Revista Baloncesto

"Andrea Vilaró necesitaba ser más flexible y menos dura con ella misma"

Publicado el 27 junio 2019 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Cristina Lagarma, Geo Bahí, Pepe Vázquez, Bernat Canut, Carla Escuert, Ariadna Pujol, Anna Palma, Irati Etxarri, Tania Pérez, Juana Molina y Joan Carles Pié retratan para Cronómetro de Récords a la nueva jugadora del Perfumerías Avenida, inédita en la puesta en escena coral de España ante Ucrania (77-95) en el Eurobasket de Serbia y Letonia

Andrea Vilaró durante un entrenamiento. Foto: Alberto Nevado / FEB. 


Toni Delgado 

—¿Andrea, te acuerdas lo eléctrica y valiente que eras en el Segle XXI? —Sí, Cris, pero...—Es algo que tienes dentro y que ahora lo estás escondiendo o conteniendo en la pista.  Cristina Lagarma es la psicóloga y representante de Andrea Vilaró (Barcelona, 1993): "Quería que se diese cuenta de que podía sacar otra vez esas emociones y, sobre todo, expresarlas. En los últimos años había dejado de hacerlo". Lagarma le ayudó a encontrarlas formulándole muchas preguntas. "Yo nunca doy respuestas", advierte la psicóloga, que recalca a sus deportistas que no se olviden de sus orígenes ni de su identidad. Les pregunta, por ejemplo, cómo se ven compitiendo y qué les caracteriza. A veces, la descripción no corresponde con lo que transmiten en la pista. "Me gustan las jugadoras que expresan lo que sienten. Explotar tras meter un triple no es ninguna falta de respeto hacia nadie. Puede ser, por ejemplo, la reacción a la tensión acumulada por un trabajo que está dando sus frutos", sigue Cristina Lagarma. En el Arena Riga Andrea Vilaró vuelve a demostrar que, ante todo, es una jugadora de equipo. Pese a no saltar a la pista, la nueva jugadora del Perfumerías Avenida se deja la garganta en el banquillo animando a sus compañeras, que vencen por 77-95 a Ucrania en el estreno en el Eurobasket de Serbia y Letonia. Marta Xargay, con 31 puntos (6/10 en triples), y Laia Palau (16 tantos, siete asistencias y seis rebotes) sobresalen ante un rival poco fino en defensa y reducido casi siempre a Alina Iagupova (38 puntos). Puede que este viernes ante Gran Bretaña (Teledeporte, 20:00 horas), Andrea Vilaró sí dispute sus primeros minutos con la selección absoluta en un torneo internacional.  

Vilaró dejándose la garganta en el banquillo ante Ucrania. Foto: Alberto Nevado / FEB. 


La escolta catalana es la única de las 12 escogidas por el seleccionador Lucas Mondelo para disputar el Eurobasket que nunca había sido convocada con las mayores hasta la gira de preparación. "Se ha adaptado muy bien desde el primer día. Tiene un carácter que le permite encajar con cualquiera. Intenta ser ella misma y hacer las cosas fáciles. Yo también era bastante nueva y nos ayudamos a integrarnos en un grupo que te recibe con los brazos abiertos", expone Geo Bahí, que junto con Leo Rodríguez fue el último descarte para el campeonato. 

"Por su forma de 'vivir' el baloncesto, Andrea ha ido creciendo paulatinamente. Esta explosión es la consecuencia de su trabajo. Sabía que algún año llegaría", resume Pepe Vázquez, que la dirigió en el Club Baloncesto Ciudad de Burgos. En la parte, la explosión fue tomando forma en una conversación entre representante y representada.   —Cris, quiero ser una de las líderes del equipo, del Cadí La Seu. 

"Me pareció perfecto su propósito, pero el liderazgo se gana y se merece constantemente tanto dentro como fuera de la pista. Andrea logró su objetivo y si ha lanzado tiros decisivos es porque se ha visto capacitada y sus compañeras han confiado en ella. De lo contrario, el balón no le llegaría", reflexiona Cristina Lagarma, de la agencia Berenguer &; Mònico: "Ha vuelto a recuperar su esencia. ¡Es la moto del Segle XXI!". "Los y las líderes se crean de manera natural. No se imponen. Quien lidera es alguien al que el grupo sigue porque se quiere ver reflejado. Andrea es ejemplo de exigencia, rigor, trabajo en equipo, concentración...", interviene Bernat Canut. "Es una líder nata que quiere que quien esté a su lado crezca y se encuentre lo mejor posible. ¡Andrea es un espejo para cualquiera!", se suma Geo Bahí. Para Bernat Canut, "Vilaró nos recuerda que al final de los túneles siempre hay luz. El éxito consiste en salir reforzado de los malos momentos, que sólo son herramientas de aprendizaje". "Incluso en los instantes imposibles, sabe cómo transmitir pasión, ganas, hambre y fe al grupo. A veces se exige demasiado. Parece que nunca tenga suficiente y está bien premiarse con los aspectos positivos y no reparar tanto en los negativos", interviene Carla Escuert. 

Carla Escuert se hace una autofoto con Yurena Díaz, Ariadna Pujol, Geo Bahí y Andrea Vilaró en el Palau. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


Andrea Vilaró es sufridora y perfeccionista. Tenaz. Una hormiguita. Cuando hace días le preguntaron en la FEB sobre cómo luchó por hacerse un hueco en la selección absoluta, motivó a cualquiera: "Si piensas que hay un 1% [de posibilidades de que te llamen] es casi imposible que lo consigas. Seguramente, no entrarás. Pero si te lo tomas como... ¿Que tengo un 1%? Pues vamos a sumar un 2%, un 3%... Y así, poco a poquito, intentas ganar puntos. No sé si he sumado muchos o pocos, pero aquí estoy y ahora me toca darlo todo". Un discurso que completó con mirada viva, ojos brillantes y media sonrisa. Atrás queda aquella Andrea Vilaró que no era tan consciente de la comunicación no verbal. "Los primeros días que quedamos le insistía... 'Tía, ponte recta. El suelo no te dirá nada. Levanta la cabeza. Así tendrás y demostrarás más confianza en ti misma'", recuerda Cristina Lagarma. 

"Ya sabe que la echaré de menos en el Cadí La Seu no sólo por lo que aporta en la pista, como carácter, liderazgo, un punto de locura... También por lo que suma fuera. Es una amiga en el sentido más amplio de la palabra. Alguien que me ayuda en los momentos difíciles y... ¡Que me saca mi lado más alocado en los de diversión!", confiesa Geo Bahí. "La encontraremos a faltar. Fuera es bastante payasa y alegre, y en la pista aporta en todos los aspectos", expone Ariadna Pujol. "Soy afortunada de tenerla en mi vida. Es muy de su gente. Nos cuida mucho. Eso sí, no es demasiado cariñosa, eh...", apunta Carla Escuert. Es el momento de que aparezca Tania Pérez. Ni ella ni Andrea Vilaró se dicen "nunca" cosas bonitas. "Aunque desde que está enchufada, es inevitable comentarle, muy de vez en cuando, que me siento orgullosa de que le llegue la recompensa a su esfuerzo y de saber que seguirá siendo siendo Andrea al 100%. Para mí Andrea es corazón". "Trabajamos con ella aspectos diarios que dependen de ella y puede controlar", sigue Cristina Lagarma.  

Se traslada a los cuartos de final la Copa de la Reina de Vitoria, al tercer y último triple de Andrea Vilaró en la remontada ante el Araski. "Puedes tirarlo para ver si entra o para meterlo. Ella hizo lo segundo y en cuanto la pelota salió de sus manos, supe que acertaría... ¡No tenía ninguna duda! Nos entendemos sin palabras. Cuando eso sucede, es cuando conoces realmente a la persona y puedes ayudarla al máximo". "Andrea ha sido nuestra líder y ése fue uno de los momentos en los que demostró que nadie puede dudar sobre ello", recalca Irati Etxarri.

La explosión de Andrea Vilaró tras el mencionado triple. Foto: Alberto Nevado / FEB. 


—¿Crees que a Andrea Vilaró le faltaba ser más generosa con ella misma? –le pregunto a su psicóloga y representante. —Más que generosa, diría que necesitaba ser más flexible y menos dura con ella misma. Antes se comparaba mucho con otras jugadoras, pero sólo se fijaba en los aspectos en los que  salía perdiendo. ¿De qué sirve compararse tanto? Todo el mundo hace cosas bien y mal. La comparación tiene que ser contigo. Cada persona tiene su camino y no necesita tomar el de otra. Lo primero que trabajamos con Andrea fue la autoconfianza. Cuando confías más en ti, mejor te analizas.  
En la libreta tengo apuntado un extracto de la entrevista que le hice a Andrea Vilaró en la Copa de la Reina de Vitoria. En marzo. 
"Se recuperó de una lesión de cruzados y, quieras o no, eso también incluye en la confianza y en ser más fuerte mentalmente", comenta tu compañera Geo Bahí. Aunque también podría influir negativamente... —Cuando me rompí, caí en un pozo. Creo que fue la peor época de mi vida, por muchas cosas, tanto personales como del baloncesto. Perdí 10 kilos. Una situación así te hace reflexionar sobre qué es lo importante en la vida, qué quieres o no. Y te sirve para conocerte a ti y a tu cuerpo. Fue una suerte romperme los ligamentos cruzados. Lo pasé fatal, pero me ha servido para ser quien soy ahora. Y espero seguir mejorando y ser mejor jugadora. —¿Qué descubriste de ti misma, Andrea?—Que mentalmente era muy débil y que me tenía que hacer fuerte si quería llegar a algún sitio. Dependía mucho del resto y, al final, la vida no va de esto. La vida va de ser una misma. Esa etapa me ayudó a crecer. 

Un momento de la entrevista en la Copa de la Reina de Vitoria. Foto: Luis Javier Benito, Luisja. 


Le costó, pero aprendió que hay situaciones que se nos escapan de las manos, aunque a ella le encante tenerlo todo controlado. Sí. La lesión había sido fortuita. Aunque había hecho los descansos adecuados, había calentado bien... No se podía evitar. Sí que estuvo en sus manos escoger dónde seguiría su carrera y se recuperaría. Andrea Vilaró dejó el Al-Qázeres y se fue al Cadí La Seu. Joan Carles Pié fue su primer entrenador en el conjunto catalán: "Andrea Vilaró es talento puro y superación en muchos aspectos. Consiguió recuperarse. Tenía unas capacidades e liderazgo por descubrir, una autoconfianza por explotar y una ambición por recorrer. Se ha convertido en una gran jugadora". 

Vilaró ha recuperado su esencia en el equipo más coral y con más química de la temporada pasada y con una entrenador, Bernat Canut, que no penaliza al grupo, sino que lo incentiva a disfrutar y experimentar. "Tiene una confianza brutal en ella misma, en parte porque el entrenador se lo permitió. El entrenador supo llevar a la perfección un grupo de jugadoras muy noble y muy humano", advierte Cristina Lagarma. En el Perfumerías Avenida Vilaró empezará una nueva etapa con más exigencias deportivas y debutará en la Euroliga. "Por su carácter y su capacidad de trabajo, sé que le irá bien en Salamanca. ¿Que necesitará un tiempo para adaptarse? También. Eso sí, tenemos Andrea para años y su límite no lo conoce ni ella. Lo importante siempre para ella y para cualquier deportista es que acepte su rol y dé su máximo el tiempo que esté en la pista sin perder su esencia. Si tiene un lanzamiento de siete metros, lo tirará si confía, pero también si el entrenador le transmite ese apoyo. Éste era el momento para empezar otra etapa porque tiene mucha confianza y ha demostrado que puede jugar en un equipo con exigencias muy altas", interviene su representante.    —Andrea se hace querer mucho. Es una persona especial porque, cuando coge confianza, es totalmente transparente. También por su forma de trabajar. Te lleva a exigirte más. No duda nunca. Cree, confía y prueba... Repite una cosa 80.000 veces hasta que le sale bien. Me enseña mucho –continúa Cristina Lagarma. —¿Sabes qué aprendí de Andrea? Que más allá del escenario en el que te toque actuar nunca debes perder la ilusión –interviene Pepe Vázquez. 

Ser de Andrea Vilaró se lleva en la piel. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


Anna Palma la ve como una hermana mayor que siempre será sincera con ella, le aconsejará y le hará reír: "Me ayudaba a estar más tranquila en la pista. Tengo mucha confianza con Andrea. Cuando me pasaba algo, era a la primera persona a quien acudía. Desde el primer momento ha estado a mi lado. Se merece más que nadie todo lo que le está pasando. Espero que esto sólo sea el principio de todo". "Me acogió y me ayudó, sobre todo, a confiar en mí desde el minuto uno. Sin ella no habría superado muchos aspectos deportivos y profesionales", recuerda Carla Escuert, a quien, en un primer momento Andrea Vilaró le dio mucho "respeto" cuando la conoció en el Cadí La Seu: "Me pareció fría, distante y muy profesional. ¡Sólo acerté con lo de profesional! [Se ríe]". En cambio, Juana Molina, base del Gernika, clavó el retrato a la primera. Ya la vio como la describe ahora: "Muy fuerte, alegre y cercana. Con Vila siempre he sabido que si pasa algo, estará ahí, aunque sea para sacarme una sonrisa". Ambas se estrenaron en Liga Femenina en el CD Zamarat la temporada 2012-2013 y jugaron la Copa de la Reina. Compartían piso con Mariona Ortiz. Entre las mil anécdotas que vivieron las tres, Juana Molina escoge ésta...   

—Un día Andrea decidió hacernos la cena [en modo maja] y no se le ocurrió otra cosa que poner... ¡Un pepino a la plancha! Todavía se lo recordamos... [Risas].  A Irati Etxarri le hace mucha gracia la anécdota: "Andrea siempre nos dice que le gusta mucho cocinar, pero no nos ha deleitado con ninguna receta de ese tipo. Los días de Champions nos solemos juntar y nos enseñó una mezcla que suele llevarse a la playa, mezcla queso Philadelphia con atún y se lo come con picatostes. ¡Está realmente bueno!". 
Enlaces relacionados
"Yurena Díaz es parte esencial en mi vida e Irati Etxarri tiene un crecimiento imparable"
Andrea Vilaró: "Fue una suerte romperme los ligamentos cruzados"
Georgina Bahí: "Con un grupo humano como el del Cadí La Seu las cosas tienen que salir bien"

Juana Molina: "Me encanta que Itziar Ariztimuño me quite minutos"
Galería de momentos del Bàsquet Femení Sant Adrià-Cadí La Seu
GAS, el ritmo y el aliento del Sedis Bàsquet en la grada                   
Galería de capturas del Cadí La Seu-Ensino  
Pepe Vázquez: "Le doy muchas vueltas a la cabeza cuando las cosas salen mal, pero también si ocurre lo contrario"
Tania Pérez: "Me planteé retirarme varias veces. Sin Xevi Calm seguramente no estaría jugando"
Anna Palma: "La confianza me juega malas pasadas. Si dudo un poco, no la meto"
Andrea Vilaró: “Ahora sí me siento una jugadora tan importante en el equipo como para jugarme el último tiro”
Ariadna Pujol: "Si eres optimista y realista, todo te va mejor"                     
Galería de momentos de la final de la Lliga Catalana de Liga Femenina
Yurena Díaz: "Descubrí que me gusta mucho el baloncesto, pero que necesito hacer más cosas"
Andrea Vilaró, un carácter a prueba de todo
Irati Etxarri: “Cuando entro en la pista, no pienso casi. Observo y juego”

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas