Estamos trabajando muy bien. —¿Te habría gustado coincidir en el Segle XXI con tu madre o ya está bien que no haya sido así?Uy, no, no. —¿Por qué?Porque generaría un conflicto en casa. [Se ríe]. Prefiero que no. Creo que es necesario familia con trabajo y/o estudios. —¿Con quién compartiste habitación en el Segle XXI? El último año con Carolina Mateo y Anna Palma. El tercero, con  Carolina Mateo y Carla López. En mi segundo año con Sofía Galerón y Sílvia Serrat, y en el primero, con Irene Garrido y Maite Cazorla. 


Aina Ayuso:

Un momento de la entrevista. Foto: Luis Javier Benito / luisjabenito.com.


—"Tiene la gran capacidad de ver, leer y entender el juego. Esto es difícil de enseñar. Quien dispone de esta cualidad, puede hacer mejor al resto", me comentó sobre ti Iván Torinos, exdirector del Segle XXI. ¿Crees que tiene razón?Sí. Me gusta mucho aprender y observar. Supongo que es una cualidad innata que tengo. "No estás haciendo un 2x2. Tienes que mirar todo lo que pasa", me decía Iván. Me ayudó y enseñó mucho.  

—Te enseñó a tener una mirada amplia. A ver toda la pista, todo el partido, y no solo una zona. Exacto. —Tienes una mecánica muy trabajada. Sí, de hecho... Hasta el año pasado tiraba, más o menos. Fue Xavi López, en Oregón, quien me ayudó a perfeccionarla. Antes abría un poco el codo. Él me pulió con muchas horas de tiro y entrenamiento individualizado. Mi tiro ahora es más fluido. —¿Qué te queda dentro de tu experiencia en Oregón como jugadora y como persona? Cuando dudas, tienes un deje americano. La pausa. ¡Ah! [De nuevo duda con acento americana]. La experiencia fue espectacular, aprendí inglés y, sobre todo, conocí a muy buena gente.   

—¿Te sorprendió mucho que se hiciese viral tu crossover? ¿Te agobió un poco o pasaste del tema?¡Sí! Se ríe]. Me daba bastante vergüenza, la verdad, aunque era un refuerzo muy positivo para mí.

—Este verano, en el Europeo sub 20 de Sopron, ganaste tu primera medalla internacional con Itziar Ariztimuño, Lola Pendande, Laura Peña...No sé cómo definir ese oro. Siempre que recordamos esta medalla y el torneo, lo hacemos con una sonrisa. ¡Fue algo espectacular!  —¿Qué recuerdas de tus orígenes en el Sant Just, Sarrià y Almeda? ¿Cómo comenzaste a entender, jugar y disfrutar del baloncesto y pensar que podías ser profesional?Hombre, no me dije: "Venga, seré profesional". No me he planteado nunca ser jugadora profesional. Voy haciendo. Para mí es muy importante estudiar. Comencé en Sant Just, un poco en cole-club. Allí estuve dos o tres años; después fui a Sarrià, que se convirtió en Almeda, y de ahí, al Segle XXI. —¿Qué valores crees que te enseñó Iván Torinos?Muchos... Me ha marcado mucho. Iván es un entrenador estupendo con quien siempre he podido hablar. Si tuviera que decir algo... ¡Qué difícil! Iván me enseñó a entender las cosas tanto dentro como fuera de la pista. Siempre me decía: "Tienes que entender con quién juegas". —Y con quién hablas. Exacto. Tienes que entender qué le puedes exigir a alguien y qué no, tu rol... De Iván he aprendido muchísimo. Enlace relacionado 

Aina Ayuso, lectura de juego privilegiada

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas