Revista Opinión

Alucinante: El líder de Hamás pagó a una familia de Gaza para que mintiera sobre la muerte de su bebé

Publicado el 21 junio 2018 por Emethgolem @NombredeIsrael

El líder del grupo terrorista islámico Hamás, Yahya Sinwar, pagó a una familia de Gaza para que mintiera sobre la muerte de su bebé y dijera que falleció asfixiada por los gases lacrimógenos durante los disturbios fronterizos, en vez de por una dolencia preexistente, señala el acta de acusación contra un miembro de la Brigada de los Mártires del Aqsa, en el tribunal de Beer Sheva.

La acusación fue presentada por la Fiscalía del Distrito Sur contra Mahmud Omar, de 20 años, domiciliado en Gaza, que fue detenido, en  el mes de mayo pasado, durante los disturbios en la llamada “Marcha del Retorno”.

En la imputación surge que el líder de Hamás le pago a la familia Omar para que dijera que su sobrina de ocho meses, Leila al Ghandour, había muerto a raíz de la inhalación de gases lacrimógenos y no de una enfermedad en la sangre que padecía previo a los incidentes fronterizos.

La muerte de Ghandour desató una lluvia de críticas internacionales, especialmente en España, donde se registra una creciente hostilidad y cierto grado de distorsión en el discurso público y desde algunos medios de comunicación sobre las actividades de Israel.

Sin embargo, se filtró a través de los médicos que la niña padecía problemas médicos preexistentes y su muerte no puede ser atribuida a la inhalación de gases lacrimógenos en las manifestaciones del 14 de mayo.

De acuerdo con el acta de acusación, Omar arribó a la valla fronteriza con otros miembros de la Brigada de los Mártires de Al Aqsa para perpetrar actos de vandalismo en uno de los portones de un cruce fronterizo. En cierto momento, recibió una llamada de su madre que le informó sobre la muerte de su sobrina.

Cuando Omar regresó a su casa encontró que murió de una enfermedad en la sangre, similar a la que provocó el fallecimiento de su hermano Salim al Ghandour, en 2017, cuando tenía sólo pocos meses. Entonces, descubrió que los padres del bebé le dijeron a la prensa que Leila había muerto tras haber inhalado gases lacrimógenos disparados por el Ejército de Defensa de Israel durante las protestas en la frontera.

Omar reveló a sus interrogadores que Yahya Sinwar, el líder de Hamás, en Gaza, le pagó a la familia ocho mil shekels (2.200 dólares) para que mienta y diga que murió por los gases lacrimógenos.

Omar ha sido acusado de pertenecer a una organización terrorista, recibir entrenamiento militar y usar armas para actividades terroristas. Se unió al ala militar de Fatah luego que su familia recibiera promesas de ayuda financiera. En mayo, arribó a la valla fronteriza con otros miembros del grupo para incendiar un puesto de vigilancia del ejército israelí que estaba vacío.

Planeaban mostrarse con los dedos en V, el signo de la victoria, y filmar el incidente. Omar había sido encargado de vigilar al grupo, mientras que otros dos operativos llevaban herramientas para cortar los alambres de púa, una botella con gasolina y una cámara de video. Cuando arribaron a la frontera, fueron detectados por soldados del ejército israelí que les abrieron fuego. Omar y otro de los operativos fueron detenidos en el incidente.

Fuente: Aurora


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista