Revista España

Andalucía: aumenta un 20% el número de mujeres a las que se realiza el control citológico en tres años

Por Fat
Un total de 553.506 mujeres entre 15 y 65 años están incluidas, a diciembre de 2009, en el Proceso Asistencial Cáncer de Cervix y Útero, lo que supone una cobertura del 21,7% de la población diana (2.561.167 mujeres). Esta cifra pone de manifiesto un incremento superior al 20% en los últimos tres años en el número de mujeres que se realizan este control citológico, según los datos aportados por Diábaco, el sistema de información y registro de este proceso asistencial que funciona desde 2006.
El cáncer de cuello uterino causa la muerte de unas 550 mujeres al año en nuestro país, por lo que resultan fundamentales tanto las campañas de prevención (uso del preservativo, vacunación contra el VPH) como su diagnóstico precoz, ya que se trata de una patología que tratada a tiempo tiene una curación de casi el 100%.
Así, para la detección y el tratamiento precoz esta patología femenina, en 2004 comenzó la implantación en la sanidad pública andaluza de este proceso asistencial que actualmente se encuentra en funcionamiento en todos los distritos y hospitales de la comunidad autónoma.
Los procesos asistenciales se enmarcan dentro de las estrategias de calidad de la Consejería de Salud con el objetivo de garantizar la continuidad asistencial y establecer cuál es la asistencia más adecuada en función de cada problema concreto de salud.
--Citologías
El procedimiento de detección más habitual para las lesiones en el cuello uterino son las citologías periódicas, un procedimiento rápido y de bajo coste, basado en el estudio al microscopio de células aisladas, que permiten llegar al diagnóstico de un gran número de enfermedades, incluidas las neoplásicas.
Si las dos primeras citologías son negativas, se recomienda una prueba cada tres años. En caso de resultado positivo; es decir, indicativo de la existencia de una posible lesión cervical, la citología ha de ser posteriormente valorada por el ginecólogo y confirmada con otras pruebas diagnósticas como la colposcopia y la biopsia.
Estas pruebas se vienen realizando en los centros de salud por médicos de familia, enfermeras y matronas adiestrados en la técnica, donde, una vez tomada la muestra, se fija y se envía al servicio de Anatomía Patológica de su hospital de referencia. Los resultados son remitidos a los mismos centros donde los médicos de familia informan a las usuarias del diagnóstico, evitándoles así desplazamientos innecesarios hasta el centro hospitalario y sólo en el caso de que estas citologías evidencien alteraciones, las pacientes son derivadas al especialista.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog